Problemas de mujeres que amamantan a su bebé con pechos hipoplásicos

Descubre qué es la hipoplasia mamaria en las mujeres

Meybol Lorena Ramírez

La lactancia materna es el mejor alimento para nuestros hijos. De hecho, las recomendaciones de la organización mundial de la salud (OMS) es dar leche materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida y, a partir de esta edad, complementarla con alimentos oportunos y seguros. Hay situaciones que se escapan de las manos y de la naturaleza, como que una mujer que amamanta a su bebé tenga pechos hipoplásicos, y entonces debemos recurrir a la alimentación mixta o, incluso, a llegar a no dar el pecho.

Qué es la hipoplasia mamaria 

hipoplasia mamaria

Pechos hay variados, distintos tamaños, diferentes formas, unos grandes, otros pequeños, y para nadie es un secreto que el tamaño de los pechos no influye en la producción de leche; ahora bien, quiero hablarte de un tema en específico como lo es la hipoplasia mamaria, la cual requiere seguimiento y asesoría por personal entrenado en lactancia materna para poder conseguir una lactancia exitosa, porque los pechos hipoplásicos sí pueden interferir con la producción láctea… A continuación, te explico un poco para que sepas cómo identificarlos y si es tu caso acudas al especialista.

Primero es importante que sepas que pechos hipoplásicos no es lo mismo que pechos pequeños. Estos últimos son pequeños porque tienen poca grasa, pero tienen tejido mamario adecuado, por lo que la producción de leche no se ve afectada, a diferencia de los pechos con hipoplasia, el cual se refiere al crecimiento defectuoso y escaso de uno o ambos pechos donde el tejido mamario es escaso o insuficiente.

Esta circunstancia hace que la producción de leche se vea comprometida, porque los pechos están muy separados. Uno es más pequeño que el otro y generalmente tiene forma de tubo o de cono. Se produce debido a que durante el período embrionario, niñez o durante la pubertad hubo un desarrollo inadecuado, o estimulación glandular u hormonal insuficiente, aunque también puede deberse a defectos genéticos o producto de cirugía mamaria mal realizada.

Dificultades de amamantar a un bebé con pechos hipoplásicos

dificultades para amamantar con pechos hipoplasicos

El principal problema de los pechos hipoplásicos, además de la estética, es que son pechos que no llegan a producir suficiente leche materna. De hecho durante el embarazo no sufren cambios en su tamaño, permanecen igual sin el crecimiento propio de los pechos durante la gestación. 

La lactancia materna puede lograrse, pero es sumamente difícil, y exclusiva generalmente no se logra; si la madre decide amamantar  se recomienda seguimientos de peso y talla en estos bebés, además de complementar con fórmulas infantiles, ya que si se logra la lactancia a veces no es suficiente como para alcanzar un progreso adecuado de crecimiento en las curvas pudiendo comprometer la salud del niño.

Si es tu caso y tienes pechos hipoplásicos, no te preocupes, hay casos en los que se puede lograr la lactancia sin ningún problema. Trata de buscar asesoría durante el embarazo para que puedas enfrentar la situación en el momento que nazca tu hijo: con mucha paciencia, ¡vas a poder lograrlo! 

Aunque generalmente se instaura es lactancia mixta, también existen técnicas que puedes hacer como la famosa extracción poderosa, que se trata de estimular los pechos a un ritmo de tiempo constante por un período de tiempo con el fin de  lograr una mayor producción de leche. Sin embargo, esta y otras técnicas deben ser guiadas por un asesor en lactancia materna.

Por todo lo anterior, se considera importante una consulta con un asesor de lactancia durante el embarazo. Ello permite, además de aclarar dudas y orientarte en la lactancia materna, poder hacer un diagnóstico oportuno y establecer un plan de trabajo a fin de lograr el objetivo: una lactancia feliz.

Puedes leer más artículos similares a Problemas de mujeres que amamantan a su bebé con pechos hipoplásicos, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.