Ciclismo. Deporte infantil

Montar en bicicleta es divertido y saludable para los niños

Guiainfantil.com

Hablar de ciclismo en la infancia implica abarcar un campo muy estimulador del ejercício físico para los niños. Descubre los benefícios de enseñar a los niños a pedalear, frenar, acelerar y dejarse llevar por la bicicleta. El ciclismo es un deporte que puede ser practicado a partir del momento en que el bebé domine su forma de caminar. Es un deporte que puede mejorar el equilibrio, la resistencia, la coordinación motora, y fortalecer las capacidades y los huesos de los niños.

Beneficios del ciclismo para los niños

Familia montando en bici por el campo

Desde que los niños tienen unos pocos meses ya tienen un triciclo en el que dar sus primeras pedaladas y la gran mayoría de los adultos tienen una bicicleta - ya sea estática o móvil - en la que practicar ciclismo. Así, los triciclos y bicicletas suelen ser uno de los regalos estrella de cumpleaños, comuniones, Navidad o para 'premiar' a los niños por las buenas notas en la escuela.

El ciclismo destaca como deporte de competición, un ejercicio donde se miden la voluntad, el sacrificio, la participación, el esfuerzo y el saber perder o ganar. Hay niños que se aventuran, desde muy pequeños, en este deporte, mientras otros acaban cansados y lo abandonan. En todo caso, los expertos advierten que los niños deben aprender a montar en bicicleta para socializarse y pasar un rato divertido.

El ciclismo ofrece múltiples beneficios educativos para los niños, tanto a nivel motor como cognitivo y afectivo-social:

- Aumenta la resistencia.

- Potencia la velocidad y la agilidad.

- Estimula e incrementa la coordinación y el equilibrio.

- Favorece el desarrollo intelectual.

- Fomenta el desarrollo de los valores sociales: compañerismo, respeto, tolerancia, solidaridad; además de desarrollo un espíritu de sacrificio, seguridad y confianza.

- Crea una conciencia ecológica. Los niños aprenden a utilizar la bicicleta como medio de transporte.

- Aumenta la autoestima.

- Crea hábitos sanos para el cuerpo: mejora las articulaciones, refuerza el sistema inmunitario, aumenta la capacidad respiratoria, mejora el sistema circulatorio, previne dolores de espalda, fortalece los huesos, combate la obesidad, reduce la cantidad de grasa corporal, favorece el flujo de la sangre, aumenta el calcio de los huesos, etc.

- Promueve el encuentro social.

- Reduce la ansiedad y el estrés y eleva el estado de ánimo.

¿Cómo enseñar a los niños a manejar y dirigir la bicicleta?

La mayoría de nosotros hemos aprendido a montar en bicicleta de la misma manera. Lo importante para empezar a enseñar a andar en bicicleta a tu hijo es elegir una talla adecuada de bicicleta para él. Se aconseja el uso de casco para proteger a los niños en el caso de que caigan. Luego, empezamos a enseñarles a andar en bicicleta:

1. Ajustar la silla según la altura del niño.

2. Mientras el niño no tenga el equilibrio necesario para irse solo con la bicicleta, se debe poner ruedines.

3. Elegir un lugar tranquilo y seguro para empezar com la bicicleta, sin bajadas ni lugares peligrosos.

4. Comenzar el pedaleo. Enseña a tu hijo a mover los pedales. Empezar con pasos cortos. Y practicar lo máximo que puedan.

5. A la vez que enseñas a padalear debes enseñarle a mover el manillar a la derecha y a la izquierda.

6. Aprender a frenar. Debes enseñar que al parar de pedalar, la bicicleta se parará. Y que para frenar también puede usar el freno o la manilla de mano.

7. Lo demás es solo práctica. Cuando el niño adquiera equilibrio, se podrá quitar los ruedines y ayudarle a mantener el equilibrio sin ellos.

Importante: hay que tener en cuenta que cada niño tiene su tiempo para aprender. No des prisa a tu hijo. Todo se consigue con paciencia y empeño. Lo importante es divertirse. Andar em bicicleta es una experiencia para toda la vida.