La subida de la leche materna puede dar fiebre a la madre, ¿sí o no?

En Guiainfantil responde contestamos a tus dudas sobre ingurgitación en la lactancia materna

Pilar Martínez
Pilar Martínez Consultora lactancia

A la hora de dar el pecho, es normal que surjan muchas dudas respecto a cómo hacerlo de la mejor forma tanto para el bebé como para la madre. Además, existen muchos mitos que pasan de generación en generación y que, en muchas ocasiones, no son ciertos. A Guiainfantil nos ha llegado la duda de una madre lactante que quiere saber si la subida de la leche materna puede provocar fiebre en la madre.

Para responder esta pregunta, en Guiainfantil responde nos hemos puesto en contacto con Pilar Martínez. Ella es Consultora Internacional de Lactancia Materna, farmacéutica y madre de dos niñas.

Guiainfantil responde. Fiebre con la subida de la leche materna

La subida de la leche materna da fiebre

El mensaje de esta madre recién estrenada que nos ha llegado a Guiainfantil dice lo siguiente:

¡Hola Pilar! Estoy empezando a dar el pecho y tengo fiebre.
¿Puede ser porque me está subiendo la leche?
¿Qué medicamentos puedo tomar? ¡Gracias!

Es posible que en alguna ocasión hayas escuchado que la subida de la leche materna puede causar una subida de la temperatura corporal en la madre. Pero, ¿la fiebre realmente se debe a que se está empezando a producir la leche?

Así es. Esta asesora en lactancia materna explica que, efectivamente, en ciertas ocasiones puede darse algo de fiebre y molestias cuando la leche empieza a subir al pecho. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esto no siempre ocurre, es decir, no es lo normal. Por ello, que una madre no tenga esas décimas de fiebre no significa que no esté produciendo leche materna.

Tal y como explicar Pilar Martínez, en ocasiones esta fiebre durante la subida de la leche está relacionada con los partos muy medicalizados durante los cuales se tiene que recurrir a la administración de distintos fármacos a la madre, así como a la administración de muchos sueros cuando los partos tienden a ser muy largos.

Todo ello puede provocar una inflamación en el pecho, lo que se conoce como ingurgitación.

La ingurgitación durante el inicio de la lactancia materna

Así es la ingurgitación en la lactancia materna

Se habla de ingurgitación cuando el pecho de la madre se hincha, tiende a estar más duro y tiene una apariencia turgente, incluso con ciertas partes enrojecidas y brillantes.

La ingurgitación puede:

- Causar dolores y molestias en la zona del pecho de la madre.

- Provocar una subida de fiebre en la mujer.

Tal y como sugiere el documento sobre Lactancia Materna propuesto por el Gobierno de La Rioja (España), es necesario diferenciar entre el pecho que está hinchado, caliente y duro porque ha habido un aumento del flujo sanguíneo o se ha acumulado la leche, de aquel pecho ingurgitado que tiende a estar edematoso, brillante y rojo.

La ingurgitación se convierte, en uno de los primeros problemas que pueden darse cuando iniciamos la lactancia materna. Y también debido a ella, son muchas las familias que deciden dejar de dar el pecho y apostar por la lactancia artificial.

Cuando se produce la ingurgitación en el pecho, al bebé puede resultarle más complicado agarrarse al pezón, dado que el seno está más duro y este, incluso, puede llegar a estar más estirado. Por ello, se recomienda que la propia madre 'libere' el pecho sacándose esta leche materna. Para ello, puede utilizar un sacaleches del modelo que le resulte más cómodo. De esta forma, estará más blando y al pequeño no le costará tanto mamar.

Gracias a ello, conseguiremos que aproximadamente en uno o dos día la ingurgitación vaya desapareciendo y con ello la fiebre y las molestias de la madre.

Qué medicamentos antitérmicos se pueden tomar al dar el pecho

Medicamentos en la lactancia materna

A pesar de la fiebre que la subida de la leche puede provocar, la madre puede seguir dando el pecho con normalidad. De hecho, como acabamos de ver, sacarse la leche y poner al bebé a mamar son las mejores recomendaciones para acabar con la ingurgitación.

Para acabar con la fiebre, la madre lactante puede tomar antitérmicos recetados por su médico. Para saber qué medicamentos son compatibles con la lactancia materna, lo mejor es preguntar a nuestro doctor, si bien también podemos consultar el portal elactancia.org. Aquí se pueden buscar los distintos fármacos para saber si son de riesgo muy bajo, bajo, alto o muy alto para el bebé que está tomando el pecho.

En el caso del paracetamol y el ibuprofeno, dos de los medicamentos más utilizados como tratamiento para la fiebre, el riesgo para el bebé o la madre durante la lactancia es muy bajo. Por lo tanto, ambos son seguros para aquella madre que tenga fiebre y esté dando el pecho.

Como señala esta asesora en lactancia, existe la creencia de que las madres no pueden tomar apenas medicamentos mientras dan el pecho. Sin embargo, el número de fármacos no compatibles con la lactancia es bastante más limitado de lo que solemos pensar, ya que son pocos los que pasan a la leche materna en concentraciones altas. Sí que debemos tomar precauciones con los fármacos contra la depresión, los ansiolíticos, algunos antihistamínicos o los medicamentos de la quimioterapia. Ante cualquier duda, lo mejor es consultar con un especialista en salud.

Puedes leer más artículos similares a La subida de la leche materna puede dar fiebre a la madre, ¿sí o no?, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.