La efectiva técnica del rincón seguro para reducir el estrés en niños

Enseña a tus hijos técnicas de relajación para huir del estrés y de la ansiedad

Beatriz Martínez

¿Alguna vez has escuchado hablar de la técnica del rincón seguro? Es un método que se utiliza para reducir el estrés de los niños. A continuación vamos a ver cómo podemos ponerla en marcha y cuáles son sus beneficios. Analizamos, además, algunos métodos de relajación para hacer en ese rincón seguro libre de estímulos y que son de gran ayuda para calmar los nervios de los más pequeños de la casa. ¡Empezamos!

El estrés en los niños, ¿qué debemos saber?

¿Conoces la técnica del rincón seguro contra el estrés en niños?

Son muchas y muy variadas las cosas que pueden causar estrés en los niños: los deberes, las actividades extraescolares a las que tienen que acudir todos los días de la semana, el uso excesivo de las nuevas tecnologías, el propio estrés de los padres que transmitimos a los hijos sin darnos cuenta o problemas comunes que pueden darse en la escuela o en el hogar. ¿Cómo podemos los padres ayudarles a eliminar el estrés de sus vidas o al menos a reducirlo todo lo posible?

1. Debemos tratar de conocer cuál es la causa de ese estrés: los deberes, las actividades después de las clases o si bien hay algo que les inquieta como que han discutido con su mejor amigo y eso les causa baja autoestima. A nivel conductual, es habitual que se produzcan algunos cambios en su comportamiento: están más nerviosos, irritables o es apreciable un exceso de movimiento. Pero también se pueden dar algunos cambios en las conductas de sueño: no quieren ir a dormir o tienen despertares nocturnos que antes no tenían. Los síntomas que presentan son los que nos dan las claves para ver cómo podemos actuar.

2. Segundo, hay que poner a su alcance los mecanismos necesarios para que ellos mismos sepan identificar ese estrés o esa ansiedad y puedan poco a poco tratarla con la ayuda de sus padres.

3. Y tercero, prepararles en casa un rincón seguro libre de estímulos.

Qué es el rincón seguro y cómo ayuda a los niños

Según nos ha enseñado Úrsula Perona, psicóloga infantil y divulgadora, el rincón seguro puede ser de gran utilidad para que los niños sepan parar a tiempo esa sensación de estrés o agobio.

¿Cómo podemos hacer un rincón en casa para nuestros hijos? Muy sencillo, como su nombre indica, se ha de buscar un rincón libre de estímulos en el hogar que les tramita seguridad, paz y tranquilidad. Por ejemplo, su tienda de campaña, una cabaña de tela… Y poner dentro uno o dos juguetes que le den apego como su peluche favorito, un puzzle, un libro, la mantita con la que se van a dormir o unos cascos si le gusta escuchar música. Ese será su lugar seguro al que pueden acudir cuando están nerviosos o angustiados. Salen, pues, de la situación que les produce estrés.

Si se trata de niños más mayores, se les puede explicar cómo les ayuda su rincón seguro y se les puede invitar a que ellos mismos elijan las cosas que quieren poner dentro. Lo que logramos con la técnica del rincón seguro, además de reducir el estrés, es proporcionar a los niños un momento de desconexión en que el pueden parar, pensar y ser ellos mismos.

Técnicas de relajación para usar en el rincón seguro

Algunas técnicas de relajación para tus hijos

Una vez el niño sabe que puede acudir a su rincón seguro cada vez que lo necesite, se puede ir un paso más allá y mostrarle unas técnicas de relajación, las mismas que va a poder emplear si ve que, por ejemplo, que está nervioso en clase antes del examen o porque ha tenido una tarde llena de deberes. Como ya sabes, métodos y técnicas de relajación hay muchas y muy efectivas, nosotros te proponemos estas, muéstraselas a tu hijo y que él escoja la que más sea de su agrado.

- Respirar de forma consciente para relajarse
Se trata de contar hasta diez, coger aire por la nariz y soltarlo despacio por la boca como si se soplara por una pajita. Al estar concentrado en la respiración, la atención se aleja de aquello que nos preocupa.

- Relajación muscular
Consiste en contraer los músculos, por ejemplo de las piernas, y luego en soltarlos de forma tranquila como si se tratara de un ejercicio de pilates. Es idóneo para calmar el cuerpo y la mente.

- Evocar imágenes o lugares que nos traigan bonitos recuerdos
Seguro que tu hijo tiene más de un lugar al que le encanta ir: la playa en verano, la casa de los abuelos, la carretera que sabe que le lleva a la montaña los domingos... Pues cuando haya un episodio de estrés o ansiedad, se deben evocar esos lugares, pensar en ellos hará cambiar el estado de ánimo.

¿Lista para preparar el rincón seguro para tus hijos? ¡Adelante!