La palabra secreta para calmar a los niños y que se sientan seguros

Una técnica de gestión emocional para tranquilizar a tus hijos ante una situación agobiante o abrumadora

¿Has oído hablar de la técnica de la palabra secreta? Yo fui hace unas semanas cuando la descubrí, ya la he empezado a usar con mis hijos y parece que está teniendo éxito, más de una rabieta nos hemos ahorrado ya en casa gracias a esta estrategia de educación y gestión emocional tan sencilla. La técnica de la palabra secreta ayuda a los niños a sentirse seguros y acompañados en situaciones que resultan abrumadoras, ya que les facilita el hecho de comunicarles a sus padres que necesitan un abrazo para calmarse.

¿En qué consiste la técnica de la palabra secreta para niños?

La técnica de la palabra secreta para los niños

En mi familia, parte de estas vacaciones de verano las vamos a pasar, por suerte, en la playa. Una semana con los abuelos, otros diez días con los primos y, por supuesto, con los amigos y amigas que haremos en la piscina, en la arena de la playa... Con tanto ir y venir y tantas personas, conocidas y otras nuevas, a nuestro alrededor, los niños pueden sentirse en algún momento desubicados, sin saber expresar cómo se sienten.

Oí decir a Marta Prada (guía Montessori y colaboradora de Guiainfantil.com) en sus redes sociales que la técnica de la palabra secreta funcionaba ¡y tenía toda la razón del mundo!

Consiste en acordar una palabra secreta que solo vamos a conocer los miembros de la familia más cercana. Nosotros, no sin antes pasar por un amplio y extenso debate, hemos decido que nuestra palabra va a ser 'nube' (podéis usar una para todos o una distinta para mamá y otra para papá). Cuando mi hijo o hija la digan, en voz alta o en voz baja, como palabra suelta o dentro de una frase, papá y mamá ya sabemos que necesitan de un momento de mimos, abrazos, besos o, sencillamente, de unos instantes para bajar el ritmo y estar a nuestro lado.

Y es que, con tanta actividad que se hace en verano, ¿qué niño o adulto no se siente a veces un poco abrumado? Yo sé que mi hija de 3 años y medio es un poco pequeña aún para decirnos, tal cual, que se siente nerviosa, que está enfadada o que quiere un achuchón y una tanda de besos. Y también sé que mi hijo de casi nueve años le va a dar vergüenza decir cosas como esta en voz alta, sobre todo si está el resto de la familia o amigos delante.

¡Con nuestra palabra secreta 'nube' (no les digas a mis hijos que te la he desvelado) hemos dado en el clavo!

Beneficios: calmar a los niños en una situación agobiante

Beneficios de calmar a los niños ante un agobio

La técnica de la palabra secreta es ventajosa porque sirve de recurso para que los niños y las niñas digan de una forma más sencilla que quieren momento exclusivo para ellos, que sienten una emoción desagradable y requieren de nuestro cariño y acompañamiento. Pero es que además tiene estos otros muchos beneficios:

1. Evita que los niños se sientan nerviosos o frustrados. O puede que no evite que se sientan así, pero como nos lo dicen a través de la palabra secreta, antes de que la cosa acabe en llantos o berrinches, puedo hacer algo para que se sientan mejor: un abrazo, un paseo solo para nosotros, una charla sencilla...

2. Además, unido a lo que te acabo de contar, da pie a que hablemos, cuando estén más tranquilos, de sus emociones: ¿estabas nervioso?, ¿cansado, tal vez?, ¿te has sentido incómodo por algo que te han dicho los amigos? Es, por tanto, un momento para enseñarles a identificar y nombrar emociones como la frustración, esencial para su desarrollo emocional.

3. Los niños se sienten acompañados cuando más lo necesitan. Se sienten valorados, queridos, importantes ya que dejas lo que estabas haciendo para ir a su lado y atender su petición. Esto repercute en su autoestima.

4. Los niños comprenden cuáles son las herramientas adecuadas para decir qué es lo que les ocurre; ahora es una palabra secreta, el día de mañana será una conversación con mamá y papá... Además, observan, se dan cuenta de que otras vías como enfadarse, llamar la atención con golpes o palabras feas, no es el camino para hacerse notar, para decirnos que nos necesitan.

5. Cuando usamos la técnica de la palabra secreta (es útil en vacaciones pero también en cualquier otro momento del año), lo que hacemos es incluirles activamente: 'tú estás jugando con los amigos en la piscina y yo estoy aquí sentada hablando con los otros padres, pero sabes que si necesitas que estemos juntos, que te abrace, solo tienes que decirlo'.

[Leer +: Cómo acompañar los berrinches de los niños]

La importancia de que tus hijos se sientan seguros y respaldados

Ayudar a los niños a sentirse seguros

Recuerdo como si fuera ayer cómo fue uno de los primeros cumpleaños de mi hijo mayor. Lo celebramos en casa; vinieron unos cuantos amigos, había, cómo no, aperitivos y juegos... Todo estaba preparado para la diversión. Con todo y con ello, ahora que lo pienso, no me extraña que en mitad de la celebración mi hijo se fuera a sentarse al lado de su padre. ¡Se sentía tan abrumado que no quería ni abrir sus regalos! Tuvo que pasar un rato de calma para que volviera a hacerse presente en su fiesta.

Puede que la palabra secreta quiera decir 'dame un beso', 'escúchame', 'mírame y hazme sentir importante' y pueda que quiera decir 'dame un poco de espacio, pero quédate cerca de mí'. Te parecerá que no es sencillo saberlo, pero basta con que observes a tu pequeño, le mires a los ojos, descifres su expresión para que te des cuenta de qué le inquieta, de qué es lo mejor que le puede venir justo en este momento.

Y tú, ¿también vas a probar con tus niños esta técnica de la palabra secreta?

Puedes leer más artículos similares a La palabra secreta para calmar a los niños y que se sientan seguros, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: