La técnica de la hamburguesa para corregir al niño en positivo

Beneficios de que los padres apliquen la disciplina positiva con sus hijos

Sandra Llorente

Una de las mejores cosas que tiene escribir para Guiainfantil.com es todo lo que aprendes. En esta ocasión, me han enseñado esta técnica de la hamburguesa para que los padres aprendamos a corregir en positivo a nuestros hijos. Se trata de una técnica que ayuda a poner límites a nuestros hijos de otra manera, sin tener que enfadarse y haciendo partícipe a nuestros hijos de su propio proceso de aprendizaje. A mí me ha parecido genial, y ya la estoy poniendo en práctica. ¡Te la cuento en detalle!

En qué consiste la técnica de la hamburguesa para corregir con positividad a los niños

la técnica de la hamburguesa para corregir en positivo al niño

La técnica de la hamburguesa es una herramienta creada para poder enseñarles disciplina a nuestros hijos, pero no de una manera impositiva y negativa, sino desde el entendimiento y la comunicación con nuestros hijos. Se trata de corregir a nuestros hijos con respeto, el mismo respeto con el que nos gustaría que no tratasen.

Piensa por ejemplo en tu trabajo o la escuela y recuerda aquellos jefes o profesores que en tu vida te han aportado algo positivo. Seguramente no te regañaban por regañar, ni te mandaban por mandar, sino que cuando te equivocabas te daban la posibilidad de aprender de ello sin que te sintieras mal contigo mismo.

Algo parecido sucede lo mismo con tus hijos, ¿por qué hacerles sentir mal cuando se equivocan? ¡Piénsalo! Si conocieras una manera de hacerles ver que lo que han hecho no es correcto y que pueden mejorar sin que haya una represalia opresiva, seguramente lograrían comprender mucho mejor las consecuencias de sus acciones y se esforzarían por no hacer lo mismo la próxima vez.

Y es que la disciplina positiva, como explican en el informe 'La disciplina positiva como una alternativa al castigo físico y humillante', elaborado por Pontificia Universidad Javeriana. Facultad de Enfermería de Bogotá, 'aporta herramientas útiles para guiar a los hijos de forma efectiva en su crianza. La actitud del cuidador que usa la disciplina positiva ante la formación del niño es correcta para el desarrollo del niño y adolescente porque enseña autodisciplina, responsabilidad, cooperación y solución de problemas no busca humillar, avergonzar ni castigar al niño'.

La técnica de la hamburguesa pretende enseñar a corregir de forma positiva, lo que ofrece ventajas tanto para padres como para hijos:

- Con esta técnica, los niños son capaces de comprender por qué lo que han hecho está mal, es decir, aprenden a distinguir cuándo se han equivocado.

- Cuando los hijos asumen su propia responsabilidad en sus acciones, la relación padres e hijos es mucho más fluida.

- Una de las mayores ventajas es que el niño es capaz de internalizar el aspecto positivo de no repetir errores.

- Los niños aprenden a ser parte de la solución y a proponer sus propias soluciones ante el problema causado por su comportamiento.

- Se fomenta el que sean capaces de ver su error como una oportunidad de mejora.

- La técnica ayuda a tolerar de manera más positiva la frustración.

Pasos para aplicar la técnica de la hamburguesa con los niños

corregir en positivo

¿Quieres saber ya cómo usarla con tus hijos? Lo único que tienes que hacer es imaginar una hamburguesa de diferentes capas. Cada capa corresponde a una forma de actuar por tu parte, de manera que ayudas a tus hijos a comprender de manera positiva la situación.

Capa 1: el pan
En vez de gritar, regañar o decir ‘no’ en un primer momento, la idea es ayudarle a tu hijo a detectar el error, porque nunca podrán enmendarlo si no se dan cuenta. Para ello, lo mejor es una pregunta. ¿Qué crees que podrías mejorar en esta habitación?, ¿cómo crees que te sentirías tú si tu amigo no te prestara los juguetes?, ¿qué crees que te pasaría si no te lavas los dientes?

Capa 2: queso
El queso suele ser lo que más les gusta a los niños en la hamburguesa; es, por tanto, una gratificación positiva. Se trata de decirle algo agradable a tu hijo, algo relacionado con la situación. Ayer tu habitación estaba muy bien ordenada; eres un buen hermano porque siempre intentas cuidar y respetar a tus hermanos; tus dientes se veían relucientes esta mañana cuando los lavaste...

Capa 3: la carne
La carne es la base de una hamburguesa y, siguiendo la analogía, correspondería a aquello que es la base del problema. Es decir, en esta capa deberás decirle de manera tranquila lo que no te gusta de la situación. Hoy tu habitación no se ve igual, los juguetes y la ropa están tirados por el suelo y da la sensación de suciedad y desorden; ser tan posesivo con tus juguetes no demuestra una buena actitud con tus amigos; tus dientes están sucios y tu boca huele un poco mal, además corres el riesgo de que se te piquen...

Capa 4: la tapa de pan
La tapa del pan permite que la hamburguesa se pueda comer con las manos, por lo que es un elemento positivo fundamental. En esta capa debes decirle a tu hijo algo positivo, algo agradable con lo que sienta que crees en su capacidad de resolver el problema. Seguro que sabrás ordenar la habitación igual de bien que lo hiciste ayer; estoy segura de que te sentirías mejor si compartes tus juguetes con tus hermanos y les demuestras lo generoso que eres; no tengo dudas de que eres capaz de lavarte los dientes súperbien...

Tras estas cuatro capas básicas de toda hamburguesa, será mucho más fácil que tus hijos piensen en cómo solucionar y enmendar el error con el resto de ingredientes que más les gustan (la lechuga, el tomate, la cebolla...). Es importante que hagas tu parte de manera tranquila y tengas una actitud proactiva y de escucha durante el proceso.

De esta manera, cada vez que tengas que corregir a tu hijo, este se sentirá completamente respetado, tú no sentirás enojo ni frustración porque no hace lo que le pides y generarás un ambiente de confianza en el que poder mostrar sus emociones.

Puedes leer más artículos similares a La técnica de la hamburguesa para corregir al niño en positivo, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.