Cocina divertida con huevos para niños

Recetas curiosas y divertidas para que los niños coman huevos

Leer

Tortuga con cabeza de huevo para niños

Una receta divertida y muy curiosa para que los niños coman huevo de una forma creativa e imaginativa.

Ellos pueden elaborar esta tortuga utilizando huevo cocido para la cabeza, puré de patatas para el cuerpo, salchichas para las patas, y luego aceitunas y rodajas de pepino para los ojos y un trocito de pimiento rojo para la boca. ¿Qué te parece?

Cara sonriente con huevos y bacon para niños

Esta propuesta es de lo más sonriente para los niños. Para hacer esta carita, solo tienes que freír dos huevos, cuidando para que las yemas estén juntas, y luego freír una loncha de bacon y usarla como una boca. Una receta que le encantará a los niños por su sencillez y creatividad.

Canapés de ratones hechos con huevos para niños

A los niños les encantan los aperitivos. ¿Y qué mejor idea que hacerles este divertido y curioso canapé de ratoncitos hechos de huevos, sobre cama de tomates, salchichones y lechuga?

Una idea muy sencilla para elaborar con los niños, para la merienda o la cena. Una receta fácil y muy recomendada para que los niños den sus primeros pasos en la cocina.

Ensalada con ratones de huevo para niños

Esta divertida ensalada es muy sencilla y fácil de preparar con los niños. Solo necesitarás de huevos cocidos, lonchas de queso (del que más le guste a tu hijo), lechuga y poco más.

Esta receta de ensalada con ratones de huevos se convertirá en el plato preferido de tus hijos. Ya verás...

Ojos de gato con huevos fritos para niños

Esta receta de ojos de gato con huevos fritos es una buena idea para que los niños aprendan a freír huevos. Con la supervisión de un adulto, los niños pueden freír dos huevos y luego usarlos como grandes ojos para este plato.

Luego, solo tendrán que añadir la nariz, los bigotes y punto. ¿Te animas a hacerla?

Pinchos de setas con huevos para niños

Para esta receta de pinchos de setas con huevos y tomates cherry, solo necesitarás huevos de cordoniz cocidos, tomates cherry y algunos palitos de madera.

Una receta ideal para la comida, la cena o de aperitivo para los niños. Cocina divertida para niños.

Pirata con huevos para el desayuno de los niños

Dibuja con tu hijo este divertido pirata en su plato de comida. Para ello, necesitaréis un huevo frito, una rebanada o tostada de pan, hojas de lechuga, una taza de café o de chocolate, y ketchup para hacerle la boca.

A los niños les encantará desayunar esta divertida y completa receta con cara de pirata.

Receta de setas de huevos y tomates para niños

Una curiosa receta para que los niños empiecen a comer huevos. Divertidas setas hechas con huevos y tomates, pintadas con mahonesa, para que los niños puedan dar sus primeros pasos en la cocina.

Para ellos, necesitarás huevos de cordoniz cocidos, tomates cherry, mahonesa y una cama de hojas verdes.

Pollitos de huevos rellenos para los niños

Qué carita más graciosa tienen estos pollitos, ¿verdad? Para que los niños preparen esta divertida receta, necesitarán de huevos cocidos, clavos, y un trocito de zanahoria. Primero, deben cocer los huevos y quitarles un trozo para el sombrero, luego sacar las yemas y mezclarlas con algo de puré de patatas.

Enseguida, rellenar el huevo con la mezcla de yemas, poner la parte de arriba, y hacer los ojos con clavos y la nariz con un trocito de zanahoria.

Un sonriente pulpo de huevo para los niños

Con un huevo cocido, trozos de tomate y de pepino, y una hojas de lechuga picadas, puedes elabora con tus hijos esta divertida y curiosa receta de cocina divertida.

A nosotros nos parece un pulpo sonriente. ¿Y a vosotros?

Corazones de huevo para los niños

Para elaborar esta receta, los niños necesitarán la ayuda de un adulto, ya que tendrán que freír huevos y salchicha. Para hacerla, solo necesitarán de salchichas, huevos y una sartén.

Se corta la salchicha por la mitad y luego, con la ayuda de unos pequeños palillos se le da la forma de un corazón. Llevar el corazón a una sartén y al momento que empiece a hacerse, añadir un huevo en su centro. ¿Te parece fácil?

Gallos de huevos para la comida de los niños

¿Has visto alguna vez unos gallos tan bonitos y graciosos como estos? Esta deliciosa y divertida receta es ideal para que los niños empiecen a comer huevos. Para hacerla solo necesitarán huevos cocidos, trocitos de pimientos rojos y clavos.

Primero se coce el huevo, luego se lo corta por la mitad, quitando la yema. Picar bien las yemas y usarlas para rellenar el huevo. Enseguida, cortar el pimiento rojo en forma de cresta y pico, y añadirlos a nuestro gallo.

Cerdo hecho con huevos para niños

Qué cerdito más simpático, ¿verdad? pues es muy fácil de hacerlo con los niños. Solo necesitaréis de huevos cocidos, una trocito de zanahoria cocida, y clavos. Cocer el huevo, luego cortarle la base para que se pueda estar de pie, y con este trocos, hacer dos orejitas.

Luego, con la ayuda de clavos, sujetar el troco de zanahoria para el focino y hacer los ojos. Se puede pegar las orejas con mantequilla o con mahonesa.

Erizos de huevos rellenos para los niños

Esta divertida propuesta de comida con huevos será un éxito entre los niños. Para ello, necesitarás huevos cocidos, cebollinos, y un poco de puré de patatas. Se cocen los huevos, luego los cortas por la mitad a lo largo. Se retiran las yemas y las mezclas con un poco de puré de patatas para formar una pasta.

Con esta pasta se rellena los huevos, se ponen ojos con trocitos de pimientos rojos y tanto la nariz como los espinos serán de cebollinos. ¿Te animas?

Cara de huevos y salchichas para niños

Una salchicha o un chorizo para la boca, dos huevos fritos para los ojos, y un triángulo de queso (del que más le guste a tus hijos) para la nariz y ya está.

Con tan solo estos ingredientes, se puede montar esta simpática y exquisita carita. Invita a tus hijos a hacerla tanto para el desayuno, la comida o la cena. ¿Te parece?

Pollitos de huevo en nido de espaguetis con queso

Estos pollitos de huevo llenarán los ojos de tus hijos. Son divertidos, tiernos y muy simpáticos, ¿verdad? Para elaborarlos, solo necesitaréis de dos huevos cocidos, espaguetis y queso en tiras, además de trocitos de aceitunas y zanahorias para los ojos y el pico de los pollitos. ¿Te animas a hacerlos con tus hijos?

Receta de nido de pasta con pollitos, paso a paso, AQUÍ