Refranes para niños

Proverbios populares para explicar a los niños valores

Leer

Perro ladrador, poco mordedor. Refranes para niños

Perro ladrador, poco mordedor.

Este refrán para niños nos enseña que debemos tener cuidado del que está en silencio, porque el que suele protestar en alto es el que no suele actuar con mala conciencia.

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Refranes para niños

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.

Uno de los refranes para niños más repetido por las madres. No seas perezoso, cuanto te quites la tarea que debes hacer de encima mucho mejor. Mañana puede que te cueste más que hoy.

El camino más largo comienza con un paso. Refranes para niños

El camino más largo comienza con un paso.

Este refrán para niños habla de la superación personal. No importa lo difícil que sea el camino, si vas andando poco a poco y sin rendirte, llegará a cualquier parte.

A caballo regalado no le mires el dentado. Refranes para niños

A caballo regalado no le mires el dentado.

Un refrán muy acertado para que los niños no sean desagradecidos. Si alguien te hace te hace un regalo, debes estar agradecido, te regalen lo que te regalen

Más vale pájaro en mano que ciento volando. Refranes para niños

Más vale pájaro en mano que ciento volando.

Un refrán para niños que todos deberíamos aplicarnos. nos explica que cuando tengas una cosa que quieras, agárrala con fuerza y no pierdas el tiempo en sueños que puedan escaparse de tus manos.

No todo lo que brilla es oro. Refranes para niños

No todo lo que brilla es oro.

Hay cosas o personas que nos pueden deslumbrar en un principio, pero si buscas un poco más en el interior encontrarás que no son tan buenas como pensabas. Un refrán para que los niños no se queden en la superficie de las cosas.

De grano en grano llena la gallina el buche. Refranes para niños

De grano en grano llena la gallina el buche. 

Este refrán nos quiere decir que no desesperes porque no puedas tener lo que quieras al momento. Poquito a poco se pueden conseguir grandes cosas.

El error de otro no justifica el mío. Refranes para niños

El error de otro no justifica el mío.

Este refrán para niños mos explica que no debes escudarte para cometer errores en que los demás también los cometen.

A buen entendedor pocas palabras bastan. Refranes para niños

A buen entendedor pocas palabras bastan.

Con este refrán nos dicen que el que sabe comunicarse con acierto, no necesita dar demasiadas explicaciones.

Zapatero a tus zapatos. Refranes para niños

Zapatero a tus zapatos.

Uno de los refranes más acertados para el comportamiento de imitación de los niños. No te fijes en el del al lado, ni envidies lo de otros. Céntrate en tu popio trabajo y lo harás mejor que si pierdes el tiempo fijándote en lo que hacen otros.

El que mucho abarca poco aprieta. Refranes para niños

El que mucho abarca poco aprieta.

Con este refrán los niños pueden aprender que no quieras hacer demasiadas cosas a la vez, porque entonces no podrás hacer ninguna bien.

El que se pica ajos come. Refranes para niños

El que se pica ajos come.

Este es uno de los refranes más usado con los niños. Nos quiere decir que no debes enfadarte con los demás por cosas sin importancia. No compitas contra alguien a que no está compitiendo contigo o el problema será solo tuyo.

Se cosecha lo que se siembra. Refranes para niños

Se cosecha lo que se siembra.

Este refrán nos enseña a que los niños no siembren la discordia, ni el mal, porque puede que algún día se vuelva en tu contra. Si por el contrario siembras buenos actos, estos te serán devueltos de alguna manera.

Barriga vacía no tiene alegría. Refranes para niños

Barriga vacía no tiene alegría.

Este refrán para niños nos dice que el hambre es una mala consejera, y alguien con hambre no puede ser feliz. Es una necesidad básica y primodial para vivir.

En boca cerrada no entran moscas. Refranes para niños

En boca cerrada no entran moscas.

Uno de los refranes para niños que más deben poner en práctica. Nos quiere decir que no debemos hablar demasiado de los demás, ya que podemos tener una sorpresa desagradable.