Pequeños detalles de los padres que son el mejor regalo para los niños

Sustituye los obsequios materiales por eso más emocionales y que perdurarán en el corazón de tu hijo para siempre

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

¿Cuántos regalos les haces a tus hijos cada día? No, no me refiero a lo material, todo lo contrario, te hablo de esos pequeños detalles que tanta alegría, felicidad y bienestar les produce. ¿Hacemos juntas una pequeña lista de todos esos detalles que en el fondo son el mejor de los regalos para los peques de la casa y para una misma?

Regalos diarios para obsequiar a los niños

detalles de los padres hacia sus hijos

Educar a los hijos en el amor, el cariño y el afecto es lo mejor de los regalos que podemos hacer por ellos y por nosotros mismos. ¿Te has parado a pensar alguna vez en todos los regalos tan valiosos que hacemos a los niños cada día? ¡Y que sea así siempre!   

1. Regala a tus hijos cada día tiempo de calidad
Tiempo de calidad quiere decir sentarte a su lado y preguntarles ‘¿qué os apetece hacer?’ Tiempo de calidad quiere decir escucharles, contarles cómo te ha ido el día, proponerles hacer la actividad que más les guste, ya sea dar una vuelta por la calle o jugar a su juegos de mesa favoritos. Tiempo de calidad quiere decir dejar el móvil a un lado para centrarnos en lo que de verdad importa.

2. Cree y confía en ellos
Otro presente maravilloso que tenemos que hacer a nuestros hijos con tanta frecuencia como podamos es el de creer y confiar en ellos. Da igual que nos digan que los elefantes pueden volar o que nos comenten que quieren ser astronautas, nosotras estamos ahí para alentarles, para motivarles, para recordarles lo valiosos e importantes que son y para hacerles ver que en esta vida, con esfuerzo y dedicación, pueden lograr prácticamente todo aquello que se propongan.

3. Hazles ver lo inteligentes que son
Si un niño se ve a sí mismo como una persona inteligente, no tendrá ningún problema a la hora de hacer sus tareas o aprender nuevas habilidades sociales durante su infancia y también el día de mañana. ¿A que se trata de un regalo perfecto del que no nos podemos olvidar nunca?

4. Permite que hagan las cosas por sí solos
Cuando le dices a tu niño ‘átate tú los zapatos que sabes hacerlo muy bien’ en realidad le estás haciendo el regalo de la autonomía, de la confianza en uno mismo y de la satisfacción posterior por haberlo logrado. Cuando le dices a tu niño ‘estudia tú solo la lección y luego las repasamos juntos’, lo que le estás diciendo en verdad es ‘¡tú puedes con esto y mucho más!’.

5. Bríndales amor incondicional
El obsequio del amor incondicional, del afecto, del cariño, de los besos, los achuchones y los abrazos que les damos cada día no tiene precio. ¿Puede haber algo mejor? ¡A mí no se me ocurre el qué! Que nuestros hijos sientan que les queremos siempre y en todo momento, cuando estemos felices y también cuando hayamos discutido.

Los obsequios que todos los padres debemos hacer siempre a los hijos

regalos de los padres a los hijos

Coincidirás conmigo que tiene mucho más valor para niños y niñas que sus padres les obsequien con una actividad en familia por haberse esforzado tanto y haber sacado unas buenas notas que comprarles el juguete de moda que a los pocos días cae en el olvido. Y es que, los regalos no materiales, esos que se hacen desde el corazón y que tanto nos llenan, son de los mejores que podemos dar a nuestros retoños.

6. Ponles los límites que sean necesarios
Siempre se ha dicho que la tolerancia a la frustración es uno de los mejores regalos que podemos hacer los padres a los hijos, igual de valioso resulta el regalo de ponerles límites y normas de convivencia para que haya un buen ambiente familiar.

7. Interésate por lo que les gusta
Obsequiar a los hijos con momentos juntos resulta igual de beneficioso para todos que interesarse por lo que más les gusta a ellos: los cromos que coleccionan, el estilo de baile por el que ahora se pirran... Cualquier ocasión es perfecta para animarles a que compartan aquello que tanto les motiva.

8. Enséñales valores a través del ejemplo
Si tú lees, tus hijos leerán; si tú ayudas a los demás, tus hijos no dudarán en hacer lo mismo. Si enseñas a los tuyos valores a través de tu ejemplo será mucho mejor que decirlo solo de palabra, ¿no te parece?

9. Háblales en positivo
¿Se te ocurre algo más aburrido para un niño que estar escuchando cada dos por tres cómo sus padres le dicen ‘no’ a todo? Hablar en positivo será un obsequio no solo para los hijos sino también para toda la familia.

10. Haz gala de tu buen humor
Cuando los niños vengan del cole cansados, con mal humor porque tienen que hacer tareas o porque han reñido con su mejor amigo; cuando veas que tus hijos se frustran o tienen rabietas, en lugar de contagiarte de ese genio que les entra haces gala de toda tu energía positiva, de todo tu sentido del humor. ¡Qué regalo tan excelente!

11. Cuídate a ti para poder cuidar de tus hijos
Hazte a ti misma el regalo de cuidarte, de dedicarte tiempo a ti, de ir a la peluquería a hacerte el peinado que tanto te gusta o de quedar con esa amiga a la que hace semanas que no ves para así poder cuidar a tus hijos siempre con una sonrisa en la cara y la mayor de las ilusiones.

Puedes leer más artículos similares a Pequeños detalles de los padres que son el mejor regalo para los niños, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.