Los niños deben repasar en las vacaciones de verano pero sin agobios

Cómo organizar los deberes o tareas de verano para tus hijos

Jimena Ocampo Lozano

Cuando empiezan las vacaciones de verano, muchos padres nos preguntamos si es bueno que los niños hagan tareas y refuercen los contenidos escolares durante este periodo o si es mejor que no hagan nada 'académico' y se dediquen solo a disfrutar y descansar. Es habitual comprarles cuadernos para repasar y obligarles a que hagan una serie de páginas cada día. Pero, ¿no hay alguna forma de que los niños repasen sin agobios ni presiones?

¿Los niños tienen que repasar en las vacaciones de verano?

Por qué los niños deben repasar en vacaciones de verano

¿Es mejor que los niños dediquen el verano a estudiar o a jugar? La respuesta es que se pueden hacer las dos cosas: repasar y divertirse. Pero sobretodo no hay que olvidar que lo que hagamos, tenemos que hacerlo sin presión y de una forma lo más lúdica y atractiva posible.

No se trata de 'estudiar en verano', sino de reforzar algunos aprendizajes básicos como pueden ser la escritura, la lectura o matemáticas.

Además, debemos tener en cuenta que hay maneras de repasar y practicar lo aprendido sin necesidad de recurrir a los típicos libros de repaso de vacaciones. Se pueden proponer juegos y actividades caseras divertidas que refuercen todo lo que los niños han aprendido en el curso escolar que han terminado.

Por otro lado, no podemos olvidar que aquello en lo que trabajemos y cómo lo hagamos dependerá de la edad de los niños.

Los beneficios de que los niños hagan deberes en verano

Beneficios de los deberes de verano para niños

Repasar en verano tiene beneficios si lo hacemos de una forma relajada, tranquila y sin tensiones. Cuando los niños dedican una parte de su tiempo de las vacaciones de verano al repaso consiguen:

- Afianzar y reforzar ciertos aprendizajes que han adquirido en el curso.

- Crear nuevas rutinas en épocas no lectivas.

- Mantenerse activos.

Pero no podemos olvidar que los niños están de vacaciones y, por tanto, necesitan reservar una gran parte de su tiempo a hacer lo que ellos quieran y a descansar. Además, no podemos pasar por alto que el descanso y la desconexión también son importantes para el aprendizaje.

Cómo organizar sin agobios las tareas de repaso de tus hijos

Ya conocemos algunos de los principales beneficios de que los niños repasen en vacaciones. Pero, ¿cuánto tiempo deben dedicar a esta tarea escolar? El tiempo de repaso no debe suponer más de 30 minutos o una hora al día. Recordemos que no se trata de estudiar en verano, sino de dar un repaso o reforzar aprendizajes.

Lo ideal es que este tiempo de refuerzo no interrumpa otras actividades estivales del niño, así que tal vez los mejores momentos para dedicar al repaso son por la mañana después del desayuno o después de comer, pero esto va a depender siempre de nuestras rutinas o actividades veraniegas.

Podemos establecer también días de descanso, como los fines de semana, en los que podemos planificar actividades lúdicas en familia. No olvidemos que en este tipo de actividades los niños también pueden aprender mucho y de una forma divertida.

Qué tipo de aprendizajes es bueno reforzar o repasar en verano

Qué repasar con los niños según su edad

Otra de las dudas más comunes que asaltan a los padres en las vacaciones es qué tipo de aprendizajes o contenidos escolares es mejor reforzar durante las vacaciones. Esto va a depender de la edad de los niños, del curso y de si, por ejemplo, hay algún tipo de dificultades de aprendizaje o no.

- Qué necesitan repasar los niños de preescolar o infantil

En niños de infantil alrededor de los 5 o 6 años, podemos reforzar los requisitos previos de la lectoescritura. Como por ejemplo:

  • Conceptos básicos: comparar tamaños (mayor que, menor que), conceptos espaciales (antes y después, arriba y abajo, entre), conceptos temporales (ayer, hoy, mañana), cantidades (más que, menos que...)
  • Reconocer las letras, sus grafías y sus sonidos en diferentes posiciones dentro de la palabra.
  • Contar palabras en una frase.
  • Relacionar imágenes con sonidos (palabras que empiezan por la sílaba MA, por ejemplo).
  • Motricidad fina: repasar trazos, colorear, dibujos de unir puntos...

- El repaso en vacaciones con los niños de primaria

En los primeros cursos de primaria, nos podemos centrar en las tareas de lectura y escritura, así como en las operaciones básicas de cálculo matemático. ¿Cómo podemos hacerlo?

  • Lectura conjunta con los padres. Si tenemos la costumbre del cuento de buenas noches, simplemente tendremos que seguir con esta rutina. Si no tenemos esa costumbre, podemos elegir un par de lecturas para este verano y leer con los niños un par de hojas al día.
  • Hacer la lista de la compra con ellos, que ellos escriban lo que se necesita.
  • Escribir un libro de recetas, que tendrán luego que elaborar. Así vamos a trabajar la lectura y la escritura, pero también trabajaremos conceptos matemáticos como cantidades y pesos, sumas y restas, manejo del reloj, etc. ¡Y comeremos comidas muy ricas!
  • Resolver pequeños cálculos y operaciones sencillas. Por ejemplo, podemos pedirles que nos ayuden a calcular lo que nos cuesta comer en un restaurante o hacer la compra, o lo que nos tienen que devolver en una tienda.
  • Hacer un diario o un cómic de las vacaciones

Las tareas de verano para niños con problemas de aprendizaje

Tareas de verano para repasar con niños

¿Y si mi hijo tiene dificultades de aprendizaje? En niños con dificultades de aprendizaje (dislexia, TDAH, discalculia, etc.), lo que siempre recomendamos es que nos 'olvidemos' un poco de lo académico y nos centremos en trabajar o reforzar ciertas habilidades que son fundamentales para el aprendizaje.

Algunas de estas habilidades son: la atención, la concentración, la memoria, la planificación, la organización espacial, etc. Por lo general, estas son las áreas en las que suelen presentar especiales dificultades.

Será muy importante hacerlo de forma lúdica a través de juegos o aplicaciones en la táblet, por ejemplo. En estos casos, los profesionales que trabajen durante el año con ellos son los que pueden guiarnos y orientarnos en qué tipo de juegos y actividades serán los más adecuados con ellos.

Puedes leer más artículos similares a Los niños deben repasar en las vacaciones de verano pero sin agobios, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.