10 pasos indispensables para enseñar a leer a un niño

Enseña a leer a tu hijo con estos sencillos consejos

Estefanía Esteban

¿Quieres ayudar a tu hijo a aprender a leer? Si notas que tu hijo muestra interés y ya tiene la edad necesaria, si le ves preparado, puedes ayudarle. ¿Sabes cómo?

Presta atención a estos 10 pasos indispensables para enseñar a leer a un niño, unos consejos que te serán muy útiles en esta apasionante aventura de la lectura. 

10 consejos para enseñar a leer a un niño

10 pasos indispensables para enseñar a leer a un niño

Aprender a leer supondrá para tu hijo un enorme paso en su aprendizaje. Ante todo, no conviene presionar a un niño ni intentar obligarle a leer antes de tiempo. Debes esperar a que él esté preparado, que muestre interés y le veas con ilusión por aprender. Ese es el momento ideal para ayudarle. Te damos estos 10 consejos para enseñar a leer a tu hijo. ¡Apunta!:

  1. Lee mucho a tu hijo. Nada como leer a un niño para incentivarle en la lectura y hacer que se interese por aprender a leer. Si lees a tu hijo y consigues que apasionarle por lo que estás leyendo, en seguida se despertará en él la curiosidad por aprender a leer por él mismo más y más historias. Y leer mucho significa leer todos los días, desde que tu hijo es bebé. Por supuesto, al principio deberás utilizar cuentos con muchas y vistosas ilustraciones. 
  2. Pregúntale constantemente sobre lo que le estas leyendo. Aunque sea un bebé, y pienses que no va a entender... ¡claro que lo entiende! Ayúdale a mejorar su comprensión lectora preguntando constantemente sobre lo que estás leyendo. De esta forma, él irá recapacitando sobre la historia y la encontrará mucho más atractiva. Descubrirá por ejemplo que en todas las historias hay un comienzo, un argumento intermedio (nudo) y un final (desenlace). Esto le ayudará después a estructurar lo que lee de forma más sencilla.
  3. Lee mucho tú. El ejemplo es básico para incentivar a los niños hacia la lectura. Si tu hijo ve que te emocionas con un libro, que disfrutas leyendo, tendrá curiosidad por descubrir por qué es tan interesante. Lee mucho y que tu hijo te vea leer.
  4. Enséñale las letras más allá de los libros. Se puede aprender a leer no solo a través de los libros. El mejor aprendizaje llega del mundo que nos rodea. Aprovecha cuando vayas a comprar al supermercado, o cada vez que veas el letrero de una tienda. Identifica las letras y enséñale lo que pone. Por ejemplo, si estás comprando manzanas, enséñale el letrero donde pone 'manzanas'. Empieza por las letras: 'Mira, la M de manzana'. Busca algo que también tenga esa letra: 'Mira, la M de manzana también está aquí, en melocotón'...
  5. Enséñale familias de palabras. A los niños se les da muy bien agrupar. Puedes aprovechar para enseñar palabras y todas las que forman parte de su familia de palabras. Por ejemplo, si le enseñas a leer la palabra 'Flor', puedes aprovechar para enseñarle las palabras 'Florero', 'Florido'... 
  6. Utiliza herramientas divertidas, como la poesía o las canciones. Los niños aprenden mucho mejor mediante el juego. Les gusta mucho las canciones, porque les invita a bailar mientras aprenden, o las poesías con rima, que suelen ser cortas y divertidas. Nada como una buena canción para enseñarles las letras del abecedario o una poesía divertida para enseñarles a leer los días de la semana.
  7. Usa juegos o pasatiempos. Existen muchos tipos de juegos para enseñar a leer a los niños. Pasatiempos en donde deben unir una letra con el resto de la palabra con ayuda de un dibujo... Puedes crear tus propios juegos para tu hijo, recortando dibujos de alimentos o de objetos de catálogos comerciales, por ejemplo,  y pidiendo que una cada objeto con su nombre escrito.
  8. No olvides los fonemas. Una cosa es la letra gráfica y otra el fonema, cómo suena la letra. Enséñales cómo se pronuncia cada una de las letras del alfabeto. Así, la 'M' no será 'eme', sino 'mmmm'. Al unir esta letra con el resto, tu hijo sabrá que no debe pronunciar 'Emearco', sino 'Mmmmarco'. 
  9. Enséñale a juntas sonidos por palabras. Bien, una vez que tu hijo sabe reconocer las letras del alfabeto y el fonema de cada una de ellas, llegará el momento de unirlas en las palabras. Practica y practica con todas las palabras del cuento que elijas. Señala con el dedo cada palabra y pídele que intente descifrar cómo sería. Puedes ayudarle, pero deja que primero lo intente él. 
  10. Deja que memorice algunas palabras. Memorizar algunas palabras le servirá como guía para relacionar letras y sonidos. Si memoriza su nombre, el nombre de su padre y de su madre, y alguna palabra básica como 'hola', 'casa', 'mamá', le estarás ofreciendo una referencia para que él mismo haga sus propias equivalencias e intente 'descifrar' esa palabra 'nueva' que nunca antes había intentado leer.