Lactancia materna y tatuajes: ¿existe algún riesgo para el bebé?

Compatibilidad entre los tatuajes y la lactancia materna

Cristina Rodríguez

¿Puedo hacerme un tatuaje si estoy amamantando? Es una pregunta recurrente entre las mamás que están en período de lactancia y además les gusta llevar el cuerpo tatuado.

Actualmente pocas asociaciones pediátricas se han manifestado sobre la compatibilidad de los tatuajes durante la lactancia materna. Ya que hoy en día los tatuajes están tan extendidos, en Guiainfantil.com, respondemos a esta duda común en muchas mamás.  

¿Tatuajes y lactancia materna son compatibles? Cosas que debes saber

Tatuajes y lactancia materna 

- Tomando las precauciones de higiene necesarias para evitar el contagio de una enfermedad infecciosa la respuesta es SÍ, puedes hacerte un tatuaje aunque estés amamantando a tu hijo.  

- La tinta del tatuaje se queda en la piel, no pasa a la sangre, por lo que en ningún caso pasará tampoco a la leche. Tu bebé está seguro.

- Lo que sí debes evitar es tatuarte el pezón o la areola, pues en ese caso el bebé sí podría ingerir alguno de los productos tóxicos que se utilizan en los tatuajes. 

- Por supuesto debes buscar un lugar que cumpla con los requisitos higiénicos y sanitarios que te aseguren la esterilidad necesaria de los instrumentos utilizados, a fin de evitar contagios de enfermedades. 

- El spray anestésico a base de lidocaína que se utiliza para algunos tatuajes también es compatible con la lactancia materna.   

- También son compatibles con la lactancia los medicamentos como paracetamol o ibuprofeno que pueden tomarse para mitigar el dolor posterior.

- Sí debes saber que en algunos bancos de leche no aceptan donaciones si te has hecho un tatuaje recientemente. Has de esperar entre 4 y 12 meses tras la elaboración del mismo para poder donar leche materna. 

- Debes tener precaución, sin embargo, si lo que deseas es eliminar un tatuaje. Y es que el láser que se emplea dispersa los pigmentos del tatuaje, que pasan a la sangre y podrían llegar a leche. 

Concluyendo: toma las medidas necesarias para evitar contagiarte de enfermedades o infecciones, al igual que lo harías si no estuvieras amamantando, por lo demás puedes estar tranquila y hacerte el tatuaje cuando quieras.