El tabaco puede causar muerte súbita infantil

Los peligros del tabaco en el embarazo

Guiainfantil.com

No hay duda de que el tabaco es malo, no solo para el que fuma, sino también para los que se encuentran a su alrededor. Un estudio acaba de desvelar que el tabaco puede causar muerte súbita infantil, ya que existe una relación causa-efecto entre la madre que fuma durante el embarazo y la muerte súbita infantil.

La exposición al humo del tabaco del bebé dentro del útero materno, puede alterar las respuestas respiratorias en los primeros años de su vida. La exposición al calor extremo dentro del útero, ya sea por las altas temperaturas, por usar demasiada ropa, o porque existe falta de oxígeno es uno de los problemas causantes de esta dolencia infantil.

Por qué el tabaco puede causar muerte súbita infantil

El tabaco puede causar muerte súbita infantil

Para llegar a esta conclusión, los investigadores de la Universidad de Calgary, en Alberta, Canadá, expusieron algunas crías de ratas preñadas al aire en una habitación, y otras al humo de cigarrillo equivalente al consumo de un paquete por día. El resultado fue que el 36% de las crías expuestas al humo de cigarrillo no podían recibir suficiente aire para respirar, mientras que las del otro grupo ninguna cría presentó esta dificultad. Bajo la hipertermia (calor excesivo), el 49% del primer grupo sufrió problemas para respirar, y sólo un 29% del segundo grupo presentó este problema.

En los últimos estudios realizados en bebés lactantes, se revela como el tabaco respirado por los niños de forma pasiva, tiene una gran influencia en el síndrome de Muerte Súbita del Lactante, y es el responsable del 10% de las muertes por esta causa. 

El humo del tabaco puede afectar negativamente en el sistema respiratorio de los niños aumentando el riesgo de asma, bronquitis, contraer bronquiolitis o tener neumonías. Pero además, el riesgo en niños se extiende, al igual que en los adultos, en más riesgos en sufrir una enfermedad del corazón en el futuro, siendo en el 75% de los casos el responsable de las enfermedades cardiovasculares tempranas.

En el caso de los bebés gestantes, es necesario recordar que la falta de oxígeno puede causar un retraso en el crecimiento y un aumento de peso del bebé en el vientre de su madre. No se puede olvidar que fumar durante el embarazo está vinculado con el aborto espontáneo y el parto prematuro.

El humo, ya sea respirado, por parte de la madre o por terceros, es dañino para el bebé. Dependiendo de los casos, hay fumadoras a los que les resulta demasiado costoso dejar de fumar y el estrés que esto les causa puede ser más perjudicial para el feto que el propio humo del tabaco; y por otro lado, también hay mujeres que han encontrado en el embarazo el impulso necesario para abandonar el tabaco para siempre.

Sea cual sea el caso particular de cada uno, lo que conviene tener muy en cuenta son los efectos nocivos que el tabaco tiene en los bebés, tanto ahora como en el futuro, y especialmente cuando se leen estudios como el del que el tabaco puede causar muerte súbita infantil. Fumar es una actitud que compromete la salud de todos.