La no relación entre la lactancia materna y la caída del pelo de la mujer

Consejos para cuidar tu cabella durante el tiempo que estés dando el pecho a tu bebé

Beatriz Martín Jiménez
Beatriz Martín Jiménez Matrona y enfermera pediátrica

Como matrona, muchas mujeres me han preguntado, asustadas, por la caída del pelo en el posparto. Algunas de ellas venían muy alarmadas, asegurándome que 'no era normal'. Y yo les contestaba lo que sabía: que sí lo era, que era algo pasajero y que no se preocuparan. Pero cuando lo viví como madre reciente, las comprendí mucho mejor: ¿seguro que era normal? ¡Pero si se cae muchísimo! Sabía que no existía relación entre la lactancia materna y la caída del pelo, a pesar de que algún gurú insistiera. Por eso quiero compartir contigo el verdadero motivo por el que a las mujeres se nos cae en pelo tras dar a luz. 

Por qué se cae el pelo en el postparto

caída de pelo durante la lactancia materna

Algunas personas a mi alrededor me decían que seguro que me faltaban vitaminas, o que estaba anémica, que dar el pecho estaba dejándome desnutrida… Tuve que recordarme a mí misma las palabras que tantas veces había dicho: 'Es habitual, es pasajero y es un solo un proceso hasta que las hormonas se coloquen'. Y sí, fue pasajero y mi melena volvió a lucir como antes del embarazo.

Y aunque fue algo más tarde de lo que me hubiera gustado, no tuve que interrumpir la lactancia para conseguirlo. Porque el pelo se cae en el posparto, des el pecho o des biberón y a continuación te voy a explicar los motivos. Para entenderlo mejor, vamos a empezar contando cuál es el ciclo de crecimiento del cabello, el cual consta de tres fases:

- Etapa de decrecimiento
Las células se dividen rápidamente y el pelo crece; esto puede durar entre dos y seis años. La mayoría de nuestros cabellos (entorno al 90%) se encuentran en esta fase.

- Momento de transición
La velocidad de crecimiento disminuye hasta detenerse, y el folículo se va debilitando. Dura unas pocas semanas.

- Fase de reposo
Los cabellos no crecen, se debilitan y finalmente se desprenden. Esta fases puede durar 3 o 4 meses.

Las hormonas del embarazo (principalmente los estrógenos) hacen que el ciclo se detenga en la fase de crecimiento, así que nos encontramos con un montón de cabellos creciendo y que no entran en fase de transición ni de reposo. En general, la mayoría de las mujeres embarazadas lucen un pelo suave, fuerte y sano, aunque es cierto que en algunos casos pueden sentir su cabello más graso o quebradizo, pero no es lo habitual.

En el postparto, al reequilibrarse el sistema hormonal y disminuir los estrógenos, el ciclo del cabello se reanuda, y todo el pelo que debería haberse caído durante esos nueve meses poco a poco se empieza a caer de forma repentina. Esto se llama 'efluvio telógeno' y suele notarse alrededor de los tres meses del parto. Y, por supuesto, que también crecen cabellos nuevos, pero tardamos varios meses en percibirlos. Al cabo de unos meses, entre 6 y 12 generalmente, el ciclo de crecimiento vuelve a su ritmo normal.

Así que las responsables de esta caída de pelo en el postparto son las hormonas, no el tipo de alimentación que des a tu bebé.

Cómo cuidar nuestro cabello durante la lactancia materna 

cuidar el cabello durante la lactancia

En este punto, muchas mujeres se estarán haciendo la misma pregunta: '¿No podemos hacer nada por evitarlo? Pues realmente… ¡no! Pero sí podemos extremar los cuidados de nuestro cabello para evitar agravarlo, al menos, durante el periodo que estés amamantando

- Sanea tu melena. Al cortar el pelo, perdemos la parte más quebradiza y nuestro cuero cabelludo soporta menos peso, lo que puede ayudar a que la caída sea más progresiva.

- Usa productos suaves y de calidad. Champús acondicionadores, mascarillas, etc.

- Evita tratamientos agresivos estos meses, como tintes, permanentes, calor extremo, cepillado y secado brusco o excesivamente vigoroso…

- Cuida tu alimentación. No descuides las proteínas (¡el colágeno es fundamental en esta etapa!) ni los alimentos ricos en vitaminas y minerales, sobre todo frutos secos, frutas y verduras. La vitamina B (levadura de cerveza, aguacate, pollo, pescado) puede fortalecer el cabello y mejorar su salud, así como los ácidos grasos Omega 3 (pescados azules, nueces). En resumen, ¡debes llevar una dieta variada y equilibrada!

Puedes leer más artículos similares a La no relación entre la lactancia materna y la caída del pelo de la mujer, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.