La cajita de herramientas que todo padre debe entregar a sus hijos

Raquel Oberlander
Raquel Oberlander Periodista y publicitaria

Educar a un hijo no es no más no menos que entregar a los hijos una cajita de herramientas a la que acudir ante cada acontecimiento que les depare la vida. Eso sostuvo el Dr. Ariel Gold, psiquiatra uruguayo en una conferencia brindada para padres y donde sostuvo que parte de lo que debe contener esa cajita son tres habilidades. En Guiainfantil.com te contamos cuáles.

3 habilidades básicas para los niños 

Educar a los hijos en 3 habilidades básicas

1. Habilidad atribucional.

Esta habilidad es la que ponemos en práctica cuando nos sucede algo y pensamos acerca del  ello. Por ejemplo la maestra me puso una mala nota: ¿fue porque la maestra es mala o porque yo no estudié lo suficiente?

Hay personas que atribuyen todo lo malo al mundo exterior y todo lo bueno a ellas mismas. Según Gold, estas personas no crecen, porque nunca tratan de mejorar ellas mismas, porque consideran que nada depende de ellas y que la vida les depara buenas o malas cosas sin importar lo que hagan. También hay personas que por el contrario, creen que todo lo que hacen está mal y eso es negativo para su autoestima. Y como los niños aprenden con el ejemplo, la forma correcta de enseñar esto a los chicos es nosotros atribuir correctamente, con una conducta equilibrada donde reconocemos que somos responsables de nuestras vidas, pero tampoco todo lo hacemos bien o mal.

2. Habilidad comunicacional asertiva.

Esta es la habilidad básica para manejar las relaciones interpersonales. Es una comunicación donde tengo en cuenta al otro, pero al mismo tiempo me hago respetar. Ni soy agresivo, ni me dejo pasar por arriba. Esta comunicación es básica para comunicarnos con nuestra, pareja, amigos, jefes y profesores y desde pequeños la ponemos en práctica en casa con padres y hermanos. 

"Si somos asertivos, vamos a lograr una mejor convivencia, y por lo tanto una mejor calidad de vida", expresó Ariel Gold.

Una característica fundamental de la comunicación asertiva, es que es la que nos permite decir NO “sin que nos tiemble el cuerpo”. Y los chicos tienen que estar preparados para decir no al cigarrillo, a las drogas, al abuso sexual. Porque en esos momentos, no estaremos con ellos para defenderlos. 

3. Habilidad de autorregulación de la conducta.

Esta habilidad es la que nos permite elegir la conducta adecuada en cada momento. Es la que me permite contenerme haciendo “lo que me conviene y no lo que quiero”. Todos tenemos momentos en que nos enojamos y queremos insultar a nuestro jefe, pero sabemos que es mejor contenernos para no perder el trabajo. Gold explicó que los niños son impulsivos por naturaleza, pero que tienen un freno interno que deben aprender a usar para no hacer lo primero que les sale sino lo que va siendo bueno para sus vidas.

¿Tu hijo ya tiene su caja de herramientas? ¡Todavía estás a tiempo de completarla!