13 retos y juegos de papel y lápiz para disfrutar en casa con niños

Actividades caseras sencillas y entretenidas que estimulan el razonamiento de tus hijos

María Machado

Los niños se tienen que aburrir; no hay mejor chispa que el aburrimiento para encender la creatividad. Sin embargo, no les vamos a dejar todo el día aburridos sin hacer nada. Muchas veces los padres nos comemos la cabeza para buscar las actividades caseras más fabulosas y estrafalarias para que nuestros hijos se diviertan. Sin embargo, ¿por qué complicarnos tanto? Los juegos de papel y lápiz también son un gran entretenimiento para disfrutar con los niños en casa.

Por eso, a continuación te proponemos algunos retos y juegos sencillos para los que solo necesitáis un lápiz, bolígrafo o rotulador y un folio. ¿Listos para jugar?

Juegos con papel y lápiz para hacer con los niños en casa

Los juegos con papel y lápiz para niños

¿Habéis jugado alguna vez a todos estos juegos? A continuación os proponemos distintos retos pensados para distintas edades. No dudes en adaptar la dificultad del juego para el nivel y los conocimientos de tu hijo.

1. Laberinto casero
En un folio, podríamos dibujar un laberinto del que nuestro hijo tiene que encontrar la salida. A un lado, dibujamos un elemento (un niño, por ejemplo) y al final del laberinto otro (una pelota). El objetivo es que los niños encuentren el camino para unir ambos sorteando los obstáculos del laberinto.

2. Carreras de bolígrafos
¿Alguna vez habéis hecho carreras de bolígrafos? ¡Es un juego genial para toda la familia! Y solo necesitáis un folio (en el que tenéis que dibujar un circuito, como si fuera una carrera de motos, con su 'salida', sus curvas y su 'meta') y un bolígrafo que sea de los que tienen una bola en la punta.

Todos los participantes empiezan en la línea de salida. Por turnos, cada uno va haciendo una tirada para que su bolígrafo se mueva hacia delante. Para moverse, hay que colocar el bolígrafo en perpendicular el folio, es decir, apoyando la punta y dejándolo completamente vertical. Se pone un dedo sobre la parte superior y se impulsa el bolígrafo para que se escurra hacia delante. En el siguiente turno, la tirada se hace desde el último punto al que ha llegado el bolígrafo. ¿Qué boli llegará antes a la meta?

3. Unir los puntos de un dibujo
No todos los papás y mamás tenemos el don de dibujar bien. Sin embargo, no hay que ser grandes artistas para hacer un dibujo sencillo a nuestros hijos como una manzana o un oso. Lo puedes dibujar a lápiz, sin apretar mucho, y a lo largo de la silueta poner con bolígrafo puntos con números de forma que si los niños los unen en orden lograrán dibujar nuestro diseño. Que no se te olvide borrar el lápiz para que la silueta sorprenda a los niños.

Ideas de juegos en casa sencillos para niños

4. Nuestro propio monstruo divertido
Este es un juego muy sencillo y que pone en marcha la creatividad de los pequeños de la casa. Necesitamos un papel en el que el primer jugador dibuja la cabeza de un monstruo o ser extraordinario. Una vez que haya terminado, dobla el papel de forma que solo se vea un poco de la parte del cuello. Ahora le toca al siguiente jugador dibujar los hombros del monstruo a partir del cuello. Cuando termine, vuelve a doblar el papel para que solo se vea la parte de abajo. El siguiente tendrá que dibujar la tripa y el siguiente las piernas y los pies.

Cuando hayáis dibujado el monstruo completo, desplegad el papel para verlo completo. ¡Seguro que os ha quedado un monstruo muy divertido!

5. Los cuadrados
Este es uno de los juegos más sencillos pero más entretenidos. Para disfrutar con él necesitamos una hoja cuadriculada, como las que tienen muchos cuadernos. Es tan sencillo como que cada jugador, en su turno, tiene que hacer una raya que corresponda con uno de los lados de los cuadrados que están impresos en la hoja. El objetivo es conseguir dibujar las cuatro rayas de un cuadrado para llevarte un punto. ¡Pero hay que hacerlo rayita a rayita!

Para contar los puntos una vez que dais por terminada la partida, será más sencillo si cada uno habéis utilizado un lápiz o un bolígrafo de un color diferente. Aunque también podéis marcar vuestros cuadrados con una letra diferente, como se muestra en la imagen.

6. ¿Quién soy?
Uno de los jugadores piensa en un personaje y tiene que dibujarlo para que el resto de los participantes adivinen quién es. ¡Un gran juego que además es muy divertido!

7. Las tres en raya o las cuatro en raya
Un juego de papel y lápiz que no puede faltar en un tarde de juegos en casa. Un jugador dibuja círculos y otro cruces, se trata de juntar tres (o cuatro, dependiendo del juego al que estéis jugando) en una misma línea, que puede ser vertical, horizontal o diagonal. ¿Quién ganará las tres en raya?

Juegos sencillos y caseros para los niños mayores

Juegos muy sencillos para niños disfrutones

Y pensados para niños algo más mayores, de 7 años para arriba, aquí tienes algunos retos y juegos muy sencillos que os lo harán pasar en grande.

