La lactancia materna tras un aumento o reducción de pecho es posible

En ambos casos lo que verdaderamente importa es el estímulo de succión ejercido por bebé

Guia Infantil

A través de todos los tiempos, las mamas de la mujer siempre han mantenido y mantienen su interés tanto como una característica sexual femenina secundaria de mucha importancia estética o como atractivo sexual, y en muchas oportunidades es el centro de la autoestima de una mujer. No es de extrañar, por tanto, que en la actualidad las mujeres jóvenes y las no tan jóvenes se realicen un aumento mamario o una reducción mamaria sentirse mejor. Ahora bien, ¿en que pudiese afectar a la lactancia materna el hecho de haberse sometido a una intervención de aumento o de reducción mamarios? ¡Pasamos a explicártelo y a contarte cómo sería el procedimiento de cada una de estas operaciones!

Cómo afecta la reducción de pecho al momento de dar el pecho

lactancia materna y reducción de pecho

En general, mientras más grande es la mama o sea mientras más grande es la reducción o el retiro de piel, tejido subcutáneo y, por supuesto, de glándula mamaria, las posibilidades de una reducción de la producción láctea en la paciente también se puede presentar. Se reduce, pero parcialmente la cantidad de leche que se debería producir pero aunque la reducción del tamaño mamario sea de mas del 50% o aún mayor, la reducción NO es directamente proporcional a la misma.

En muchos estudios y, en mi propia experiencia, mujeres con mamas muy pequeñas sin cirugía o con ella pueden lactar y amamantar a los bebés sin ninguna disminución en la cantidad ni la calidad tanto del calostro como de la leche propiamente. Y es que lo verdaderamente importante es el estímulo de succión ejercido por el lactante y la técnica empleada en la misma, ya que una pequeña cantidad de mama puede lactar a un bebé sin problemas.

Aumento de pecho y lactancia materna. ¿Sí o no?

aumento de pecho y lactancia materna

En cuanto al aumento mamario con colocación de prótesis y o lipoinyección mamaria, no hay ningún problema con la lactancia en virtud de que la prótesis no se encuentra ubicada dentro del tejido mamario sino por fuera del mismo, ya sea retro glandular (entre la glándula mamaria por delante de la prótesis y el músculo pectoral) o por detrás de la misma.

En muchos casos no se incide directamente el tejido mamario sino que el mismo es rechazado a un lado y se realiza la separación de los tejidos sin cortarlos para crear el espacio retro mamario necesario donde se alojara la prótesis.

Si el procedimiento es retro muscular, en muchos casos o se rechaza la glándula sin cortarla o se incide solo en el polo inferior una pequeña herida para permitir separar la cara posterior de la glándula mamaria de la fascia muscular del pectoral y abrir el músculo en el sentido de las fibras musculares sin cortarlas directamente para que no sangre o que exista el menor sangramiento posible con el uso del electrobisturí.

De esta manera se llega a un espacio virtual el cual los cirujanos hacemos real y del tamaño acorde con la prótesis, por lo que la prótesis mantiene contacto directo con la cara posterior de la glándula mamaria en la colocación retromamaria o prepectoral, según como se quiera ver.

Y si la colocación es retropectoral, la prótesis se encuentra separada de la glándula mamaria por la fascia muscular del músculo pectoral, el propio músculo pectoral y la fascia retro pectoral. En la actualidad, esta es la técnica más usada, pero si por alguna razón se presentara en la cirugía o posterior a ella un contacto directo entre la prótesis y la glándula mamaria, tampoco existe la posibilidad de que lesione, destruya u obstruya la secreción láctea.

Segundo embarazo y lactancia materna de la mujer con prótesis mamaria

segundo embarazo y lactancia con prótesis mamamarias

Si por alguna razón la prótesis se rompiera, en vista de que el gel que la forma es un gel cohesivo, losconductos galactóforos, que es por donde viaja la leche materna hasta el lactante el cual, quedarían protegidos. Lo que si hemos podido corroborar es que, con el paso del tiempo, la prótesis produce una atrofia del tejido mamario por compresión del mismo y luego de varios años con las prótesis. 

Pero que si la paciente decidiera la posibilidad de tener un nuevo embarazo, el tejido mamario remanente o la cantidad de glándula mamaria que quedara, se reactiva y tiene la facultad de tomar su principal función que sería la producción de calostro y, consecuentemente, de la apreciada y muy necesaria secreción láctea para el buen desarrollo y crecimiento de tu bebé.

Texto: Gregorio José Medina, cirujano plástico

Puedes leer más artículos similares a La lactancia materna tras un aumento o reducción de pecho es posible, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.