Cuando los antojos de la lactancia son más fuertes que en el embarazo

La madre se debe seguir cuidándose mientras da el pecho

Guiainfantil.com

A muchas mujeres, los antojos las acompañan durante varios meses de su embarazo. Tienen ganas de comer alimentos picantes, con mucho vinagre, helado, chocolate... Pero, ¿sabías que en ocasiones los antojos durante la lactancia materna pueden ser incluso más intensos que durante el embarazo? Al menos así le está ocurriendo a Irene Alonso (fundadora de Soy una madre normal en Instagram) tras dar a luz a su hijo más pequeño, Bosco.

De la mano de Femibion, Irene nos ha explicado cómo es su alimentación durante el posparto y qué hace ella para sentirse bien mientras da el pecho a su bebé.

Durante la lactancia materna también suele haber antojos

Los antojos que se dan durante la lactancia materna

Antojo: dícese de aquel deseo irrefrenable que muchas embarazadas sienten hacia ciertos alimentos (que normalmente son de lo más extraños) y por los que están dispuestas a hacer (casi) cualquier cosa para poder comerlos y saciar su capricho.

Si fuera cosa solo del embarazo, no habría mayor problema que esos 9 meses. Pero, tal y como nos ha contado Irene, muchas mujeres también tienen antojos en el posparto, mientras están dando el pecho a sus bebés. Y, en su caso, esta necesidad es aún más intensa que mientras estaba embarazada. Será por el cansancio, por la ansiedad por comer... ¡pero los antojos no desaparecen!

Y, lo que es peor... ¡aquello que se le antoja suele ser muy poco saludable! Mientras que en su último embarazo le dio por comer mandarinas (toneladas de mandarinas), ahora no hay quien le saque de la cabeza los pepitos. No, no es que Irene se haya enamorado de varios hombres llamados Pepe (su marido puede estar tranquilo), sino de esos dulces alargados rellenos de chocolate o crema. ¡Se nos hace la boca agua!

Dado que a Irene le han recomendado llevar una dieta sin lácteos por el bienestar del pequeño Bosco (que parecía molesto, tenía cólicos, etc. cada vez que ella tomaba algún alimento con leche de vaca), ¡no puede comer pepitos!

Pero igual que tiene antojos, siente aversión por ciertos alimentos que antes sí que le apetecían mucho: mandarina, piña... ¡y los huevos!

Y algo con lo que todas las mujeres que dan el pecho se sentirán muy identificadas: ¡Qué sed tiene Irene antes, durante y después de las tomas! De hecho, según nos cuenta, siempre que empieza a dar el pecho a Bosco y alguno de sus hijos mayores lo ven, corren a la cocina para traerle a su madre un gran vaso de agua... porque antes o después lo va a necesitar.

Cuidar la alimentación mientras se está dando el pecho

Alimentación de las madres que dan el pecho

Más allá de los antojos que Irene asegura tener mientras está dando el pecho, está convencida de la importancia de cuidar la alimentación, también en este periodo. A veces, nos centramos tanto en cuidarnos durante los 9 meses de embarazo, por el bien del bebé que llevamos en nuestra barriga, que pensamos que con el posparto ya se ha terminado todo y que todas las atenciones las necesita el bebé.

¡Pero nada de eso! Llevar una alimentación equilibrada y tener un estilo de vida saludable también resulta imprescindible después de dar a luz. Junto a todo ello, Femibion 3 es un complemento que las madres lactantes pueden tomar para tener cubiertas todas sus necesidades nutricionales. Este ayuda tanto a las mamás como a los bebés durante la lactancia.

Se debe tener muy en cuenta que durante la lactancia, las necesidades nutricionales de las madres aumentan. Para ello, Femibion 3 contiene ingredientes que están seleccionados para que ayuden, junto a una dieta saludable, a que la mamá se sienta bien.

Femibion 3 contiene DAH, pero también ácido fólico, vitaminas D y A, hierro, calcio, colina, luteína, además de yodo, selenio, zinc, vitaminas B, C y E...

 
Femibion® está siempre a tu lado, desde la planificación familiar hasta la lactancia. Ahora con más nutrientes seleccionados para un aporte a medida en cada fase de tu embarazo: aportan folato* (ácido fólico y Metafolin®) y otros nutrientes seleccionados; y Femibion 2 & 3 además proporcionan DHA**. Los complementos alimenticios de Femibion no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable. No superar la dosis diaria recomendada (1 comprimido en Femibion 1, y 1 comprimido + 1 cápsula en Femibion 2 y 3). Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños. No deben ser consumidos por niños. ADVERTENCIAS: Femibion 3 no debe tomarse durante el primer trimestre del embarazo por su contenido en vitamina A.
*La ingesta suplementaria de ácido fólico incrementa el nivel de folato materno. Un nivel bajo de folato materno es un factor de riesgo en el desarrollo de defectos en el tubo neural en el feto en desarrollo. Por lo tanto, se recomienda que las mujeres tomen 400 µg de ácido fólico suplementario al día durante un período de al menos un mes antes de la concepción y hasta tres meses después. Existen muchos factores de riesgo en el desarrollo de defectos del tubo neural. La alteración de un solo factor puede o no tener un efecto beneficioso. El folato también contribuye al crecimiento del tejido materno durante el embarazo.
**La ingesta materna de ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al desarrollo normal del cerebro y de los ojos del feto y del bebé lactante alimentado con leche materna. Los efectos beneficiosos se obtienen con una ingesta diaria de 200 mg de DHA, además de la ingesta diaria recomendada de 250 mg de ácidos grasos omega-3 para adultos (DHA + EPA).

Puedes leer más artículos similares a Cuando los antojos de la lactancia son más fuertes que en el embarazo, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.