Los niños merecen tener vacaciones de verano pero los padres también

Los padres y madres se merecen disfrutar de los días de descanso y también estar en pareja (¡sin niños!)

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

¡Este año las madres y los padres nos merecemos unas vacaciones! La vida es lo que pasa mientras nosotros hacemos planes… y eso es lo que nos ha ocurrido este último año. Después de un duro curso escolar, en el que hemos tenido mucho trabajo también en lo laboral, lo hemos dado todo con los recados, la organización de la casa y las extraescolares... Ha llegado el momento de tomarnos unos días de descanso y vacaciones. Igual que los niños necesitan unas vacaciones de verano, los padres también merecemos unos días de desconexión.

Los padres también merecemos vacaciones de verano

Vacaciones de verano de los niños y de los padres

Estas vacaciones serán unos días muy especiales para toda la familia. Los días en los que no hay colegio y los padres no tienen que trabajar, son el momento perfecto para hacer actividades divertidas, viajar, hacer turismo rural, disfrutar de la naturaleza (glampling, camping, montaña, playa...) e incluso, muchas familias también sopesan la opción de pasar unas maravillosas vacaciones en casa.

La cuestión es realizar actividades con los niños que nos permitan pasarlo bien a toda la familia y desconectar de las tareas del resto del año, siempre dentro de un entorno seguro. La idea es que los niños se lo pasen en grande, ¡pero también nosotros, sus padres! Si los niños merecen vacaciones de verano después de estudiar y aprender mucho, nosotros también debemos tener unos días de descanso. Es la mejor forma de coger energía para volver con ganas para darlo todo en nuestros trabajos y con nuestra familia.

Por eso, los planes que hagamos en verano deben divertir a los más pequeños de la casa, pero también a los mayores. A continuación, os queremos ofrecer diferentes opciones para elegir actividades que podáis disfrutar conjuntamente padres, hijos, familiares o amigos, de una forma segura y divertida.

Pasar unas maravillosas vacaciones familiares en casa

Vacaciones en casa con la familia

Aunque en un primer momento pueda sonar aburrido, en casa podemos realizar muchas actividades entretenidas para los niños y para los padres en los días sin colegio o sin trabajo: pintar, cocinar, realizar manualidades, jugar, cantar, bailar, dibujar, leer cuentos, etc.

Otra actividad que mantendrá entretenidos a tus hijos durante otro buen tiempo, sería la grabación de un vídeo musical, de una canción o de un baile, de manera, que luego se pueda compartir en familia o con amigos.

Días de descanso de padres e hijos con un toque cultural

Hacer actividades culturales de forma divertida, también es una opción muy aceptada por los niños. Para ello, podéis contratar a un narrador que le cuente la historia del lugar que visitaréis, ataviado con el vestuario correspondiente y con un tono teatral para mantenerlos atentos. Esta opción os puede dar libertad a los padres, si así lo decidís, para daros un respiro, mientras ellos disfrutan este momento.

Además, ¡los cines también son para el verano! Organizar una salida al cine nocturno o nuevamente, organizar en casa una sesión de películas, con palomitas u otros snacks, y donde las sesiones hayan sido elegidas por cada uno por los miembros de la familia, es un plan que os puede ayudar a estar juntos y tranquilos.

Una actividad que los mantendrá entretenidos será la realización de una obra de teatro, mientras eligen los papeles, los practican, el vestuario y demás... ¡Os garantizamos que no habrá niños durante un buen rato! Momento que podéis aprovechar los padres para leer, pasear, hablar con los amigos, hacer deporte, tomar el sol o simplemente, descansar.

Conectar con la naturaleza y la familia durante el verano

Días de descanso en la naturaleza y los niños

El top del verano para los niños está siempre en llevar a cabo una aventura. Por eso, les encantará hacer una acampada, tanto en la naturaleza como en casa (podéis realizar vuestro propio campamento tipo tienda de campaña, cojines y demás, para pasar la noche todos juntos).

Además, no olvidemos que las bicicletas son para el verano. Aprovechad la oportunidad que nos ofrece realizar un picnic en algún jardín o campo cercano para disfrutar de un día de naturaleza. Salir con la bicicleta será una aventura que seguro disfrutaréis en familia, además, los cansaréis y pronto se irán a la cama.

Los deportes de aventura son opciones también muy queridas por los pequeños, y para que los padres disfrutéis con ellos: barranquismo acuático, rafting, espeleología o cuevas en familia, vías ferratas de iniciación, canoas o kayak… harán de los días de vacaciones, días de grandes recuerdos. También podéis apuntar a los niños, y aprovechad los padres para disfrutar de vuestras actividades personales o tiempo de descanso.

Otra oportunidad de descanso para los padres y madres es, si apuntáis a los niños a un curso de deportes acuáticos como, por ejemplo, paddle surf, windsurf, surf, vela o kitesurf...

[Leer +: Los mejores deportes para las vacaciones infantiles]

Vacaciones en pareja para los padres y madres

Tomar vacaciones en pareja para los padres

Los padres y madres, recordad, que sería bueno sacar vuestro propio tiempo para disfrutar a solas o en pareja. Para ello, reservad una tarde o noche con una canguro o buscad alguna actividad para los hijos que os permita tener vuestro propio tiempo de desconexión en pareja. Es un plan que no deberéis dejar pasar.

Y por supuesto, es momento de volver a pedirle a los abuelos o familiares que disfruten de los niños un ratito. Y si no hay familia cercana, seguro que puedes dejar los niños un día o dos a unos amigos y después hacer tú lo mismo con los suyos. Esto os volverá a dar la oportunidad a los padres de disfrutar de un tiempo sin niños.

¡Felices vacaciones!

Puedes leer más artículos similares a Los niños merecen tener vacaciones de verano pero los padres también, en la categoría de Vacaciones en familia en Guiainfantil.com.