El efecto del tabaco en el bebé visto desde una ecografía

Las impactantes imágenes de un bebé dentro del útero de una mamá fumadora

Alba Caraballo Folgado

Decir que fumar en el embarazo es perjudicial no es ninguna novedad. Es un hecho demostrado y probado que los hijos de madres fumadoras tienen más complicaciones y problemas de salud. Se habla mucho de los efectos del tabaco sobre los niños, pero ahora un grupo de científicos de la Universidad de Durham han demostrado esos efectos sobre los bebés en el útero materno a través de una serie de ecografías.

Ecografías que muestran el efecto del tabaco en el bebé

efecto del humo en el bebé

A través de unas ecografías en 4D se ha podido observar una secuencia de movimientos distinta entre los bebés de mamás fumadoras y mamás no fumadoras. Los bebés de madres que consumían cigarrillos movían mucho más la boca y se tocaban la cara con más frecuencia que los bebés de mamás no fumadoras.

Los doctores que han llevado a cabo estas pruebas esperan que sirvan para concienciar a las mujeres de dejar el tabaco durante la gestación. Ninguno de los bebés que formaron parte de este estudio tuvieron problemas al nacer, sin embargo, los efectos de la nicotina pueden provocar el nacimiento sin vida del bebé.

He conocido algunas mujeres fumadoras que no fueron capaces de dejar el hábito durante la gestación, todas se acogían a la misma frase: 'es peor el estrés que genera la falta de tabaco que el tabaco en sí mismo'. Yo no estoy de acuerdo. Y hablo con conocimiento de causa porque fui fumadora, muy fumadora, y aunque no fue fácil lo dejé cuando nació mi primer hijo. Pensé que no lo lograría, pero la razón tenía el peso suficiente como para conseguirlo. Además, aunque solo se fumen dos o cuatro cigarrillos al día es suficiente como para que la nicotina llegue al bebé.

Consecuencias del tabaco en el bebé y en la mujer

Ecografía de bebé de mamá fumadora

El humo del tabaco contiene miles de sustancias químicas, entre ellas el plomo y el cianuro. Sin embargo es la nicotina la causante de la mayor parte de problemas de salud, ya que actúa junto con el monóxido de carbono y provoca una reducción del oxígeno que llega al bebé. Entre otras cosas reduce los vasos sanguíneos incluyendo los del cordón umbilical.

Lo ideal es que si estás pensando en quedarte embarazada dejes de fumar antes del embarazo para que cuando llegue el momento puedas estar tranquila y dedicarte a llevar una vida sana y una alimentación saludable.

Según los expertos se aconseja hacerlo, al menos, tres meses antes de la gestación. Y que no solo que abandones tú este mal hábito, también tu pareja para proteger así la formación de las células reproductivas. Y cuando hablamos de tabaco, nos referimos, a su vez, a los cigarros electrónicos por contener nicotina. Otra de las consecuencias negativas para la mujer es que existe una mayor probabilidad de embarazo ectópico y aborto espontáneo y aumenta el daño de los radicales libres

En cualquier caso conviene recordar las consecuencias que el tabaco provoca en el recién nacido para así darnos cuenta de las consecuencias que este 'inocente acto' puede tener:

- Parto prematuro. 
- Muerte súbita del bebé.
- Enfermedades respiratorias, alergias y asma.
- Bajo peso.
- Nacimiento con alguna malformación, por ejemplo, en el corazón.
- Síndrome de abstinencia, con hipertonía, cólicos del lactante o irritabilidad.
- Mayor riesgo de obesidad en infancia y edad adulta.
- Enfermedad renal e hipertensión pasados los años. 

Más razones para dejar de fumar en el embarazo 

por qué dejar de fumar en el embarazo

Los últimas investigaciones realizadas en Finlandia y recogidas en el informe 'Evidencias en pediatría' señalan 'una fuerte asociación y dosis-repuesta dependiente entre la exposición a la nicotina prenatal y el diagnóstico de trastorno por déficit de atención e hiperactividad en los hijos de las madres expuestas'. 

Para ello se estudiaron a los niños nacidos entre los años 1998 y 1999. Entre todos los nacimientos se diagnosticaron 1320 casos de niños con TDAH. Se estudiaron también a los padres (si tenían déficit de atención, su situación económica, sus hábitos de vida tanto en lo que se refiere a la alimentación como al ejercicio físico...) y del resultado que se pudo extraer se concluía que existía un 9 % más de riesgo de desarrollar TDAH en los niños de madres expuestas a la nicotina durante el embarazo que, en las no expuestas, independientemente de todos los demás factores mencionados anteriormente.

El riesgo real de que tu hijo se convierta en un fumador si tú fumas

fumador pasivo

Además de todas las secuelas que el hecho de fumar puede tener en la madre, en su deseo de quedarse embarazada y en el desarrollo, crecimiento y salud del bebé, no hay que olvidar que una vez que la mujer ha dado a luz no se debería retomar este hábito nocivo porque estaríamos convirtiendo al niño en un fumador pasivo.

El hecho de que el niño conviva en un ambiente lleno de humos puede provocarle enfermedades como respiratorias como neumonías o asma y también episodios de otitis media. Por no hablar de que si el niño ve a los padres fumar, existe mayor riesgo de que él también se enganche a los cigarros en un futuro.

Según diversos estudios recogidos en la Asociación España de Pediatría de España, los adolescentes fumadores tienen mayor posibilidades de probar otras sustancias como el alcohol o las drogas e, incluso, de desarrollar conductas sexuales de riesgo.

Puedes leer más artículos similares a El efecto del tabaco en el bebé visto desde una ecografía, en la categoría de Enfermedades - molestias en Guiainfantil.com.