Cuándo empieza un bebé a ser más independiente

Por qué los padres deben fomentar la autonomía e independencia de sus hijos desde que son bebés

Meybol Lorena Ramírez

El cuidado de un bebé planea dos caras a los padres. Por un lado, estamos encantados de que estén con nosotros, pero en ocasiones nos sentimos asfixiados y queremos que se despeguen un poco. Por eso, muchas mamitas me preguntan: ‘¿Cuándo empieza un bebé a ser más independiente?’. ¡Daré respuesta a esta duda tan común en las siguientes líneas!

El peligro de no dejar que nuestros bebés sean autónomos

hay que dejar que los niños sean autónomos e independientes

Los hijos crecen tan rápido que no nos damos cuenta. Suena gracioso e irónico, pero cuando son pequeños queremos que crezcan porque dependen al 100% de nosotros para hacer todo y nuestro espacio se limita; pero cuando crecen y vemos que están siendo más independientes, entonces queremos devolver el tiempo y que no pase el tiempo tan rápido.

- Mami, yo puedo solito
- Hazlo tú para que yo te vea

Son frases conocidas, ¿verdad? Lo cierto es que hay muchos niños que desde edades tempranas muestran signos de independencia pero que muchas veces por sobreprotección materna no dejamos que eso fluya.

Con esta ‘sobreprotección’ lo único que conseguimos es poner trabas para que el niño explore por sí solo y desarrolle habilidades y actitudes de acuerdo a su edad. Por este motivo debemos ser bastantes cuidadosas como madres, porque el dejar que ellos, en ocasiones, hagan algunas cosas por sí solos les ayudará a desarrollar mucho lo que serán cuando crezcan y sean adultos.

No es cuestión de dejarles total libertad (hay que supervisar), pero sí es bueno dejar que experimenten solos. Como madres debemos fomentar la autonomía, según lo que vaya mostrándonos su conducta y evolución.

¿A partir de qué edad los bebés se muestran más independientes?

el bebé empieza a ser más autónomo

A partir del año, cuando empiezan a caminar, empiezan a mostrar ciertas señales de autonomía, y es completamente normal. Sin embargo, hay estudios que señalan que no es hasta los 18 meses cuando inician el proceso de autonomía.

Generalmente, a partir de los 2  a 3 años de edad, el niño muestra ciertas habilidades que, aunque no estén desarrolladas por completo, suelen ser claros indicios de que está empezando a trabajar en su autonomía. Estas señales son:

- Empieza a mostrarnos que él quiere hacer las cosas por sí mismo.

- Se da cuenta de que ya tiene mejor control sobre su cuerpo.

- Quiere vestirse solo y querer ponerse los zapatos.

- Busca algo en la nevera o en los armarios de la cocina.

- El control de esfínteres se ha iniciado e, incluso, consolidado.

- Se desplaza hacia donde él quiere sin necesidad de estar en brazos de mamá.

- Comienza a trazar líneas, hacer garabatos, pintar, sacar y guardar los juguetes, subir y bajar escaleras...

- Agarra los cubiertos sin ayuda y quiere comer solo.

- Se relaciona más a través del juego y amplía su esfera social.

- Es capaz de comunicarse por sí mismo

Y así un sinfín de actividades que van a la par de su desarrollo psicomotor. El niño ya  es consciente de que puede hacer muchas cosas solo y, además, tiene la necesidad de experimentar qué se siente al enfrentarse a nuevos retos.

Por supuesto siempre habrá actividades que deben ser supervisadas, siempre tratando que no se sienta observado o perseguido, pero los padres debemos acompañar y corregir o ayudar cuando sea necesario.

Un ejemplo de ello es la higiene dental, la cual debe ser parte de la rutina desde la salida del primer diente antes del año de edad, y que si bien es cierto, debe ser parte de los hábitos que se deben enseñar, también es importante que sea un proceso guiado, respetado y supervisado. 

Dejarlo que se cepille, pero a su vez mostrarle cómo se hace. Este proceso de independencia-ayuda puede ser algo sencillo para nosotros, pero que para ellos representa un gran paso a su independencia.

Qué deben hacer los padres cuando el niño empiece a ser más independiente

el niño empiece a ser más independiente

Es realmente importante saber como padres que la imitación es un punto álgido durante esta etapa y que puede convertirse en un aspecto negativo o positivo para ellos. Los niños son imitadores por excelencia, así que es importante como padres cuidar mucho lo que queremos que nuestros hijos copien de nosotros. ¿Y por qué es importante esta etapa para establecer un modelo educativo en casa? ¿Qué debemos hacer los padres?

- Respetar y establecer límites.

- Determinar cuál es el nivel de su autonomía, de acuerdo a la edad.

- No delegar responsabilidades que no son adecuadas para su edad.

- Darle su propio espacio, que experimente, que no se sienta limitado.

- Mostrar modelos adecuados de copiarnos y de imitarnos.

- Mostrar las consecuencias de los actos, sin usar la fuerza física.

- Valorar y motivar.

Hay que apuntar a patrones de crianza que ayuden a fomentar su autonomía y que al final los hagan adultos seguros, confiados y capaces. Y es que, como se dice en el estudio 'Autonomía y desarrollo', se debe recordar que guiando a los/las hijos/as en el aprendizaje de los hábitos de autonomía no solamente conseguimos el aprendizaje de los mismos sino que, además, les ayudamos a potenciar otras áreas del desarrollo.

Puedes leer más artículos similares a Cuándo empieza un bebé a ser más independiente, en la categoría de Etapas de desarrollo en Guiainfantil.com.