Laberintos para niños. Juegos con papel y lápiz

Cuándo y cómo los niños pueden empezar a jugar con laberintos

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Uno de los pasatiempos preferidos de los niños es el laberinto. Con apenas un lápiz y una goma de borrar, los niños pueden pasar horas intentando encontrar el camino hacia la salida de un laberinto. Conseguir salir de un laberinto dependerá mucho de la habilidad que tenga el niño, más que de su edad, aunque por lo general, es un juego que está indicado a niños a partir de los 6 años.

Para quién está indicado el juego de laberintos

juego de laberintos para niños

A partir de los seis años de edad, la mayoría de los niños está apto para empezar a jugar con laberintos. A esta edad, los niños ya son capaces de entender y aceptar las reglas en los juegos y buscar salidas. Además, tendrán la capacidad motora suficiente para resolver algunos laberintos.

Los laberintos son juegos antiguos en los que los niños tienes que encontrar un camino o una ruta de principio a fin. Hay laberintos fáciles y otros más difíciles, es decir, de todos los niveles. A medida que los niños van consiguiendo la solución de algunos, pueden ir avanzando hacia los más complicados. Todo es una cuestión de práctica.

Cómo se juega con laberintos

Los laberintos funcionan como rompecabezas mentales. Los niños deben encontrar un camino correcto para llegar al destino propuesto, y para ello tendrá que ir sorteando caminos sin salida.

Tradicionalmente, un laberinto era una construcción complicada, generalmente de arbustos, donde la gente se perdía. Con el tiempo, el laberinto se fue transformando en un pasatiempo de mesa para niños y adultos.

Con un lápiz y un papel los padres pueden dibujar laberintos o imprimirlos en Internet para que los niños busquen sus propias estrategias para encontrar el camino. Un juego que puede fomentar las ganas de solucionar problemas y enfrentarse a los desafíos, en los niños.

Los beneficios de los laberintos

Los beneficios de los laberintos a los niños

El juego con laberintos aporta muchos beneficios a los niños:

1. Les ayudan a que tengan persistencia

2. Aumenta el poder de concentración de los niños

3. Mantienen a los niños ocupados mientras se divierten

4. Ejercitan la mente y el ingenio de los niños

5. Enseñan a los niños a resolver problemas

6. Promueve las habilidades motoras finas del niño

7. Enseña a los niños a enfrentarse a los desafíos

Si deseas imprimir algunos laberintos para jugar con tus hijos,
PINCHA AQUÍ.

Más juegos sencillos con papel y lápiz para niños

Puedes leer más artículos similares a Laberintos para niños. Juegos con papel y lápiz, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.