Estos son los alimentos que provocan más estreñimiento en los niños

La razón por la que los niños se estriñen más en verano

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Cada vez son más las consultas de pediatría sobre casos de estreñimiento infantil. Entre las causas que provocan este trastorno se encuentra la falta de ingesta de líquidos, la poca actividad y el sedentarismo de los pequeños y, sobre todo, una dieta poco cuidada. ¿Quieres saber cuáles son los alimentos que provocan más estreñimiento en los niños y que debes evitar si tu hijo tiene problemas para evacuar las heces? 

Alimentos que causan estreñimiento en los niños

alimentos que provocan más estreñimiento en los niños

Algunos niños tienen una tendencia natural al estreñimiento que, por más agua o fibra no conseguimos mantener a raya. Si este es el caso, puede que tu hijo sea especialmente susceptible y debas eliminar o limitar en su dieta ciertos alimentos.

- Plátanos
Los plátanos sin madurar contienen carbohidratos no digeribles que, además de causar flatulencias, tienden a causar estreñimiento. Sin embargo, al madurar, estos carbohidratos se van rompiendo en cadenas mas cortas que el organismo digiere con facilidad, causando precisamente el resultado opuesto.

- Gluten
Algunos niños presentan una sensibilidad especial a esta proteína que, sin ser una intolerancia o sin ser celiaquía, les causa ciertos problemas como estreñimiento o los gases.

- Harinas y cereales refinados
En general, los carbohidratos complejos, al contrario que los simples, requieren un esfuerzo digestivo que ralentiza la digestión. La presencia de fibra en estos hidratos de carbono de cadena larga hace que esta disminución de velocidad en la digestión no resulte en un aumento de la dureza de las heces. Concretamente, el arroz blanco está a la cabeza de esta lista. En el proceso de refinado de este arroz se eliminan todas las capas externas del grano, aquellas que contienen toda la fibra y micronutrientes, por lo que su consumo resulta en una digestión más lenta y unas heces más duras.

- Leche y productos lácteos
Aunque no se ha encontrado una explicación científica que lo avale, algunos estudios han demostrado que tanto la leche como algunos productos lácteos pueden agravar el estreñimiento.

- Carnes rojas
Por una parte, estas carnes contienen hierro, un mineral que tiende a estreñir, y por otra, según a mayor contenido en grasa, la digestión se hace más pesada, aumentando el estreñimiento.

- Fritura
Al incorporar grasa al alimento, se ralentiza la digestión, aumentando la posibilidad de estreñimiento.

- Sal
El exceso de sal afecta al equilibrio de solutos en el organismo, de manera que es necesario derivar más agua hacia las células en ligar de hacia las heces, aumentando su dureza.

- Taninos
Este compuesto natural presente en ciertos alimentos de origen vegetal, además de conferir a los alimentos y sabor amargo, presenta desventajas nutritivas. Por una parte, es capaz de secuestrar y eliminar minerales, y por otra, se caracteriza por la disminución del movimiento de la comida en el tracto gastrointestinal que resulta en un aumento de la dureza de las heces. La lista de alimentos ricos en taninos la encabeza el cacao, seguido de algunas frutas como el caqui, los arándanos y moras y los plátanos sin madurar. Además, la piel de algunos frutos secos como las almendras también contiene cantidades elevadas.

Por qué los niños se estriñen más en verano y cómo combatirlo

por qué los niños se estriñen más en verano

Lamentablemente, el estreñimiento es un problema muy común en la infancia, pero que se puede agudizar sobre todo en el verano. El calor favorece la deshidratación, mientras que la gran variedad de actividades que los niños realizan en la temporada estival hacen que se olviden de beber agua. Además, la escasa rutina de comidas que seguimos cuando estamos de vacaciones contribuyen a que la motilidad intestinal se vea ligeramente ralentizada. 

Las maneras mediante las que podemos combatir el estreñimiento infantil son, por una parte, ablandar las heces a base de aumentar la ingesta de líquidos y, por otra, aumentar el volumen de las heces aumentando la ingesta de fibra. Además, podemos limitar el consumo de ciertos alimentos que pueden ralentizar la digestión o incrementar la dureza de las heces dificultando su expulsión.

Para empezar, y sobre todo durante las jornadas de más calor, debemos asegurarnos que el niño está consumiendo suficiente cantidad de agua, ya que esta tiene un papel crucial en el buen funcionamiento del todos y cada uno de los órganos del cuerpo, además de en la formación de heces blandas. Beber agua debe convertirse en algo rutinario para los niños, un acto aprendido que realizan con naturalidad y frecuencia, incluso antes de tener sed.

Además, debemos pensar detenidamente en la dieta que ofrecemos a nuestros pequeños, incluyendo frutas y verduras frescas, legumbres y cereales integrales. Sin embargo, un excesivo aporte de fibra a través de la dieta puede ser contraproducente. Por una parte porque produce flatulencias o gases, que aumentan la incomodidad del propio estreñimiento, y por otra, porque impiden la absorción de minerales de gran valor en la infancia, como el calcio y el hierro.

Puedes leer más artículos similares a Estos son los alimentos que provocan más estreñimiento en los niños, en la categoría de Trastornos alimenticios en Guiainfantil.com.