Te lo dije, una frase que ataca y hiere la autoestima de los niños

Alternativas a esta frase que no invita a tu hijo a aprender de sus errores

Mayte Helguera
Mayte Helguera Psicóloga

En ocasiones los padres tenemos necesidad de subrayar nuestro criterio y nuestra autoridad con la frase 'te lo dije' cuando el niño comete un error que nosotros ya habíamos anticipado y sobre el cual le habíamos advertido. Sin embargo, debemos ser conscientes de que los 'te lo dije' atacan directamente y hieren la autoestima de los niños, además de que no les invita a aprender de sus errores.

Decir a alguien 'te lo dije' es como remarcar 'no puedes', 'yo sé lo que hay que hacer y tú no', incidimos así en la asimetría de la relación, el que sabe y el que no. Es posible que repetir mucho este comentario genere inseguridad al niño, tanta que no sea capaz de tener autonomía y espontaneidad para tomar la iniciativa y asumir el riesgo de equivocarse.

Cómo afecta un 'te lo dije' a la autoestima de los niños

Deja de decir la frase te lo dije a los niños

En la educación de los hijos todo cuenta, lo que se dice, cómo se dice, cuándo se dice... pero también cuenta lo que no se hace explícito, lo que no se dice. Podríamos pensar que decir un 'te lo dije' tan solo es una forma de hablar, casi una frase hecha que no implica nada más. Sin embargo como padres y madres debemos ser cuidadosos y estar atentos para evitar comprometer el desarrollo de la autoconfianza, ya que es la 'piedra angular' sobre la que pivota todo el desarrollo del niño.

Es bueno que ante nuevos desafíos expliquemos al niño o niña las posibles consecuencias de sus actos, lo que puede pasar si actúa de una u otra forma. El niño podrá optar por la conducta que menos nos gusta, la que hubiéramos preferido que no hiciera y el resultado puede ser aquel que advertimos. Concluir con la frase 'te lo dije' solo incide en el error, dejando al niño sumido en la sensación de fracaso.

Los padres también debemos aprender de nuestros errores

Esta frase ataca y hiere la autoestima infantil

Los padres y madres primero somos personas, con limitaciones y por supuesto imperfectos, nos puede gustar entre otras cosas tener razón, dejar claro que tenemos la autoridad y el conocimiento por encima de los pequeños.

Conviene que observemos estas cosas para ofrecer lo mejor de nosotros. Uno educa con todo lo que es, ofrecemos lo que somos y lo que tenemos y esto está bien, porque pretender la perfección es un error que nos somete a un estrés vano y nocivo para todos, pero observar estas pequeñas limitaciones es interesante para que no se conviertan en obstáculos que provoquen inseguridad e inhibición en los pequeños.

Por ello, te invito a que te pares un momento y reflexiones acerca de cómo te relacionas con tus hijos. Este es un ejercicio que te ayudará a ser más consciente sobre si los 'te lo dije' (u otras formas similares) quieres que tengan cabida en la crianza que brindas a los niños. Lejos de caer en la culpa, se trata de saber qué queremos, qué podemos hacer para lograrlo y aprender de los errores que hayamos podido cometer hasta el momento.

Frases y aprendizajes alternativos al te lo dije para los niños

Frases alternativas a te lo dije para los niños

Una vez que ya conocemos los 'efectos secundarios' que puede tener una frase como 'te lo dije' en los niños, nos planteamos algunas alternativas. Estaría bien formular simplemente una pregunta abierta como: ¿qué ha pasado? Con ella damos al niño la oportunidad de analizar y explicar lo que ha sucedido (evidentemente será más o menos elaborado en función de la edad del menor).

Analizando 'el error' construimos experiencia y competencias para el próximo intento. Es un manejo de la experiencia donde el supuesto error se convierte en aprendizaje. Por contraposición al 'te lo dije', la mirada queda puesta en avanzar con lo que pasa, en capacitar y hacerse más competente y por supuesto no señala los roles de 'el que sabe y no se equivoca' y 'el que no sabe'. En este caso el niño es aprendiz y el adulto acompaña ese aprendizaje desde una mirada horizontal.

Por tanto:

- 'Te lo dije' versus ¿qué ha pasado?, ¿podrías haberlo hecho de otra forma?, ¿qué has aprendido?

- Error versus aprendizaje. 'Yo no sé' versus 'aprendo y crezco'.

- 'Papá sabe y yo no' versus 'aprendo y papá me acompaña'.

- Inhibición y falta de confianza versus proactividad, competencia y seguridad.

Una vez más constatamos cómo educar a los pequeños nos invita a mejorar y optimizarnos para acometer esa importante labor con las mejores herramientas. ¡Mucho ánimo!

Puedes leer más artículos similares a Te lo dije, una frase que ataca y hiere la autoestima de los niños, en la categoría de Autoestima en Guiainfantil.com.