Juegos para repasar con los niños ortografía y reforzar la memoria

Actividades y ejercicios divertidos de repaso para hacer con tus hijos en casa

Estefanía Esteban

¿Tu hijo tiene algún problema con la ortografía? ¿Necesita repasar en casa? Tal vez le cueste concentrarse... Te proponemos una serie de pasatiempos y ejercicios en forma de juegos para repasar con los niños tanto ortografía como para reforzar los conocimientos que adquieren en clase y trabajar la memoria. Con estas actividades tan divertidas, tu hijo se divertirá mientras repasa todo lo aprendido en el colegio.

No te pierdas estos juegos para memorizar, para estimular la concentración y, cómo no, para repasar la ortografía. Son actividades fabulosas para hacer durante el curso escolar, pero también durante las vacaciones de verano u otros días de descanso.

Ideas de juegos para repasar ortografía con tus hijos

Los juegos para que repasar ortografía con los niños

Hay dos formas muy eficaces de que los niños aprendan ortografía: los juegos y la lectura. Cuando los niños leen mucho, aprenden de forma casi inconsciente cómo se escriben correctamente las palabras. Pero también les podemos proponer algunos juegos muy divertidos.

- El juego de las letras vistosas
Este juego, además de estimular la creatividad de los pequeños, refuerza el aprendizaje de las distintas normas ortográficas. Debemos pedirle al niño que escriba en un folio una frase que contenga palabras que le hacen cometer faltas de ortografía. A continuación, le debemos pedir que pinte de colores las letras que le producen confusión. De esta forma, se fijará en ellas y las recordará mejor. Por ejemplo, en la frase 'En el barco viajan ovejas, vacas y hasta un helicóptero', colorearemos las letras B, V y H.

- ¿Qué letra falta?
Cogemos un folio y escribimos en él muchas palabras a las que les falte una letra (aprovechamos para poner palabras con una ortografía complicada como, por ejemplo, 'huevo' que lo escribimos sin H). A continuación, le proponemos una misión al niño: tiene que escribir las letras que faltan... ¡en menos de un minuto! En lugar de escribirla, pueden recortar la letra que falta en un periódico o revista y pegarla en el lugar adecuado.

- ¡Hacer un dictado!
Los dictados son un recurso muy útil para que los niños repasen las reglas ortográficas. Si encontramos un texto divertido o que hable de algo que interese mucho al niño, puede convertirse en un momento de juego genial y muy educativo.

[Leer +: Dictado en vídeo para repasar la letra Q]

Ejercicios para reforzar la memoria de los niños

Ejercicios de memoria para tus hijos

Antes, se pensaba que los bebés no tenían memoria. Sin embargo, tal y como se menciona en el esquema realizado por Mercedes Matás para de la Universidad de Murcia titulado 'Desarrollo y cambios en la memoria', diversas investigaciones han demostrado que los pequeños sí que tienen la capacidad de recordar cosas o personas. Además, cuando los niños son algo mayores (a partir de los 2 años), recordar y almacenar en su cabeza acontecimientos o experiencias les ayuda a comprender el mundo que les rodea.

Es por ello que la memoria tiene un papel muy importante también en el aprendizaje de los niños. Y es que ayuda a los niños a fijar conceptos sobre los que pueden construir otros conocimientos más complejos.

- Juegos de parejas
Los juegos de memory en los que los niños tienen que buscar parejas que sean iguales son un clásico para trabajar la memoria de los niños. ¿Y si le damos una vuelta y los convertimos en juegos de memoria táctil? Para ello, vendaremos los ojos a los niños y les pediremos que identifiquen parejas en fichas que hemos preparado antes con materiales que tengan distintas texturas (terciopelo, lija, lana...).

- Aprender chistes y adivinanzas
A los niños les encantan los chistes y las adivinanzas. Proponle a tu hijo aprenderse de memoria algunos de ellos para que luego se los cuente a sus amigos. Es un ejercicio genial (y divertidísimo) para que ejercite la memoria. También puedes enseñarle trabalenguas, acertijos, refranes, pequeños poemas...

Trabajar la memoria con los niños

- ¡Tienes un minuto!
Le damos un folio al niño y le pedimos que escriba todos los animales que se le ocurran ¡en un minuto! Cronométrale para que pasado este tiempo se detenga y podáis leer en voz alta todas las palabras que ha escrito. Si tú también lo haces al mismo tiempo, podéis hacer una carrera. ¿Quién será capaz de recordar más?

Para hacer más complicada la tarea, podéis establecer la norma de que todas las palabras deben empezar por vocal, por P, por S... Y después de probar con animales podéis escribir nombres de personas, frutas, colores... Es una versión del clásico stop o tutti frutti con la que os divertiréis mucho.

- ¿Verdad o mentira?
Este es un juego para trabajar la memoria de los niños, pero también la comprensión lectora. Y es que, sobre todo cuando están aprendiendo, los pequeños leen de una manera automática, sin comprender el texto. Tenéis que leer un cuento juntos y, después, le debes hacer a tu hijo preguntas de 'verdadero o falso' para saber si recuerda y ha prestado atención a la lectura.

- Poner música a lo que deben aprenderse
Si tus hijos tienen que aprender algo de memoria (las tablas de multiplicar, una poesía, la tabla periódica...) y no consiguen recordarlo, ¡ponedle música y convertirlo en una canción!

Actividades de repaso para mejorar la concentración infantil

Actividades de repaso para mejorar la concentración

Y, por último, vamos a ver algunos juegos a través de los cuales podemos trabajar la concentración de los niños. Debemos tener en cuenta que la habilidad para concentrarse va aumentando según los niños van creciendo, por lo que no podemos pedirle a un pequeño de 1 año que mantenga la atención durante el mismo tiempo que uno de 7 años.

- Los puzles
A los niños de todas las edades les gustan mucho los puzles. Son ideales para que se entretengan en casa, pero también para que se concentren en una actividad. Siempre debemos buscar aquellos juegos adaptados a la edad de nuestro hijo o hija, ya que en caso contrario le parecerán un reto demasiado fácil (y desmotivante) o frustrante.

- Veo veo
Seguro que has jugado muchas veces al juego del Veo Veo con tus hijos, ¿verdad? Sobre todo en el caso de los niños más pequeños, es una buena actividad para mejorar su concentración y atención, pues tienen que fijarse en aquello que les rodea, recordarlo y responder a las preguntas que el resto de jugadores les hagan.

- Los juegos de lápiz y papel
Los laberintos, la batalla naval, las sopas de letras, los crucigramas... Casi todos los juegos de lápiz y papel son un excelente ejercicio para trabajar la concentración de los niños.

- Los juegos de mesa
Además de enseñar a los niños estrategia, los juegos de mesa son ideales para que los niños tengan que concentrarse para jugar. Son muchas las opciones a nuestro alcance, si bien debemos buscar aquellas que sean específicas para la edad de nuestros hijos.

Puedes leer más artículos similares a Juegos para repasar con los niños ortografía y reforzar la memoria, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.