Los beneficios de besar a tu bebé mientras estás con lactancia materna

Los besos de una madre a su hijo son amor pero también salud para él

Siempre se ha dicho que los besos de una madre a su bebé son curativos emocionalmente hablando, pero es que además este gesto de amor cobra una mayor importancia si has decidido dar el pecho. ¿Quieres saber cuáles son los beneficios de besar a tu bebé mientras estás con lactancia materna? ¡Le estás protegiendo su sistema inmunitario!

Cómo los besos de una madre lactante protegen a su bebé

besar al bebé durante la lactancia materna

¿Quién no se derrite ante esos pequeñines que llegan al mundo a llenarlo de amor? En especial mamá, quiere besarlo y tenerlo en todo momento entre sus brazos. Y es que la naturaleza es sabia, porque cuando mamá besa al bebé se produce infinidad de beneficios para ambos.

El beso de mamá cura desde un rasguño hasta una herida mayor. Aunque no se convierte en un elemento farmacológico, que 'literalmente' curará la herida, besar al bebé libera endorfinas y oxitocina que le genera calma y fortalece su sistema inmunitario.

Si estás amamantando, los beneficios de besar al bebé adquieren mayor importancia. No se trata solo de un besito para calmarlo. Ese pequeño gesto de amor se convierte en una bomba potenciadora de su sistema inmunológico. Para entender cómo ocurre esta magia, conozcamos un poco acerca de este importante sistema en nuestro organismo.

El sistema inmunitario es el responsable de producir anticuerpos o inmunoglobulinas, que son las proteínas con las cuales nuestro cuerpo se enfrenta a todo agente extraño (bacterias, hongos, virus, parásitos, alérgenos). Básicamente, tenemos cinco 'ejércitos' de inmunoglobulinas.

- Inmunoglobulina A (IgA)
Con mayor presencia en las mucosas, paredes de las vías respiratorias y tracto intestinal, en la nariz, oído, ojos, vagina, saliva lágrimas, sangre y en la leche materna.

- Inmunoglobulina G (IgG)
Se encuentra en gran proporción en los líquidos corporales y nos protegen de bacterias e infecciones virales. Son los únicos que atraviesan la placenta y protegen al feto.

- Inmunoglobulina M (IgM)
Localizada en la sangre y el líquido linfático.  Son los primeros en responder ante las infecciones.

- Inmunoglobulina E (IgE)
Ubicada en pulmones, piel y membranas mucosas. Son nuestro principal ejército ante las alergias.

- Inmunoglobulina D (IgD)
El ejército más pequeño, localizado en sangre y en tejidos que recubren pecho y abdomen.

Estas estructuras son sintetizadas por los linfocitos B y las células plasmáticas que de ellos se derivan. Pero no nos vamos a complicar centrándonos en el proceso bioquímico que ocurre, maravilloso y perfecto proceso natural de nuestro organismo.

Besar a tu bebé es amor pero también salud

dar besos al bebé durante la lactancia materna

Visto esto, volvamos a nuestro tema central, los cambios que se producen en la leche materna cuando mamá besa al bebé, explicado de manera sencilla, siguiendo las indicaciones que realiza el Dr. Lauren Sompayrac, en su libro 'Cómo funciona el Sistema Inmune'.

Cuando el bebé nace, posee una inmunidad pasiva, otorgada por anticuerpos IgG que le ha transmitido mamá durante el embarazo; luego con la lactancia, también le ofrece anticuerpos del tipo IgA, que le dan una protección inmediata hasta que el bebé comienza a crear sus propios anticuerpos.

Esto no significa que, inicialmente, el bebé esté poco protegido, al contrario. Podemos decir que está 'inteligentemente protegido', puesto que los patógenos que pueden atacarlo entran principalmente por su boca y su nariz, y se dirigen al tracto intestinal, produciendo diarreas, pero es allí donde se encuentran estos anticuerpos que le ha transmitido mamá, dispuestos a defenderlo. No obstante, en ese momento, su sistema inmunológico aún no es muy fuerte y tampoco tiene todos los anticuerpos que puede llegar a necesitar.

En el delicado acercamiento entre mamá y bebé para darle un pequeño besito, el cuerpo de mamá percibe, a través de sus labios, una pequeña muestra de los patógenos que se encuentran en la piel del bebé. Estos patógenos ingresan al organismo de mamá mediante los órganos linfoides secundarios y son detectados por los linfocitos B que, al identificarlos, reaccionan y se trasladan hasta los senos de mamá para comenzar a producir los anticuerpos necesarios.

Estos anticuerpos producidos en la glándula mamaria ingresan a la leche materna y son traspasados al bebé a través del amamantamiento. De esta manera, el bebé obtiene un nuevo ejército de anticuerpos, que estará dispuesto para atacar a los agentes externos que se le han manifestado como una amenaza.

Una muestra más de lo maravillosa y única que es la leche materna y de los fabulosos beneficios que recibe tu bebé en cada toma. Besa mucho a tu bebé porque cada vez que lo haces le transmites no solo amor, ¡también salud!

Puedes leer más artículos similares a Los beneficios de besar a tu bebé mientras estás con lactancia materna, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: