Dar el pecho al bebé ayuda a reducir el estrés de las madres

La lactancia materna tiene múltiples beneficios para el niño pero también para la madre

Meybol Lorena Ramírez

Las ventajas de amamantar son múltiples tanto para los bebés como para las madres. Y es que además de ayudarnos a la recuperación del cuerpo y prevenir futuras enfermedades, dar el pecho al bebé ayuda a reducir el estrés de las madres. ¿No es genial? Y es que la lactancia materna nunca deja de sorprendernos.

La carga física y emocional de una madre trabajadora

la lactancia y el estrés

Continuamente como mujeres estamos sometidas a una carga no solo física, sino también psicológica y emocional (y para muchas a nivel económico también) de manera importante. Nos encargamos de los quehaceres del hogar, de que todo marche a la perfección en nuestra familia.

A nivel profesional, una ardua labor que sin duda alguna puede llegar a ser muy agotadora, generando de una u otra manera un estrés que muchas veces no lo sabemos identificar, pero que sí proyectamos con nuestros sentimientos y nuestro día a día.

Una vez que nos hacemos madres nos sentimos aún más comprometidas con ese pequeño ser que nos quita el sueño, pero que nos llena a la vez de la mayor alegría que podríamos experimentar en nuestras vidas. No nos importa pasar noches agotadoras y llenas de cansancio por estar dedicadas la mayor parte del tiempo (por no decir todo) a ese bebé que crece rápidamente.

Eso sí, hay veces, muchas veces, que decimos eso de 'ya no puedo más, estoy estresada', más aún si toca enfrentar la maternidad por primera vez. Ahora bien, dependiendo de cómo manejes todas estas situaciones de la vida cotidiana y que forman parte de la maternidad, pudiera traer resultados positivos o negativos a tu bienestar emocional y psicológico, incluso pudiendo ir más allá de un estrés y poder generar depresión materna o también conocida como depresión posparto.

Por qué la lactancia materna ayuda a reducir el estrés de las madres

la lactancia reduce el estrés

A unas madres más que otras les genera mucho estrés poder cumplir con todo, pero no todo puede ser malo… ¿Sabías que amamantar ayuda a reducir todo ese estrés al que continuamente nos vemos sometidas las madres? ¡Y es la lactancia materna nunca deja de sorprendernos!

Quizá sabías que la lactancia materna tiene beneficios innumerables sobre la salud del bebé, pero ¿conocías  que además tiene beneficios para la madre y para la sociedad? La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que la lactancia materna sea exclusiva hasta los 6 meses de edad y, si es posible, mantenerla hasta los 2 años ó más.

Ese preciado líquido que alimenta a tu bebé para su normal crecimiento y desarrollo también tiene la capacidad de ayudarte a reducir el estrés al que estás sometida, ya que al estar en contacto con tu hijo, establecer contacto piel con piel, mirarlo a los ojos, olerlo y acariciarlo se desencadena la liberación de unas sustancias en tu cuerpo conocidas como hormonas: la prolactina y la oxitocina.

La primera tiene la labor de producir la leche para el bebé, y la segunda, llamada hormona del amor u hormona de las caricias, es la que permite que la leche fluya de tus pechos. No tiene solo el papel de alimentación al bebé, sino que su liberación te genera placer, sensación de bienestar, te relaja, te tranquiliza... ¡reduce tu estrés!

De hecho en la publicación 'Conceptos básicos sobre la lactancia materna', elaborado por el departamento de alimentación de los Estados Unidos, se especifican los beneficios que tiene para la madre este acto: puede ayudarla a recuperarse más rápido del parto, reduce el riesgo de contraer diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer al seno y de ovario y puede favorecer la bajada de peso después de la labor del parto.

El papel de la prolactina y la oxitocina en el estado de ánimo de la madre lactante

oxitocina y prolactina

A medida que el bebé se prenda más del pecho para alimentarse, los picos de esas hormonas se hacen mayores: habrá más prolactina para asegurar el alimento del bebé y, a su vez, más oxitocina. Por ser esta última la hormona del placer, hará que te sientas bien, tranquila, calmada, libre de estrés y de emociones negativas.

Pero, además, el amamantar a un bebé hace que los niveles de cortisol disminuyan (hormona que se eleva en tu organismo ante situaciones de estrés y ansiedad), lo que hará que puedas sentirte mejor, estar serena y mejorar tu temperamento.

Está claro que la lactancia materna te ayudará muchísimo a mejorar tu estado de ánimo, a través de las distintas hormonas que se activan. No dudes de tu organismo, te conoce y funciona a la perfección.

Puedes leer más artículos similares a Dar el pecho al bebé ayuda a reducir el estrés de las madres, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.