Lo bueno y lo malo de ser hijo único

Ventajas e inconvenientes de ser hijo único

Entre el 20 y el 30 % de los padres del mundo deciden tener un solo hijo. Las razones pueden ser de lo más diversas: desde la separación de los padres, pasando por una economía más desahogada, esterilidad, trabajo… hasta la prohibición de tener más de un hijo en países como China.

Siempre ha habido controversia sobre los beneficios o no de ser hijo único. Hay varios estudios que avalan que realmente lo que pensábamos sobre ellos no es cierto. Los hijos únicos no tienen porqué ser más consentidos, más egoístas, ni más dependientes, sino que estas condiciones se dan en función de la educación que queramos darle a nuestro hijo.

Sí, hay características que parecen que se suelen repetir, pero que no se dan siempre. En Guiainfantil.com te contamos cuales son las ventajas y los inconvenientes de tener un hijo único.

Lo bueno de ser hijo único

Ventajas e inconvenientes de ser hijo único

- Es económicamente mucho más desahogado.

- Podrá hacer aquellas actividades que le gustan y, por lo general, suelen estar mejor preparados a nivel académico, ya que a menudo están más estimulados por los padres.

- Maduran más rápido, ya que se relacionarán más tiempo con adultos.

- Suelen tener buenas amistades y conservarlas más tiempo. Sus amigos resultan muy importantes para él.

- Estarán más apegados a ti.

- Suelen tener un carácter más fuerte y una mayor autoestima.

Lo malo de ser hijo único

- Los padres suelen ser muy exigentes con ellos, suelen sentirse más presionados, y tienen más temor al fracaso.

- Suelen ser más controladores, ya que son ellos los que mandan en todo momento en los juegos o en sus juguetes, y les cuesta más aceptar las normas impuestas por los demás.

- Están acostumbrados a ser el centro de atención y suelen reclamarlo constantemente.

- No tienen buena tolerancia a la frustración.

- Se aburren fácilmente y dependerá más de ti.

- Suelen ser más solitarios.

- Te costará más separarte de él cuando crezca.

- Tienen menos apoyos cuando sus padres tienen problemas.

Si has decidido que solo vas a tener un hijo, no te preocupes, no es algo contraindicado para él, tan solo tienes que tener un poco más de cuidado con no mimarle demasiado.