16 claves para aplicar la disciplina positiva en niños según su edad

La disciplina positiva bien pone límites y refuerza el vínculo entre padres e hijos

Gabriela Matienzo
Gabriela Matienzo Psicóloga infantil

Uno de los grandes temas que nos ocupan con los niños es el de la disciplina. Todos quienes somos padres queremos encontrar el equilibrio exacto que nos permita establecer límites y lograr que nuestros hijos los respeten, sin tener que llegar a extremos que nos hagan sentir culpables y sin dañar nuestra relación con ellos. La tarea no es fácil, es un proceso de ensayo y error en la que debemos hacer ajustes continuos.

Una visión que nos ofrece grandes alternativas es la disciplina positiva, que se basa en el amor, respeto, comprensión y toma en cuenta tanto las necesidades de los niños como las de los padres. Esta, además, bien aplicada logra reforzar el vínculo afectivo. Por eso, a continuación te ofrecemos algunas ideas y técnicas para aplicar la disciplina positiva con los niños teniendo en cuenta su edad.

La disciplina positiva en bebés

Aplicar la disciplina positiva en niños según la edad

Casi desde el momento en el que los niños nacen podemos empezar a aplicar algunos consejos de disciplina positiva. Estos son algunos de los que se deben tener en cuenta.

1. Modelarle con tu ejemplo
Los bebés aprenden lo que ven, por lo que tu ejemplo es clave. Cuida mantener tu tono de voz suave, trata de no perder el control de las situaciones y procura ser un permanente modelo positivo para él.

2. Distraerlo
Si tu bebé está llevando a cabo alguna conducta peligrosa o lo ves a punto de hacer un berrinche por algo que desea o que ha perdido de vista, prueba a distraerle súbitamente con algún estímulo nuevo. Verás que es bastante fácil y puedes ahorrarte un momento de llantos y regaños. Ambos lo agradecerán.

3. Cuidar el lenguaje
Trata de reservar el “no” para situaciones muy peligrosas o indeseadas; para lo demás trata de usar frases en positivo.

4. Ser consistente
Las cosas que un bebe tiene permitidas y las que no, no pueden depender de nuestro estado de ánimo. Por ejemplo, si no le permites jugar con el control remoto de la tele, no debes permitirlo en ningún momento, aunque sea para distraerle; asegúrate de cambiarlo por algún juguete que pueda usar siempre.

Cómo educar en positivo a niños entre 1 y 3 años

Cómo educar de manera positiva a los niños

Según los niños van haciéndose mayores, debemos incorporar otras estrategias de disciplina positiva que respondan a su comportamiento y nivel de desarrollo. Ten en cuenta los siguientes consejos.

5. Mantenerte firme
Normalmente conforme van creciendo, los niños empiezan a probar lo que está permitido y lo que no. No se trata de algo que hagan para sacar lo peor de ti, sino simplemente están experimentando. Mantente firme en los comportamientos NO permitidos y trata de distraerle con otra cosa para no dejar que avance a una situación más complicada.

6. Anticiparte
Mantente atento a reconocer las señales que preceden un berrinche y trata en la medida de lo posible adelantarte a ellas. Hay momentos clave, como cuando tienen hambre o sueño o se encuentran muy cansados.

7. Ignorar los comportamientos negativos
Una vez que le has dejado claro que no puede hacer determinada cosa, como jugar con algo peligroso, él probablemente empezará a llorar o a tener una rabieta. Asegúrate de que no se haga daño y prueba a ignorar ese comportamiento si es posible; esto muchas veces hará que la conducta se extinga sola.

Disciplina positiva en los niños de 3 a 5 años

Consejos para aplicar la disciplina en positivo

Si tiene un hijo de 3 a 5 años, debes tener en cuenta las siguientes claves. Poco a poco, el pequeño puede ir asumiendo más y más tareas y le gustará sentirse involucrado en el funcionamiento del hogar.

8. Asignarle una responsabilidad 
A pesar de su corta edad, es momento de asignarle alguna tarea que sea capaz de realizar de forma consistente. Esto ayudará a hacerle sentir útil y empezar a tener claro que es responsable de algo como alimentar al perro, regar las plantas, poner los manteles, etc.

9. Darle oportunidad de tomar decisiones
En las situaciones que sea posible, dale a escoger entre varias alternativas como prendas de ropa, platillo a elegir en un restaurante, etc. Esto le ayudará a ser más seguro y entender que hay cosas en las que puede elegir y otras que no están abiertas a discusión.

10. No darle explicaciones eternas
A estas edades normalmente los niños cuestionan por qué deben hacer ciertas cosas. Explícaselo una vez claramente, pero después mantente firme y ahórrate repetir una y otra vez las mismas frases; cámbialas por “ya te lo he explicado y no lo vamos a discutir más”.

11. No discutir con él en pleno berrinche
No pretendas que en medio de un berrinche tu hijo pueda entender tus razones. Espera a que se haya calmado para hablar con él sobre lo que estuvo mal; será mucho más receptivo.

12. Utilizar cuentos y películas para modelarle comportamientos y valores
Esta es una edad maravillosa para, a través de cuentos y películas, modelarle comportamientos, valores y formas positivas de conocer y manejar sus emociones.

Educar a niños entre 6 y 12 años

Cuando tus hijos tienen entre 6 y 12 años

Conforme van creciendo, los niños van demandando distintos tipos de atenciones y se enfrenta a problemáticas diferentes. Los padres les debemos acompañar teniendo en cuenta los siguientes consejos de disciplina positiva.

13. Dejarle claros los “privilegios” con los que cuenta
En vez de usar la palabra “castigo” hazle saber continuamente los privilegios de los que goza por su buen comportamiento, como ver la TV, jugar con la táblet, salir a jugar fuera, etc. De esta forma, en los casos en los que cometa una falta significativa, esos “privilegios” serán suspendidos por un tiempo, hasta que se los vuelva a ganar.

14. Ayudarle a analizar las situaciones
Siempre que haya oportunidad, ayúdale a encontrar la relación entre algo que hizo y lo que vino después; ya sea que se trate de algo positivo o negativo. A veces entender esa relación aún les es difícil, aunque a nosotros nos parezca obvio.

15. Encargarte de que entienda la relación entre el esfuerzo y la recompensa
No le des todo lo que desee. Cuando quiera algo, ayúdale a definir una meta para conseguirlo.

16. Dejarlo que se frustre
Frustrarse porque algo no le sale a la primera o por no tener todo lo que desea es parte de la vida y no les somos de ayuda si les evitamos continuamente estos sentimientos. La mejor manera de desarrollar en tu hijo la tolerancia a la frustración es precisamente dejar que la sienta y motivarlo a seguir intentándolo o a esperar por algo que quiere (lo bueno, cuesta).

Consejos de disciplina positiva para padres e hijos

Hay muchas formas de aplicar con nuestros hijos disciplina positiva y disfrutar del proceso. La calma y el autocontrol son nuestros mejores aliados.

Puedes leer más artículos similares a 16 claves para aplicar la disciplina positiva en niños según su edad, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.