Poesías infantiles. Poesías para niños

Ejemplos de los mejores poemas cortos para leer en familia todos los días

María Machado

Es un verdadero placer el poder adentrarse en el mundo de los versos, de las rimas, de la expresión y del arte literario. La poesía para niños ha sido escrita para ser leída, comprendida y meditada. Solo así se puede disfrutar verdaderamente del sentido, del juego de sus palabras y de su lenguaje. Las poesías infantiles abren las puertas a los niños a un mundo de versos y rimas, donde prima la expresión y donde pueden aprender sobre valores emociones. Comparte con tus hijos estos poemas cortos para toda la familia.

Qué aportan las poesías infantiles a los niños

Leer poesías infantiles con los niños

Los padres hacemos muchos regalos a nuestros hijos a lo largo de su infancia. Uno de los mejores que podemos ofrecerles es enseñarles a apreciar la lectura y, en concreto, la poesía. Un niño que tiene el hábito de leer versos, continuará con esta pasión y sensibilidad cuando sea adulto. Sin duda, le estarás regalando la posibilidad de pasar grandes momentos leyendo poemas a lo largo de toda su vida.

A través de la poesía tus hijos pueden bucear en el mundo de la expresión de ideas, sentimientos y emociones. Los poemas se reflejan diferentemente en cada niño que los lee, ya que son los pequeños lectores los que darán un sentido personalizado al texto. Lo que antes era visto apenas como una fuente espiritual del saber, hoy se considera una gran y beneficiosa herramienta para que los niños aprendan a jugar con las palabras, con las rimas, y a la vez entender y expresar sentimientos y emociones.

Los beneficios de leer poemas cortos con tus hijos

Beneficios de las poesías para niños

Sin duda alguna, la poesía infantil es una gran vía para acercar a los niños a la lectura. Pero también tiene otros fabulosos beneficios que, sin duda, te invitarán leer más poemas con tus hijos.

- La poesía es una fuente de entretenimiento incalculable. Hay tantos tipos de poemas, de temáticas tan variadas, que llegan desde momentos muy diferentes de la historia... que podemos pasar horas leyéndolos en familia sin cansarnos.

- A través de los poemas, los niños pueden aprender vocabulario, pues los poemas les descubren palabras que hasta entonces no conocían. En el caso de los niños más pequeños, es especialmente beneficioso la ayuda que brindan los versos en el desarrollo del lenguaje.

- Los versos permiten a los niños practicar su expresión oral y escrita. Pero, además, les enseñan gramática y ortografía. Además, si les animamos a aprenderse los versos, pondremos en funcionamiento la memoria y la concentración.

- A través de la lectura de poesía, los niños mejoran su entonación y su dicción, pero también su ritmo y cadencia. Además, los poemas son grandes aliados para trabajar la expresión corporal de los pequeños.

- La poesía infantil ayuda a estimular el desarrollo emocional de los niños (ayuda a que la sensibilidad aflore), pero también favorece el desarrollo cognitivo de los más pequeños.

- Además, y tal como se explica detalladamente en el estudio 'El verso poderoso' de Anna Emmerling para la Universidad de New Hampshire, las poesías son una herramienta fabulosa para que los niños aprendan una segunda lengua. Se puede empezar por versos sencillos que llamen la atención de los pequeños alumnos.

Muchos ejemplos de poesías para niños para leer en familia

Las poesías infantiles y los niños

Después de conocer lo muchísimo que los niños pueden beneficiarse de la lectura de poesías infantiles, te estarás preguntando: ¿y qué poemas podemos leer? ¡Aquí está Guiainfantil.com para ayudarte!

A continuación te proponemos un pequeño recopilatorio sobre algunos de las poesías infantiles favoritas de los niños. Algunas de ellas son de grandes poetas como Federico García Lorca, mientras que otras son anónimas. ¡Que las disfrutéis!

Actividades para trabajar la poesía infantil con tus hijos

Mejores poemas cortos para tus hijos

La lectura de un buen poema puede ser muy placentera, pero el disfrute poético no tiene por qué terminar ahí. Y es que los versos pueden convertirse en un recurso educativo muy útil para reforzar los distintos aprendizajes que los niños van haciendo según van pasando de curso.

Además de trabajar la comprensión lectora, podemos usar los poemas para introducir valores, emociones u otras enseñanzas significativas para los niños. Para ello, podemos trabajar los poemas con algunas de las siguientes actividades que te proponemos. Recuerda que debes adaptar la dificultad de estos juegos y ejercicios a la edad y conocimientos de tus hijos.

1. Preguntas de comprensión lectora
Hazles una serie de preguntas basadas en la lectura para comprobar si han prestado atención mientras leíais y si son capaces de extraer la idea general de la que hablan los versos. La comprensión lectora es una habilidad muy importante en la vida escolar de los niños, por lo que es importante que la trabajemos desde que son pequeños.

2. Debate sobre los aprendizajes y lecciones de la poesía
Todos los poemas, por muy cortos que sean, transmiten un aprendizaje o hablan de alguna idea que puede inspirar un pequeño debate en casa. Dirige la conversación con los niños haciéndoles preguntas como: ¿Cómo crees que se ha sentido...?, ¿qué habrías hecho tú si...?, ¿de qué crees que habla realmente esta poesía?, ¿está bien o está mal que...?, etc. Es una buena forma para enseñar a los niños a reflexionar y, al mismo tiempo, estimular su empatía.

3. Escribir la poesía en prosa
Pídele a los niños que extraigan la idea de la poesía y la escriban en prosa. Es una forma fabulosa para trabajar la expresión escrita u oral.

Actividades para trabajas poesías infantiles

4. Convierte el poema en una obra de teatro
Aunque se trata de un poema muy corto, podéis usar la historia que cuenta y convertirla en una obra de teatro corta para representar en casa. Podéis ser vosotros mismos los actores y actrices o podéis hacer marionetas caseras con cartulina o un calcetín.

5. Reconstruye la poesía
Escribid la poesía en un papel y, con unas tijeras, recortad las estrofas para que estén separadas en papeles diferentes. Revolved los papeles y tratad de ordenarlos para que tengan sentido y sigan la historia que habíais leído.

6. Ilustra la historia
Coged rotuladores de colores... ¡y a pintar! Pídeles a los niños que hagan un dibujo inspirado en los versos. Trata de no darles muchas indicaciones para que puedan dejar volar su imaginación. Poned algo de música para que la actividad sea aún más inspiradora.

7. Escribid vuestra propia poesía
Inspiraros en la poesía que habéis leído y escribid vuestros propios versos. Este es un ejercicio perfecto para estimular la creatividad de los niños. Recordad que algunos poemas tienen rimas, pero otros no. ¿Cómo va a ser el vuestro?

8. Convertid los versos en una canción
¿Os habéis fijado que las letras de las canciones parecen poesías? Entonces, ¿por qué no usar el poema que habéis leído como letra para una canción? Podéis usar una melodía que os guste o inventaros una. Incluso, podéis usar el poema y convertirlo en un rap. ¡No dudéis en grabaros cantando!

¡Vivan las poesías infantiles! ¿Cuál es vuestro poema favorito?

Puedes leer más artículos similares a Poesías infantiles. Poesías para niños, en la categoría de Poesías en Guiainfantil.com.