Primer mes de lactancia materna con tu bebé. Lo que NO te han contado

¿Por qué hay mujeres que dejan de amamantar a su bebé en las primeras semanas?

Estrenarte en el proceso de lactancia puede significar una mezcla de hermosas emociones y múltiples dudas a la vez, y es que los primeros 30 días de tu bebé son un periodo de conocimiento y adaptación para ambos. En cuanto a su alimentación, aunque la lactancia es un proceso natural, debemos prestarle especial atención, ya que ese primer mes es el tiempo preciso para convertirla en un engranaje perfecto de la relación madre - hijo. En esta oportunidad conversaremos acerca de varios aspectos que son muy importantes de considerar durante tu primer mes de lactancia a tu bebé y te contaré sobre algunos de los múltiples recursos que tienes a la mano y que debes aprovechar para fortalecer tu proceso de lactancia materna.

Cómo son las primeras horas y días dando el pecho con tu bebé

primer mes de lactancia materna

El momento mágico del primer contacto con tu bebé para darle pecho, además de ser inolvidable para ti, representa un factor de gran importancia para el fortalecimiento de la lactancia materna durante los primeros treinta días.

La prolactina aumenta de manera progresiva desde el momento de la expulsión de la placenta y la succión del bebé es un potente estímulo. Estudios revelan que si esa primera alimentación se da en menos de 30 minutos desde el nacimiento, hay un 79% de probabilidad de que la lactancia materna se mantenga durante más tiempo, mientras que si ocurre pasados esos treinta minutos, la probabilidad de abandono de la lactancia materna durante el primer mes es del 51%. El personal sanitario juega un papel importante en este aspecto, por lo que es importante conocer la política que al respecto tenga el centro de salud donde vayas a atenderte el parto.

Aunque solo pasas poco tiempo en la clínica luego del nacimiento de tu bebé, además de tu deseo de dar pecho, el mantener a tu bebé a tu lado durante tu estancia en el hospital influye de manera positiva en que la lactancia materna se mantenga durante el primer mes post nacimiento, tal como lo revela un estudio publicado en la Revista Salud Pública de México. Que ambos duerman cerca, también luego al llegar a casa, aumenta las posibilidades de que la producción de leche se acople rápidamente a la demanda del bebé, favoreciendo el proceso de lactancia en esos momentos iniciales. ¡La cercanía fortalece la lactancia!  

La lactancia materna no entiende de horarios

la lactancia materna no entiende de horarios

La lactancia no se rige por un horario. Pretender amamantar al bebé cada cierto tiempo es una práctica errada que ha llevado al abandono de la lactancia materna en muchas ocasiones. Cuando el bebé pide alimento en menos tiempo del 'programado',  muchas mamás lo asocian a que su leche 'no es buena' o 'no está alimentando al bebé' y por eso 'pide antes de la hora'. Estos argumentos conllevan a la decisión de complementar o sustituir la lactancia materna exclusiva. ¡Nunca lo pongas en duda, tu leche siempre será suficientemente nutritiva para tu bebé!

Como lo hemos dicho antes, el primer mes de lactancia es un proceso de acoplamiento entre tú y tu bebé, y parte de este proceso es tu producción de leche, que se ajusta a la demanda de tu hijo. El tamaño de su estómago y sus requerimientos fisiológicos irán marcando la pauta. Así que, no pretendas ajustar la alimentación del bebé a un horario preestablecido.

Un factor importante en el proceso de lactancia materna son los controles médicos de tu bebé durante el primer mes, que permitirán a tu pediatra evaluar no solo que el peso y la velocidad de crecimiento de tu bebé sea el adecuado, sino que también es el momento propicio para corregir cualquier dificultad que puedas tener con la técnica de amamantamiento, evitando grietas en tu pezón, inflamaciones en tu pecho, mal agarre del bebé y alimentación no adecuada.

Adicional a los problemas en la técnica de amamantamiento, estudios realizados contemplan entre las causas del abandono de la lactancia durante el primer mes el recibimiento de biberón en los primeros días y el uso de chupete. La asesoría de un profesional calificado garantiza el éxito del proceso de lactancia.

Si estás embarazada, toma en cuenta estos datos y conversa con tu obstetra para que tú y tu bebé tengan ese acercamiento lo más pronto posible y recibas el adecuado asesoramiento profesional. Empoderarse de buena información, te mantendrá lejos de los opinólogos que, sin mala intención, nunca faltan, y te hará tomar las mejores decisiones en beneficio de ambos.

Esta información también es para ti si estás en el primer mes de amamantamiento o llevas más tiempo en este proceso, siempre será un buen momento para evaluar y tomar correctivos que te permitan disfrutar a plenitud esos momentos íntimos con tu bebé.

Puedes leer más artículos similares a Primer mes de lactancia materna con tu bebé. Lo que NO te han contado, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: