Los lazos familiares aumentan la confianza de los niños en sí mismos

Los beneficios de construir un vínculo seguro y sólido con tus hijos

Silvia Álava Sordo

Dijo el filósofo George Santayana que la familia es una de las obras maestras de la naturaleza. Y es cierto que la familia, en todas sus formas (también podemos considerar familia a nuestros amigos o a nuestros compañeros), y el vínculo que se construye con ella día tras día es muy importante para los niños. El apego seguro es clave en su desarrollo físico y emocional, ya que reforzar los lazos familiares aumenta la confianza y seguridad de los niños en ellos mismos, entre otras cosas.

Para conocer más sobre la importancia de trabajar el vínculo familiar, hemos hablado con la doctora en psicología Silvia Álava, que nos ha dado algunos consejos sobre cómo fortalecer las relaciones familiares.

Los niños tienen más confianza en sí mismos gracias a unos lazos familiares sólidos

Lazos familiares y la confianza de los niños en sí mismos

Unos lazos familiares sólidos, basados en el respeto y el amor, son los pilares del desarrollo tanto físico como emocional de los niños. Por eso, debemos trabajar y construir el vínculo con nuestros hijos desde su primer segundo de vida. Es la mejor forma para que sientan que tienen nuestro apoyo, sustento y cariño para crecer y desarrollarse en libertad.

Cuando los lazos familiares han conseguido crear un apego seguro, los niños se sienten capaces de lograr cualquier cosa que se propongan. Nuestro amor por ellos les transmite que estaremos a su lado cuando ganen, pero también cuando pierdan o cuando se caigan. Esta seguridad refuerza su autoestima y la confianza en ellos mismos.

Los niños se sentirán más seguros para explorar su entorno, para satisfacer su curiosidad, para tener inquietudes, para construir ilusiones y alcanzar sus sueños y deseos.

Otros beneficios del vínculo y apego seguro para los niños

Reforzar los lazos familiares con los niños

Reforzar los lazos familiares dentro de nuestro hogar es tremendamente positivo porque también:

- Ayuda a reducir los niveles de estrés de los niños
Cuando damos abrazos y cariños a los niños, conseguimos aumentar la producción de la oxitocina, también conocida como la hormona del amor. Esto hace que el cortisol (la hormona del estrés) caiga en picado. Por ello, los niños (y también los adultos) se sienten reconfortados.

- El niño conoce el mundo a partir de la afectividad
Como se señala en el artículo para la revista Tendencias Pedagógicas de Moya, Sierra, del Valle y Carrasco de la Universidad Nacional de Educación a Distancia ('Efectos del apego seguro y el riesgo psicosocial en los problemas infantiles interiorizados y exteriorizados'), gracias a la interacción afectiva, el niño interioriza cómo debe interpretar el entorno que le rodea e, incluso, cómo debe interpretarse a sí mismo. El pequeño conoce el mundo a partir de ese lazo afectivo que hemos construido, lo que tiene consecuencias claras en su desarrollo emocional actual y futuro.

- Trabajar la gestión emocional con los niños
Pero, además, si hemos conseguido construir una relación afectiva positiva, los niños se sentirán mucho más abiertos para hablar de cómo se sienten. Gracias al vínculo de seguridad de los padres y de la educación emocional, los niños se sienten más cómodos y nos harán partícipes de sus sentimientos y sus preocupaciones. Todo ello nos permitirá a los padres trabajar en su desarrollo emocional.

- Ante un problema, los niños acudirán a los padres
Cuando logramos construir una relación basada en la confianza con nuestros hijos, nos convertimos en el apoyo al que recurrirán cuando les surja algún problema que no puedan solucionar. De esta forma, les podremos guiar para que encuentren la mejor solución.

- Los niños tienen mejores competencias sociales
La empatía, la lealtad y el amor son algunos de los valores que los niños que crecen dentro del apego seguro desarrollan. Además, se ha comprobado que estos pequeños suelen tener mejores habilidades sociales.

- Menos riesgo de depresión
Incluso, el estudio mencionado anteriormente, reconoce que cuando establecemos unos lazos familiares sólidos, los niños son más seguros y tienen menos posibilidad de desarrollar síntomas relacionados con la depresión.

Consejos y juegos para reforzar los lazos familiares en casa

Juegos para trabajar el vínculo familiar con los niños

Ya conocemos la importancia de que los niños crezcan con unos lazos familiares fuertes. Pero, ¿cómo podemos trabajarlos? Aquí van algunas ideas.

- La afectividad
Los besos, las caricias, los abrazos, las miradas... Todos estos gestos de afectividad nos ayudan a fortalecer el vínculo con nuestros hijos. Sin embargo, también debemos tener en cuenta que nunca podemos obligar a que nuestros hijos nos den un beso o un abrazo. Debemos respetar los espacios y los tiempos de cada uno.

- Pasar tiempo de calidad con los niños
En el día a día a veces es complicado encontrar momentos de tranquilidad que podamos dedicar a estar con nuestros hijos y disfrutar de nuestra compañía mutua. Sin embargo, estos ratitos son muy importantes, ya que nos ayudan a forjar una relación afectiva. Pasar tiempo de calidad con los niños significa 'estar presentes' cuando estemos con ellos, es decir, mirarles y disfrutar de su compañía (sin estar viendo a la vez la televisión o consultando el móvil de vez en cuando, por ejemplo).

- Compartir juegos con los niños
El juego tiene un papel esencial en el desarrollo de los niños, ya que es parte de su aprendizaje diario. Pero, además, es un momento divertido que podemos compartir con nuestros hijos. Juegos de mesa, de cartas, de construcción, de muñecos, de coches... ¡Son muchas las posibilidades!

- Leer un cuento juntos
Establecer el hábito de leer un cuento juntos antes de dormir resulta muy positivo. En primer lugar, porque estamos aficionando a los niños a la lectura, pero también porque compartimos un momento muy tierno todos juntos y terminamos el día de la mejor forma.

- Cocinar en familia
¿Y si pasamos un rato en familia mientras cocinamos? Es una actividad muy divertida y que, además, nos puede servir para transmitir hábitos alimenticios saludables a los pequeños de la casa.

- Videollamadas con los familiares que están lejos
Puede darse la circunstancia de que tengamos que estar lejos de los abuelos y otras personas que queremos. Puede ser por una enfermedad que les obligue a quedarse en casa sin tener contacto con otras personas, puede que vivan lejos de nosotros, puede que estén de viaje durante un tiempo largo... ¿Cómo podemos reforzar los lazos familiares a distancia? Con llamadas telefónicas o, si es posible, ¡con videollamadas!

A veces, es tan sencillo como contarnos qué hemos hecho a lo largo del día para mantenernos al día de la vida de los niños de los otros. Pero, ¿sabías que se pueden organizar juegos muy divertidos a través de estas reuniones familiares virtuales? Podemos jugar a la mímica, a las adivinanzas, contarnos chistes, jugar a la batalla naval...

Puedes leer más artículos similares a Los lazos familiares aumentan la confianza de los niños en sí mismos, en la categoría de Diálogo y comunicación en Guiainfantil.com.