Tips para poner límites a los niños de 7 años y que nos hagan caso

Consejos para establecer normas coherentes a nuestros hijos de esta edad

Sara Tarrés
Sara Tarrés Psicóloga Infantil

Una de las funciones más importantes que tenemos como padres es, sin duda alguna, la de poner límites a nuestros hijos. Y nos guste más o nos guste menos, lo cierto es que esta función parental al establecer normas es absolutamente imprescindible para que los niños y las niñas, de todas las edades pero también los niños de 7 años en los que en esta ocasión nos centramos, puedan desarrollarse adecuadamente y crecer seguros, sabiendo lo que pueden hacer o hasta donde pueden llegar.

De modo que, es importante entender que la principal función de los límites y normas es la de proteger y cuidar, y no tanto la de frenar la autonomía o independencia de nuestros hijos tal y como algunas corrientes de pensamiento afirman. Estableciendo límites y marcando un sistema de normas o reglas que debemos cumplir estamos transmitiendo valores y formas aceptables de convivir con los demás.

La crisis de los 7 años en los niños

Cuando los niños tienen 7 años

Como siempre, debemos encontrar el punto medio y aprender cómo poner límites y normas a nuestros hijos porque tan perjudicial es una educación absolutamente permisiva como una radicalmente autoritaria o coercitiva.

Es por ello que hoy hablamos de cómo poner límites y normas a los niños de 7 años. Una etapa donde los peques ya no son tan peques y en la que aparece otra fase de reivindicación de su 'yo' naciente y que algunos profesionales, entre los que me cuento, hablamos de la crisis de los 7 años. Una crisis que se produce debido al desarrollo físico, cognitivo, lingüístico y emocional que han experimentado, junto con la ampliación de su mundo social y su mayor autonomía.

De modo que, es importante ir adaptándonos y adecuando los límites y normas a medida que nuestros hijos van creciendo. Recuerda que educar significa permitir que nuestros pequeños evolucionen, dejando que tomen pequeñas decisiones aun a riesgo de cometer errores. Esta es una etapa en la que debes ser más flexible y dejar que exprese su opinión, aunque ello no signifique que dejemos que se salte las normas o los límites fijados.

Consejos para poner normas y límites a niños de 7 años

Consejos para poner límites a los niños de 7 años

Aclarados los puntos anteriores veamos cómo poner límites y normas a los niños y niñas de 7 años.

1. Revisa las normas y límites que hasta ahora venías aplicando
Es el momento de tomarse un tiempo para ver cuáles ya no son necesarias y cuáles debes adaptar a la edad de tu hijo o hija. La máxima 'menos es más' sigue siendo vigente en cuanto a normas y límites aplicables en esta etapa. Mejor pocas y claras que muchas y difusas.

2. Sé objetivo
Este punto tiene que ver tanto con no exigirle algo que aún no es capaz de hacer como con la importancia de no dejarnos llevar por la emoción que nos invade en un momento determinado.

3. Normas y límites claros y concisos
Explica y repite tantas veces como sea necesario qué es lo que debe hacer y lo que no. Hazlo con un lenguaje claro, explicando por qué pero sin irte por las ramas. A esta edad los niños tienen una capacidad de atención todavía muy limitada, de modo que un discurso muy extenso no es efectivo, de igual modo que no lo son los sermones a ninguna edad.

4. Fija y aplica las consecuencias del incumplimiento de las normas
Si es necesario podéis hacer conjuntamente un póster o mural con las 5 normas más importantes que habéis decidido como familia y cuáles son las consecuencias.

5. Valora y elogia su cumplimiento
Evita fijarte solo cuando las normas sean infringidas. Este punto es importante porque en ocasiones los niños no tienen otro modo de llamarnos nuestra atención. Es decir, se saltan las normas para dejar de ser invisibles. Prefieren una reprimenda a ser ignorados.

Más claves a tener en cuenta en la educación de los hijos

Establecer normas para los niños de 7 años

Por otro lado, estas son otras claves que debemos tener en cuenta a la hora de establecer y concretar los límites para nuestros pequeños.

6. Ten en cuenta su opinión
Escucha sus quejas, discrepancias y se flexible cuando la situación lo permita. Un ejemplo sería aceptar que vea el final de unos dibujos aunque sea la hora de cenar si estos van a demorar solo unos minutos.

7. Aléjate de imposiciones autoritarias
Los métodos o estilos educativos basados en el autoritarismo son, como indicaba al inicio, tan perjudiciales para el desarrollo de los niños como aquellos que sobreprotegen en exceso o se basan en el 'laissez faire'. En todos estos casos los niños pueden volverse más inseguros, faltos de autoestima y, obviamente, mucho más vulnerables.

8. Usa un lenguaje positivo
Trata de explicar las normas evitando usar el 'No'. Por ejemplo en lugar de decirles 'No se grita, ni insulta a ningún miembro de la familia' puedes decir 'Hablamos en un tono suave y con respeto'. Corrige la conducta inadecuada sin atacar.

9. Sé constante y coherente
La constancia y la coherencia es lo que permite a los niños integrar las normas y los límites de un modo natural. Si un día aplicamos la norma pero al siguiente nos olvidamos de ella, el mensaje que enviamos es que esa norma no es importante, de modo que pueden saltársela cuando quieran. Si pedimos a los niños que no griten o peguen nosotros deberemos dar ejemplo de ello.

10. Permite el error
El error es una de las mejores fuentes de aprendizaje. Deja que tu hijo aprenda de sus errores y, por tanto, de las consecuencias del incumplimiento de las reglas que os habéis marcado y los límites que como familia tenéis establecidos. Una actitud sobreprotectora en la que no se llevan a cabo las consecuencias fijadas impide este aprendizaje.

Y ya por último, recuerda que los hábitos y rutinas diarias adquiridas a lo largo de estos 7 primeros años evitarán, en gran medida, que debamos insistir una y otra vez en el cumplimiento de determinadas reglas. Por ello le damos tanta importancia a la necesidad de llevar unos horarios fijos a la hora de las comidas, cenas, tiempo de ocio y estudio, hábitos de higiene y horarios de acostarse. Los hábitos y las rutinas son esenciales a cualquier edad, cuanto antes los incorporemos en nuestras vidas más fácil será nuestro día a día.

Puedes leer más artículos similares a Tips para poner límites a los niños de 7 años y que nos hagan caso, en la categoría de Límites - Disciplina en Guiainfantil.com.