Teñirse el pelo durante la lactancia materna

¿Puede una mujer que amamanta a su bebé teñirse el pelo?

Alba Padró
Alba Padró Experta en Lactancia materna

Cuando nos convertimos en madres lactantes los miedos nos asaltan y cada acto que antes hacíamos de manera rutinaria ahora nos genera todo tipo de dudas y miedos: ¿será seguro en la lactancia? ¿Pasará a la leche? ¿Será seguro para el bebé?... Una de estas cosas de la que quizá tenemos dudas es ir a la peluquería para vernos un poco mejor.

Muchas mujeres se preguntan si los tintes para el cabello pueden ser perjudiciales para el bebé. ¿Puede una mujer que apuesta por la lactancia materna teñirse el pelo? ¿Debe buscar algún tinte especial o sirven cualquier tipo de tintes? Responsemos a esta eterna pregunta y analizamos los pros y los contras de teñirse el pelo durante la lactancia materna. 

La verdad sobre teñirse el pelo durante la lactancia materna

Teñirse el pelo durante la Lactancia materna

Teñirse o tintarse el pelo es algo hacemos desde hace miles de años, los egipcios ya cambiaban la coloración de su pelo con diferentes sustancias y, a lo largo de los años, las mujeres y los hombres los han usado para modificar su aspecto.

Los tintes que usamos actualmente están compuestos por diversas sustancias que, en la mayoría de casos, no suponen un peligro ni para la madre ni para el bebé. Sus componentes no pasan a la sangre y, por tanto, no se eliminan en la leche. Son compatibles con la lactancia. Siempre que tengamos dudas sobre si podemos consumir cualquier producto por miedo a que pueda pasar a la leche y hacer daño al bebé, puedes consultar con el pediatra.

Quizá habréis oído ha hablar de un estudio que relaciona la leucemia infantil con los tintes para el cabello. En primer lugar, decir que dicho estudio hace referencia a las mujeres embarazadas no a las madres lactantes, por tanto se trata de situaciones muy diferentes. Y además el estudio no es más que una hipótesis que no ha sido probada.

Recomendaciones para teñirse el pelo durante la lactancia materna de forma segura 

Como cualquier tratamiento o intervención, siempre es recomendable seguir las normas de seguridad en su uso, tanto si lo haces en casa como si te lo aplican en la peluquería.

  1. Evita el contacto directo con el bebé. Si aplicas el tinte en casa, evita estar en contacto con el bebé mientras dure la aplicación, ventila bien la casa y, posteriormente, lávate el pelo a fondo para que no queden compuestos del tinte en el cuero cabelludo.
  2. No lleves al bebé a la peluquería. Si apuestas por aplicarte el tinte en la peluquería es mejor que el bebé no esté dentro de la misma, ya que se usan muchos productos químicos. Si se pueden quedar un rato al bebé para que vayas a la peluquería, mejor que mejor.
  3. Haz una prueba de sensibilidad. En todos los casos, las esteticistas recomiendan hacer una prueba de sensibilidad en una pequeña parte del cuero cabelludo, ya que sí se pueden producir reacciones alérgicas en los primeros meses después del parto a causa de las modificaciones hormonales propias de la lactancia.

Así que, con unas simples precauciones, podemos seguir disfrutando de ir a la peluquería sin que esto sea un riesgo para nuestra lactancia. No temas hacerte un retoque en el pelo si lo necesitas, porque con unas mínimas medidas de seguridad, no pondrás en riesgo tu salud ni la salud de tu bebé.