Cómo afecta la alimentación de la madre al bebé durante la lactancia

En Guiainfantil responde, contestamos a tus dudas sobre tu alimentación si das el pecho

Pilar Martínez
Pilar Martínez Consultora lactancia

En Guiainfantil.com contamos con los mejores especialistas para ayudarte en la crianza y educación de tus hijos, pero también en el cuidado de su salud. En el marco de nuestro proyecto Guiainfantil responde, en el que contestamos a todas vuestras dudas, hemos recibido el mensaje de una madre preocupada por cómo afecta el tipo de alimentación de la madre al bebé durante la lactancia materna.

Guiainfantil responde. La alimentación de la madre en la lactancia

Alimentación de la madre en la lactancia materna

El mensaje de la madre que se ha puesto en contacto con nosotros a través de las redes sociales decía lo siguiente:

¡Hola! Doy el pecho a mi bebé de 4 meses.
Me han dicho que lo yo coma puede afectar a mi bebé... ¿es verdad?
¡Muchas gracias!

Existen muchos mitos acerca de la lactancia materna sobre lo que está bien y lo que está mal, lo que podemos hacer y lo que no, lo que es bueno y lo que es malo para nuestro bebé... Algunas de estas leyendas urbanas está tan extendidas que es complicado no creérselas (y más cuando nos las cuentan nuestras madres o nuestras suegras). Para salir de toda la desinformación y conocer los últimos descubrimientos e investigaciones sobre lactancia materna, contamos con los expertos instruidos en el tema.

Seguro que tú también has escuchado en más de una ocasión que si la madre que está dando el pecho toma ciertos alimentos, estos acabarán repercutiendo de forma negativa en su bebé. Hay quien dicen que les pueden poner nerviosos, les pueden provocar cólicos, les pueden revolver la tripa... ¿Qué hay de cierto en todo esto?

Pilar Martínez, consultora en lactancia materna, ha respondido a la duda de esta madre sobre la alimentación que una mujer debe mantener mientras está dando el pecho a su bebé.

Las claves para la alimentación de una madre que da el pecho

Alimentación de la madre respecto al bebé al amamantarle 

¿En qué medida afecta al bebé lo que la madre lactante coma? ¿En qué se debe basar la alimentación de esta mujer durante la lactancia? Estas son algunas de las claves que debemos tener en cuenta.

1. 'Ningún alimento es malo hasta que se demuestre lo contrario'
La primera base que debemos tener en cuenta como punto de partida es que, de primeras, no existe ningún alimento malo que la madre que da el pecho no pueda tomar. Esto significa que, a no ser que se hayan registrado algunos síntomas perjudiciales para el bebé o para la propia madre, ninguna comida debe ser limitada de forma absoluta y tajante. Si bien, hay que tener en cuenta otros detalles que a continuación detallamos.

2. La alimentación de la madre que da el pecho debe saludable y variada
Igual que la de cualquier otra mujer, hombre o niño, lo más importante es que la madre que dé el pecho lleve una alimentación que sea saludable y variada. Esta dieta, que le aportará todos los nutrientes que necesita para sentirse bien, es la mejor opción para el bebé que se alimenta de su leche, pero sobre todo para ella misma.

Tras el parto, una mamá necesita cuidarse y la alimentación es uno de los primeros requisitos que no se pueden descuidar. Esta alimentación saludable significa evitar al máximo posible los alimentos procesados, pero también restringir el consumo de sal y azúcar.

3. Si el bebé y la mamá no tienen problemas, no hay alimentos prohibidos
Por lo tanto, en los casos generales, no hay ningún alimento prohibido para la madre que está dando el pecho. Sin embargo, más allá de los alimentos de nuestra dieta, sí hay que limitar el consumo de alcohol, drogas y de tabaco.

4. Cuando el bebé tiene alguna alergia alimentaria, la alimentación materna sí cuenta
En los casos en los que el bebé desarrolla algún tipo de alergia alimentaria, como puede ser la alergia a la proteína de la vaca, sí que habrá que modificar lo que la madre coma. En este caso, se recomienda que la madre no tome lácteos ni ningún derivado para garantizar la buena salud del bebé.

En cualquier caso, es sencillo identificar los síntomas que podrían indicarnos que el bebé tiene alguna de estas alergias, ya que apreciaremos señales como: le cuesta demasiado subir de peso, tiene diarreas fuertes frecuentes, sus heces tienen hebras de sangre, llora de forma intensa y persistente debido a las molestias...

Alimentos prohibidos para la madre que da el pecho

5. La alimentación de la madre es importante, pero no es decisiva
Si bien es verdad que la alimentación de la madre debe ser saludable y variada, lo cierto es que no resulta decisiva a la hora de determinar cuánto crece el bebé. El cuerpo es sabio y sabe sacar lo mejor de lo que le ofrecemos para hacer que la leche de la madre en el mejor alimento para el bebé, incluso cuando la mamá no lleva una dieta 100% saludable.

La lactancia materna es el mejor alimento que le podemos dar a nuestro bebé. Como señala el artículo de investigación de Jane Allen y Debra Hector para New South Wales Public Health Bulletin titulado 'Benefits of breastfeeding', al amamantar protegemos al bebé de distintos problemas de salud a lo largo de su vida. Esto repercute de forma positiva en la salud del pequeño, pero si miramos en un sentido más amplio, la lactancia materna se convierte en un aliado para la salud de la población en general lo que, como se indica en dicha publicación, también contribuye al ahorro de una gran dinero para el Estado.

Lo positivo de los alimentos que cambian el sabor de la leche

Los alimentos que cambian el sabor de la leche materna

Si como picante mi bebé se pondrá nervioso; si tomo garbanzos, tendrá gases; si como cebolla, le sentará mal la leche... Es posible que hayas escuchado algunas de estos mitos pero, ¿es cierto que los alimentos que la madre coma pueden alterar al bebé, tanto emocional como físicamente? Como esta consultora en lactancia asegura, el estado del bebé no tiene por qué verse afectado por lo que su mamá coma.

Si bien es cierto, que algunos alimentos pueden cambiar el sabor de la leche materna. Lejos de lo que podría pensarse en un primer momento, que la leche sepa diferente no es algo negativo, ni va a causar el rechazo del bebé. ¡Todo lo contrario!

Los bebés que están acostumbrados a que la leche materna cambie de sabor están más dispuestos a probar nuevos alimentos cuando comienzan con la siguiente etapa: la alimentación complementaria. Por lo tanto, es menos probable que rechacen aquellos alimentos van introduciéndose a partir de los 6 meses como complemento a la lactancia.

En el caso de los bebés que toman leche artificial, están acostumbrados a que todas las tomas que hacen a lo largo del día sepan igual, a diferencia de los que toman el pecho.

Puedes leer más artículos similares a Cómo afecta la alimentación de la madre al bebé durante la lactancia, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.