8 claves para aprovechar al máximo el tiempo de lectura con los niños

Consigue que el rato que dedicáis a leer cuentos en familia sea aún más provechoso

Adriana Méndez

¿Recuerdas los cuentos que te leían de niño? Seguramente esperabas con ansias ese momento y que, aún hoy en día, pensar en ello te saca una sonrisa de los labios. Leer cuentos con mamá o papá es más valioso para los niños de lo que muchas personas piensan. Y más allá de lo emocional, existen algunos recursos que podemos tener en cuenta para aprovechar al máximo el tiempo de lectura con los niños.

Los cuentos y su impacto positivo en los niños

Aprovechar al máximo el tiempo de lectura con los niños

Las actividades extracurriculares en general como lectura, música, escritura, danza, teatro, manualidades, deportes, etc. ayudan a los niños a tener un mejor rendimiento escolar, ganar confianza, elevar su autoestima, reforzar valores y tener mejores relaciones interpersonales. Por lo que es ideal promover la practica de alguno de estos bien sea dentro o fuera del hogar.

Los padres pueden hacer uso de los cuentos infantiles a la hora de dormir como una de estas actividades y enseñar a sus hijos valiosas lecciones, tomar ejemplos de valores, mejorar la ortografía, pronunciación y lingüística e incluso comenzar a enseñar nuevos idiomas. De esta forma los cuentos infantiles se convierten en magia que pueden aprovechar.

Como bien sabes, los cuentos contienen más aprendizaje para un niño que otra cosa. Esto se debe a que los niños utilizan su imaginación cuando leen o escuchan una historia, captando mejor el contenido y quedando este guardado en su memoria hasta que son adultos. Otro factor importante es el disfrute que gozan en esta práctica y el tiempo de calidad que pueden pasar junto a sus padres.

¿Cómo aprovechar al máximo el tiempo de lectura infantil? 

El mayor beneficio de la lectura es la estimulación del desarrollo cognitivo infantil, el cual es esencial para las habilidades mentales superiores como la inteligencia, memoria, reconocimiento y resolución de problemas. Además fortalece la creatividad, la capacidad visual, la captación auditiva, la concentración y el procesamiento de información.

Sin embargo, se debe tener en cuenta algunas cosas importantes para lograr que los cuentos infantiles sean provechosos para los niños pues, aunque sean sencillos de comprender, si no se tiene cuidado e ingenio, los niños simplemente pueden descartarlos, aburrirse o ser indiferentes a estos.

Por eso debes tener en cuenta algunos consejos sobre qué hacer a la hora de leer cuento con tus hijos.

Tips para optimizar el momento de leer cuentos con tus hijos

Leer cuentos con tus hijos y sus beneficios

1. Recuerda su nivel
Este es uno de los aspectos más importantes a tomar en cuenta. Algunos padres olvidan que sus hijos aún no comprenden algunos conceptos o, por el contrario, eligen historias demasiados simples para su edad. Así que asegúrate de que el material que contiene esa historia sea adecuada para su edad, tanto gramaticalmente como en la comprensión de su desarrollo, que no sea muy complicado pero tampoco básico, ya que la idea es estimularlo.

2. Elige historias interesantes
Los niños suelen aburrirse muy fácilmente y si quieres captar y mantener su atención, entonces debes elegir historias que sean divertidas, graciosas o que tengan un toque de misterio para que quieran conocer el final de la misma. Recuerda que la emoción es tu mejor aliado en estas circunstancias.

3. Presta atención al lenguaje no verbal
Los niños pueden parecer interesados porque están sentados junto a ti o no hacen ningún ruido, pero probablemente no estén prestando la más mínima atención al cuento que estás contando. Así que de vez en cuando, tienes que vigilar el lenguaje no verbal de tus hijos, si está atento, si está observando el libro, si está cerca a ti, si está riendo y si está escuchando.

4. Hazlo más divertido
¿Por qué solamente contar un cuento y ya? Crea un ambiente, adorna la habitación para la ocasión, jueguen a disfrazarse como los personajes, hagan una pequeña dramatización, recreen la aventura de la historia o cuéntala con marionetas y dibujos... Aprovecha todos los sentidos de tu hijo, de esa forma podrá tener una mejor experiencia y aprender más.

5. Juega con la interacción
Haz que la lectura sea interactiva y dinámica, para ello lo más ideal es que tu pequeño o pequeña participe en este. ¿Cómo lograrlo? Pues simplemente haz preguntas a lo largo de la historia para ver si está entendiendo, pídele que te haga un resumen, que te diga cuáles fueron sus palabras favoritas o cuáles desconoce, también puedes pedirle que te haga un dibujo representativo o te dé una pequeña lección aprendida.

6. Rellena los vacíos y añade emoción
Existen ciertas partes de los cuentos que son muy básicas y parecen no tener una conexión lógica porque las escenas ocurren muy deprisa y cuando estas se relatan los niños simplemente no las comprenden. Por lo que debes tener cuidado con estos vacíos, revisar primero el material a leer y tratar de recitarlos de una forma que los niños puedan comprenderla.

7. Emociónate con el cuento
Otro factor importante es que añadas emoción al relato cuando sea necesario, expresa alegría o sorpresa cuando la escena lo requiera, también muestra preocupación o temor cuando las cosas se tornen oscuras. Así los niños comprenderán el significado de esas escenas y las emociones que implican.

8. Habla de conceptos abstracto
Como la intención a la hora de contar cuentos es llevarse un nuevo aprendizaje, puedes aprovechar la ocasión para explicar a tu hijo o hija sobre conceptos abstractos, como los cambios de emoción de los personajes, pensamientos, deseos, decisiones, sus comportamientos y la importancia de reconocerlos en ellos mismos y en los demás. De esa forma, mientras más progresen con la lectura, serán capaces de comprenderlos e incluso saber manejarlos.

¿Te emociona la siguiente lectura de cuentos con tu pequeño?