Mi bebé se duerme al pecho, ¿ha comido suficiente?

¿Qué hacer si mi bebé se queda dormido durante las tomas?

¿Tu bebé se duerme al pecho mientras lo estás amamantando? ¿Te preocupa que no esté comiendo suficiente por quedarse dormido? Lo cierto es que en la mayoría de bebés quedarse dormidos durante la toma es totalmente normal, y no hay nada de qué preocuparse.  

Los bebés están fisiológicamente preparados para quedarse dormidos al pecho, lo sabemos debido a la composición de la leche materna y a la respuesta hormonal de los bebés al amamantar: les produce una gran relajación y les induce al sueño. 

Qué hacer si mi bebé se duerme al pecho mientras lo amamanto 

Bebé que se duerme durante la lactancia

Aunque no debe ser preocupante que el bebé se quede dormido al pecho, sí es cierto que hay determinadas circunstancias a las que debemos prestar más atención:

- En recién nacidos, sobre todo durante los primeros días de vida, lo ideal es un contacto piel con piel con la madre, de manera que el bebé pueda ser amamantado sin necesidad casi de despertarse. Es importante estar atenta a las señales de hambre y el llanto es una señal tardía, ya que antes de llorar el bebé normalmente nos indica que quiere tomar pecho moviendo la cabeza hacia los lados, sacando la lengua, o buscando el pezón casi sin abrir los ojos. Si no vas a estar cerca de tu bebé para poder observar esas señales tempranas, conviene que cada 3-4 horas sí le pongas cerca de ti para que pueda olerte, oler el pecho y mamar si lo necesita sin necesidad de despertarse y llorar.

- No existen los bebés “vagos” que no succionan, el instinto de supervivencia prima en cualquier bebé, y sí o sí van a intentar succionar y alimentarse. Lo que sí existen son bebés que no succionan adecuadamente, bien por un problema físico o por un problema de postura. En estos casos les cuesta muchísimo más trabajo del que debiera el poder extraer la leche que necesitan, y sí es cierto que pueden agotarse y quedarse dormidos sin haber tomado la leche suficiente. De ser así además de observar que el bebé se queda dormido en todas las tomas veremos también otros problemas: dolor en los pezones, obstrucciones o mastitis, bajo peso en el bebé… 

La mayoría de bebés, además, cierran los ojos y dejan de succionar durante unos minutos, lo cual no quiere decir que haya terminado de mamar. Puedes dejar al bebé enganchado en tu pecho aunque parezca dormido, no hay nada de malo en ello y probablemente te darás cuenta que vuelve a succionar de vez en cuando.  

Cada bebé es único, y las pautas generales no sirven para todos. Sigue tu instinto.