Cómo hacer un masaje para estimular los conductos de leche materna

Evitarás tener una mastitis y conseguirás extraer más cantidad de leche

Meybol Lorena Ramírez

Cuando una mujer decide dar el pecho por primera vez se enfrenta a un montón de situaciones desconocidas para ella: subia de la leche, grietas en el pezón, mal agarre del bebé y una posible congestión de los pechos. ¿Qué se puede hacer para no llegar a esta circunstancia? Te enseñamos cómo hacer un masaje para estimular los conductos de la leche materna y evitar una posible mastitis.

Cuando no se extrae la leche materna y los pechos se congestionan

mastitis y pechos congestionados

Laura lleva a su bebé a consulta con el pediatra y aprovecha para plantearle una duda que tiene con la lactancia. Desde que empezó a trabajar tiene dolor leve en el pecho derecho, lo nota duro y siente como que casi no le sale leche.

La pediatra que, por cierto es también consejera en lactancia materna, la examina y nota efectivamente que su pecho derecho está con una zona enrojecida y dolorosa al tocarla, pero Laura no se había dado cuenta de ello. Notaba cierta molestia, ¡pero no se había detenido a ver sus pechos!

El caso de Laura es muy común, ¿qué ocurrió con sus pechos? Ella alimenta a su bebé de 2 meses con lactancia exclusiva y desde que reinició su trabajo no se extrae leche de manera frecuente. Todos los días antes de salir de casa ofrece el pecho a su bebé y al regresar a eso de las 12 del mediodía le pone nuevamente.

Laura pasó mucho tiempo sin extraerse leche de manera natural (con la succión del bebé) o artificial (con un extractor), lo que hizo que sus pechos se congestionaran, creando una zona dura, enrojecida, dolorosa con masa palpable, es decir, con las características típicas de una probable mastitis.

Según el informe 'Mastitis. Puesta al día', realizado por la Asociación España de Pediatra, 'su incidencia está alrededor del 10% (de 3% a 33%, según series) de las mujeres lactantes.1-4 Suele ocurrir en los tres primeros meses, especialmente entre la segunda y la tercera semana posparto,1,4,5,9,12 y recurre entre el 4% y el 8%.4

¿Cómo solucionar este problema? Los masajes antes de ofrecerle pecho al bebé y antes de extraerte son fundamentales, porque de esta manera el pecho se prepara para 'activar' las dos hormonas implicadas en el funcionamiento de la lactancia.

Una señal debe ser enviada al cerebro para que la prolactina, hormona encargada de la producción de leche, empiece a trabajar; y más tarde la oxitocina, la llamada hormona del amor, también inicie su trabajo, haciendo que la leche fluya de tus pechos.

Esto se logra a través de varios estímulos: ver fotitos del bebé, olerlo, mirarlo, tener pensamientos lindos sobre tu bebé, pero además se logra con un buen masaje, para que esas hormonas se activen (sobre todo la oxitocina), porque un buen masaje estimula la bajada de la leche (reflejo de eyección) y ayuda a descongestionar la leche coleccionada en los conductos obstruidos.

Paso a paso para hacer un masaje y estimular los conductos de la leche materna

masajes conductos de leche materna

Si a ti también te ha ocurrido lo de Laura o piensas que te puede pasar algo parecido, te invito a que sigas leyendo porque te voy a explicar cómo realizar una masaje para estimular los conductos de leche materna:

1. Lava tus manos previamente con agua y jabón. No es necesario lavar tus pechos, solo con tu baño diario en la ducha basta.

2. Coloca ambas palmas de tu mano en sentido vertical (paralelas) en el pecho (quedando la areola en el medio) y realiza movimientos suaves de arriba abajo, en dirección contraria ambas manos, (una mano hacia arriba y otra hacia abajo, al unísono).

3. Con las yemas de tus dedos, ejerce movimientos circulares, presionando de manera firme y suave contra la pared del tórax, sin deslizar tus dedos sobre la piel. Estos movimientos deben ser en forma de espiral, en dirección a las manecillas del reloj y alrededor de todo el pecho, sin olvidar masajear toda la superficie, parte superior e inferior, y ambos lados, desde la parte externa hacia el pezón.

4. Acaricia el pecho con la punta de tus dedos desde el exterior hacia la areola (como si estuvieras haciendo cosquillas).

5. Para terminar, sacude ambos pechos hacia adelante y abajo.

Antes de extraerte leche materna, bien sea en tu trabajo o en tu casa, debes realizar estos masajes porque esto ayuda mucho para que esa leche empiece a fluir; además son efectivos en el caso de ingurgitación o congestión mamaria, si queremos desencadenar el reflejo de eyección (salida de leche) y/o para iniciar la relactancia, entre otras situaciones.

¿Quieres saber qué le pasó a Laura al final? Se aplicó los masajes y mejoró muchísimo. El dolor desapareció y la zona enrojecida ya no estaba, ¡evolucionó súper bien! En su trabajo, antes de extraerse leche, continuó realizándose masajes, logró extraer más cantidad y sus pechos funcionaron muy bien. ¡Ni te imaginas el alivio que sintió!

Puedes leer más artículos similares a Cómo hacer un masaje para estimular los conductos de leche materna, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.