4 pistas para poner límites a los niños desde la disciplina positiva

Consejos para establecer normas a nuestros hijos desde el amor, respeto, amabilidad y firmeza

Marga Santamaría
Marga Santamaría Coach educativa

Los niños y las niñas necesitan límites para desarrollar de forma más plena su propia felicidad. Y es que, junto con las normas, son fundamentales para su bienestar emocional y para el resto de las personas con las que se van a relacionar. A continuación vamos a analizar una serie de pistas que nos ayudarán a poner límites a los niños desde la disciplina positiva, es decir, desde la amabilidad y la firmeza.

Cómo entiende la crianza la disciplina positiva

Los límites infantiles desde la disciplina positiva

Los límites que pongamos a nuestros hijos e hijas no deben venir de la mano de premios, castigos, incluso chantaje o azotesEsta es la base de la disciplina positiva, que aporta además que los límites deben partir del respeto, de la amabilidad y de la empatía. Y es que educar con y desde la amabilidad, en ningún caso es sinónimo de permisividad.

Los límites ayudan a los niños y a las niñas a saber comportarse en determinados momentos y situaciones, así como también a saber relacionarse sanamente con los demás, para, en definitiva, ser más felices.

La disciplina positiva no es un conjunto de reglas, normas o recetas. No, la disciplina positiva es una filosofía educativa basada fundamentalmente en la crianza profunda y consciente, que pretende la reflexión del propio niño sobre sus conductas, así como la implicación en la búsqueda de soluciones ante un posible daño ocasionado.

Por otro lado, la disciplina positiva es una tarea constante, con resultados a largo plazo, eficaces y duraderos en el tiempo. Hay madres y padres que preferirán un resultado inmediato, como por ejemplo los que ofrece la sanción, el chantaje o el castigo; pero es muy importante saber, que en este caso el aprendizaje no es el deseado y que además estos resultados no son duraderos en el tiempo.

Poner límites a los niños de forma amable y respetuosa

Consejos para poner límites a los niños

¿Y cómo nos puede ayudar la disciplina positiva a proponer unos límites a los niños de una forma amable y respetuosa, pero al mismo tiempo firme? Para promover unos límites respetuosos y amables, os voy a dar cuatro importantes pistas:

1. Hacer al niño o la niña partícipes de las normas
En este sentido estamos potenciando además su responsabilidad y su pertenencia al grupo. Está claro que hay normas que no son negociables, como las referentes a la seguridad, por ejemplo, pero otras sí. Para desarrollar estas conversaciones, una buena herramienta es la asamblea familiar.

2. Poner límites justos, adecuados a la edad y desarrollo madurativo
Es importante tener en cuenta que los límites que propongamos se ajusten a nuestros hijos e hijas. De esta manera favorecemos su cumplimiento y ayudamos a la autogestión emocional del pequeño.

3. Actuar con amabilidad y firmeza
Este es uno de los mantras de esta disciplina. Y os comparto una frase que a mi me ha ayudado mucho: 'Cuando pongas límites a tu hijo, que sea con la misma firmeza, amor y calma con la que le das un beso'.

Límites para niños según la disciplina positiva

4. Favorecer una reflexión productiva que promueva la búsqueda de una solución
Por un lado, hay que hacer ver al niño la importancia de hacerse responsable de su propia conducta, sea un hecho ocurrido delante de los adultos o no. Y por otro lado, es necesaria la consecuencia, es decir, buscar conjuntamente soluciones, preguntándole cómo se puede paliar lo ocurrido o cómo se puede mejorar…

¡Recordad el poder valioso de la pregunta! De esta manera se establecen bases de comportamiento responsable y significativo.

Es importante no olvidar que los niños y las niñas tienen la necesidad de pertenencia, que de alguna manera buscan la conexión con los demás y es ahí, como principales referentes que somos, donde se hace necesario que les acompañemos y ayudemos en su sentimiento de contribución.

Cuanto más respeto y amor ofrezcamos, más lo vivirán y por lo tanto más lo darán, empezando por ellos mismos. Y por último, no olvidemos validar sus emociones y acompañarles desde la confianza y la escucha.

Puedes leer más artículos similares a 4 pistas para poner límites a los niños desde la disciplina positiva, en la categoría de Límites - Disciplina en Guiainfantil.com.