8. Sopas de letras
Las sopas de letras pueden comprarse ya hechas o hacerlas vosotros mismos. Es muy sencillo. Solo hay que dibujar en un folio un cuadrado y colocar algunas palabras (tanto en horizontal, como en vertical o diagonal). A continuación, solo hay que escribir otras letras aleatorias alrededor (bien colocadas en filas y columnas). ¿Quién encontrará más palabras escondidas?

9. El ahorcado
¡El clásico de los clásicos! Se trata de adivinar una palabra a partir de sus letras. Para ello, el primero de los jugadores tiene que escribir en el folio tantas rayas como letras tenga dicha palabra. Si queréis hacer más sencilla la partida, puede escribir algunas de esas letras para dar pistas.

Los jugadores que tienen que adivinar, deben ir diciendo letras en voz alta. Si esas letras forman parte de la palabra, se escriben en el lugar que ocupan. En caso de que no estén, va acumulando puntos negativos que se traducen en dibujar un monigote. Cada vez que falle una letra, hay que dibujarle el cuerpo, un brazo, el otro, una pierna, la otra, la cabeza... Y cuando esté entero dibujado, habrá terminado el juego. ¡Habéis tardado mucho en adivinar la palabra!

10. Tuttifrutti o stop
Conocido como tuttifrutti, stop, basta, alto el fuego, mercadillo o ya, este es uno de los juegos más divertidos con papel y lápiz que podemos proponer a los niños. En la parte de arriba del folio (que colocaremos en horizontal para que sea más cómodo) colocamos distintas categorías: nombres, apellidos, animales, ciudades, países, colores, alimentos, marcas de productos, etc.

Al principio del juego, uno de los jugadores propone una letra. Todos los participantes deben encontrar una palabra en cada una de estas categorías que empiece por dicha letra. Cuando un jugador rellene todas las casillas se para el juego, aunque el resto no hayan terminado. A continuación, se comparan las respuestas de todos: cada respuesta correcta se lleva 10 puntos y si varios jugadores coinciden en una palabra, consiguen 5 puntos.

Los juegos sencillos para los niños

11. Batalla naval
El juego de la batalla naval, también conocido como Hundir la flota es muy divertido, sobre todo para los niños más mayores. Para jugar hay que conseguir una hoja de cuaderno cuadriculada y ponernos de acuerdo en los barcos que vamos a usar: un barco que ocupe 4 cuadrados, dos de 3 cuadrados, tres de 2 cuadrados, etc. A continuación debemos dibujar un cuadrado grande, que será nuestro campo de batalla, colocar estos barcos y numerar las columnas (del 1 al 15, dependiendo del tamaño del tablero) y las filas de la (A a la J).

A continuación, los jugadores tienen que intentar adivinar dónde han colocado los barcos los rivales: A5, C6, E9... Cuando acierte en un cuadrado de nuestro barco, le tenemos que decir 'tocado'; y cuando ya haya 'tocado' todos los cuadrados de nuestro barco, le tendremos que decir 'hundido'. Gana el jugador que primero hunda todos los barcos de su oponente.

12. Crucigramas
Seguro que habéis hecho muchas veces crucigramas. Es una forma estupenda de entretener a los niños en casa mientras estimulamos su razonamiento. Podéis comprar un cuaderno de crucigramas o podéis hacerlos vosotros mismos. Solo tenéis que pensar en algunas palabras que se puedan entrelazar a través de sus letras y escribir una pista para cada una de ellas.

13. Continúa la historia
El primer jugador escribe una frase en un papel. El siguiente, otra frase que continúa el cuento del primero. Luego le toca el turno al siguiente participante o al primero de nuevo, que también tendrá que seguir escribiendo la historia. Poco a poco iréis tejiendo un divertido cuento colectivo en el que todos habréis participado.

Los beneficios de estos juegos sencillos para los niños

Los beneficios de los juegos en casa para los niños

Todos los juegos que te hemos propuesto son ejemplos de que el ocio familiar dentro de casa no tiene por qué ser complicado de planificar ni aburrido. Y es que son muchos los beneficios de llevar a cabo estos retos de entretenimiento con lápiz y papel.

- Enseñamos a los niños que lo sencillo también es genial
Con los juegos de estas características transmitimos a los niños que lo sencillo también puede ser muy divertido. Por lo tanto, les enseñamos a apreciar las pequeñas cosas.

- Estimulamos el razonamiento, la estrategia y la lógica
Todos estos juegos hacen pensar a los niños, ya que todos ellos requieren que estén presentes de una forma activa.

- Fomentamos la creatividad
Con los juegos de crear historias y de dibujar conseguimos que los niños pongan a trabajar toda su imaginación.

- Trabajamos la destreza manual
Al tener que coger el lápiz (fijémonos en que lo haga de la forma correcta) y utilizarlo para los juegos, estamos también trabajando la destreza manual, sobre todo en los niños más pequeños.

- Adquieren vocabulario y repasan ortografía
Con los juegos como el ahorcado, ayudamos a que los niños aprendan palabras nuevas y que aprendan cómo se escriben.

Puedes leer más artículos similares a 13 retos y juegos de papel y lápiz para disfrutar en casa con niños, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.