Vacaciones en casa y con los niños

Propuestas de actividades para pasar las vacaciones de verano en casa con los hijos

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Llegan las vacaciones y otra vez tenemos que organizarnos para establecer una nueva rutina en el hogar que agrade a 'griegos y a troyanos'. Sin colegio y sin sus respectivas actividades extraescolares, los niños estarán más en casa. Y si la familia, por motivos particulares, decide que no puede salir de viaje, las vacaciones darán un vuelco en la agenda de la familia.

¿Qué hacer con los niños para que estén entretenidos en estos días sin colegio? Aunque parezca que las vacaciones no son como tal sin un viaje, no es así. Se puede pasar unas buenas vacaciones con los niños sin tener que salir de casa.

10 propuestas para pasar las vacaciones en casa con niños

Pasar las vacaciones en casa con los niños

Muchas familias, principalmente por motivos económicos, prefieren 'sacrificar' las vacaciones y optar por viajar en otras épocas en las que tanto los billetes, de avión, tren o autocar, y los hoteles, son más baratos. Las familias que no pueden dejar a sus hijos con algún familiar, deciden apuntarlos a un campamento al menos una o dos semanas, más que nada para que los padres puedan seguir trabajando mientras sus hijos se divierten con otros niños.

Cuando todos, niños y padres, coincidan en casa en las vacaciones, existen un montón que actividades que pueden disfrutar juntos, como por ejemplo:

1. Hacer una agenda para las vacaciones. Es importante planificar los días para:

  • Ir a la piscina o playa
  • Ir al cine
  • Para pintar y hacer dibujos
  • Hacer manualidades
  • Hacer jardinería
  • Para cocinar
  • A encontrarse con algún amigo o familiar
  • Para ir al parque
  • Visitar algún museo
  • Jugar con juegos de mesa
  • Montar un teatro
  • Montar en bicicleta

2. Hacer un menú divertido para las comidas en familia. Ya que están todos juntos, que cada uno elija un menú en el que todos (o casi todos) puedan involucrarse.

3. Dividir las tareas durante la semana: por la mañana repasar lo aprendido en el colegio haciendo unos deberes, y por la tarde, actividades caseras.

4. Importante: si los niños están de vacaciones, sus padres también lo están. Así que las tareas del hogar deben ser compartidas entre todos. Definir y dividir las tareas del hogar entre todos.

5. Reservar los fines de semana para un paseo fuera de casa, para un picnic en el campo, un paseo en bicicleta, ver o jugar a un partido de fútbol, un encuentro con otras familias, etc.

Vacaciones en casa con los niños

6. Anima a los niños a jugar a simular situaciones en las que a ellos les gustaría estar. Por ejemplo, jugar a estar en un avión, o en un tren, incluso en una alfombra mágica. Los niños tienen una imaginación privilegiada y seguro que crearán muchísimas historias.

7. Propón a los niños que tengan el día de 'todo está permitido'. En este día, no se hace nada en casa, no se hacen las camas, no se hace desayuno, comida ni cena. Un día de libertad para todos.

8. Si tenéis un jardín, podéis hacer un huerto casero entre todos, y aprender a sembrar, a irrigar y cuidar de cada plantita. La jardinería es una actividad muy divertida, tanto para padres como para hijos.

9. Aprovecha las vacaciones con los niños en casa para terminar algún proyecto que habéis dejado a medias: pintar la pared de la habitación de los niños, organizar los muebles, los armarios de la casa, limpiar el garaje... A los niños les encantará participar de estas tareas.

10. Aprender. Aprender algo nuevo entre todos. En vacaciones se debe seguir aprendiendo. Aprender a:

  • Nadar
  • Leer
  • Sumar y restar a través de juegos
  • Navegar por Internet
  • Utilizar el ordenador o la tablet
  • Practicar valores en casa
  • Hacer algún trabajo voluntario
  • Hacer un huerto casero

Los niños merecen vacaciones de verano, pero los padres también

Divertirse en verano toda la familia

En vacaciones, la tendencia es que a los niños se les permitan que se vayan a la cama más tarde, que se despierten y se levanten tarde por las mañanas, que se queden viendo la televisión por más tiempo y a un sinfín de cositas más. Claro que después de un año repleto de quehaceres, es normal que ellos demanden y tengan derecho a ello. Unas vacaciones en casa deben ser vistas de una forma positiva.

Sin embargo, tal y como hemos mencionado antes, igual que los niños están de vacaciones, ¡los padres también tienen que disfrutar de sus días libres! Por eso, debemos buscar actividades con las que los hijos se lo pasen bien, pero que también agraden a los padres y, sobre todo, que no les suponga un esfuerzo que no estén dispuestos a emprender en sus días de descanso.

Tener a los niños en casa representa algo más de trabajo. Pero también es indudable que resulta divertido tener todo el tiempo para estar con ellos, conocerlos más, aprender con ellos. Algo que seguro recordarán con mucho cariño.

Tips para tener una buena convivencia familiar en vacaciones

La convivencia familiar en vacaciones

Y, aunque resulta genial poder disfrutar los unos de los otros sin tener que pensar en el trabajo o en el colegio, lo cierto es que en vacaciones pueden surgir más conflictos entre los miembros de la familia. No podemos olvidar que, a fin de cuentas, lo compartimos todo (tanto tiempo como juegos, espacio, planes...) y esto puede ocasionar roces en la convivencia.

Por eso, para que las vacaciones sean agradables, toda la familia debe tener en cuenta los siguientes consejos y comprometerse a cumplirlos.

- Mantener la calma, ¡siempre!
Todos queremos disfrutar de las vacaciones al máximo, por eso debemos ir con la alegría y la tranquilidad por delante. Ante los problemas que puedan surgir en nuestras maravillosas vacaciones en casa, ¡una sonrisa! Antes de ponerte de los nervios o de empezar a gritar piensa: ¿los gritos o el estrés van a arreglar la situación? Entones, ¿tienen sentido?

- Empatía y más empatía
La mayor parte de los problemas de convivencia familiar podrían evitarse si todos tuviéramos un poco más de empatía en casa.

- Un momento para hablar de emociones
Ahora que tenemos unos días libres, podemos aprovechar para reforzar la educación emocional. Hablar a los niños sobre las distintas emociones que sienten, identificarlas, gestionarlas y ponerles nombres puede ser muy útil en vacaciones, ya que nos ayudará a que todos nos sintamos mejor.

No podemos olvidar, tal y como señala el trabajo de investigación realizado por Olga Mollón 'Educación emocional en la familia' para la Universidad Jaume I, que la educación emocional debe empezar desde el hogar. Y es que la familia es el primer contexto con el que el niño se relaciona. Y precisamente dentro de esta función socializadora del hogar, el niño comenzará a sentir sus primeras emociones: frustración, alegría, tristeza... Enseñarle a gestionarlas desde que es pequeño será de gran utilidad para el momento presente, pero también para el futuro.

- Las redes sociales, también se van de vacaciones
Resulta tentador compartir en las redes sociales fotos de la familia feliz disfrutando de un picnic en el jardín. Sin embargo (además de tener que reflexionar sobre los peligros de compartir en las redes sociales fotos de nuestros hijos), estar demasiado pendientes de Facebook, Twitter o Instagram puede hacernos olvidar de lo verdaderamente importante: disfrutar de las vacaciones en familia.

¡Muy felices vacaciones a todos!

Puedes leer más artículos similares a Vacaciones en casa y con los niños, en la categoría de Destinos turísticos en Guiainfantil.com.