Instinto maternal de los animales

Instinto maternal de los animales

Leer

El instinto maternal para los zorros

Aprender de mamá es la forma que tienen los niños de descubrir el mundo, y mediante la imitación van conociendo todo lo que necesitan. Este cachorro de zorro, protegido por su madre, aprende a tantear el terreno.

Tigre Blanco con su cachorro

Las madres tigre cuidan solas de sus cachorros. Buscan un lugar para dar a luz y cuidan de ellos hasta que son adultos. Hasta que pueden valerse por sí mismos, las mamás tigre se ocupan de conseguirles comida y protegerlos.

Yegua paseando con un potrillo

Los caballos son animales vistosos y elegantes, a los que nos gusta ver en movimiento. Las yeguas se ocupan con mucho cariño de los potrillos, ayudándoles a ponerse en pie para pasear por el campo.

Primeros pasos de una cría de cabra

Los primeros pasos de un bebé son un momento muy especial, y lo mismo ocurre entre los animales. Las mamás cabra también observan a sus crías para ayudarlas a der este primer paso tan importante.

Un pequeño elefante con su madre

Los niños aprenden muchos de sus comportamientos a través de la repetición, y lo mismo ocurre en los animales. Igual que las niñas juegan a ponerse los zapatos de su madre, seguro que este pequeño elefante desearía tener ya el tamaño de su madre.

Madre cebra acaricia a su cría

El cariño y contacto entre madré y bebe es una experiencia única. También los animales saben, por instinto, lo necesarias que son estas caricias, como demuestra esta madre cebra con su cría.

Cría de foca con su mamá

Cuando los animales nacen ocurre que, al igual que los bebés, al principio no tienen muy desarrollado de la vista. Pero algunos, como esta pequeña foca, no tiene que preocuparse, ya que gracias a sus simpáticos bigotes puede percibir la presencia de su madre por el olfato.

Madre conejo alimentando a su bebé

Las madres siempre se preocupan por la alimentación de sus hijos, clave para que tengan un crecimiento sano. Por eso esta madre conejo ofrece a su cría un trocito de lechuga.

Parto acuático de las mamás delfín

Entre las embarazadas es cada vez más habitual el parto acuático, una tendencia que imita a la de las hembras de delfín, uno de los pocos mamíferos acuáticos. Esta mamá disfruta ya de su cría de delfín en el agua.

Mamá gata lamiendo a su gatito

Los gatos son animales muy meticulosos en su limpieza, y las gatas que se convierten en mamás no iban a ser menos. Lo primero que hacen al dar a luz es lamerlos, porque además asílos impregna de su olor para reconocerlos.

Crías de guepardo con su madre

Los guepardos son los animales terrestres más veloces, pero cuando nacen los cachorros están tan indefensos como los de otras especies. Por eso las mamás se ocupan de protegerlos hasta que son lo bastante grandes para desenvolverse solos

Mamá hipopótamo acariciando a su cría

Los hipopótamos se mueven entre el agua y la tierra, y por eso son uno de los pocos mamíferos que dan a luz bajo el agua. Cuando la mamá hipopótamo tiene a su cría le da todo su cariño acariciándola con la cabeza.

Una jirafa se inclina para atender a su cría

Las jirafas se caracterizan por su largo cuello y su gran altura, y así, ¿cómo pueden cuidar de sus crías? Por suerte el instinto maternal es lo más fuerte y esta madre jirafa encuentra la forma de acercarse a su cría para atenderla.

Koala con su cria trepa a los árboles

Seguro que los koalas son uno de los animales más queridos. Su aspecto dulce e inofensivo encaja con el cariño que demuestran las madres koala con sus crías. Como viven en los árboles, enseñan a sus bebés a agarrarse para poder trepar con comodidad.

Una llama dando un beso a su cría

A pesar de que los seres humanos nos creamos la única especie capaz de demostrar cariño, lo cierto es que el instinto maternal de muchos animales les empuja a acariciar y dar besos a sus crías, como ocurre con esta llama.

Gata y gatito durmiendo la siesta

Dormir la siesta es vital para el desarrollo de los bebés, y también de los animales. Los gatos pueden llegar a dormir gran parte del día, como hace esta madre gata abrazada a su gatito.

Los monos cuidan de sus crías

Los monos son una de las especies que más se acerca al ser humano, especialmente por su forma de vivir en sociedad. Los monos forman familia y cuidan con mucho cariño de sus descendientes, abrazándolos como cualquier madre con su bebé.

Mamá atenta ante el peligro de sus perritos

Los adultos, ya sean humanos o animales, siempre están atentos a los posibles peligros para los 'peques'. Por eso esta mamá pastor alemán vigila todo a su alrededor mientras sus cachorros juegan y se divierten.

Oso panda jugando con su madre

El juego es muy importante en el desarrollo de los niños, les ayuda a aprender y desarrollarse física y psíquicamente. Por eso es importante colaborar en los juegos de los niños, como hace esta mamá con su cachorro de oso panda.

Tiernas caricias de una oveja a su cría

Las ovejas están muy presentes en la decoración infantil, por su aspecto suave y blandito. La misma ternura desprenden en la realidad, como podemos ver son esta mamá que acaricia suavemente a su cría.

Perrito durmiendo bajo la mirada de su madre

El sueño de los niños es importante para su crecimiento, y también para los animales. Igual que nosotros vigilamos a los bebés cuando duermen hace está mamá con su perrito, al que no le quita el ojo de encima.

Mamá rinoceronte ayuda a su cría a caminar

Incluso los animales de aspecto más duro nos descubren tiernos momentos gracias al instinto maternal que compartimos. Esta mamá rinoceronte ayuda a su bebé a levantarse y dar sus primeros pasos.

Mamá tigre transportando a su cachorro

Los tigres son animales fuertes y rápidos, pero cuando aflora su instinto maternal puede convertirse en una madre llena de ternura. Con mucho cuidado, las tigresas transportan a sus cachorros en la boca, sin hacerles ni un rasguño.

Monito en brazos de su madre

La protección de los hijos es una parte importante del instinto maternal que compartimos humanos y animales. Esta mamá mono abraza a su cría con mucho cuidado y cariño, lo que le da sensación de protección y ayuda a su desarrollo.

Un baño para mamá y sus ositos

La hora del baño es muy divertida para los niños. Pueden chapotear a gusto y jugar, aunque para los padres pueda ser un poco caótico. Los animales también disfrutan de baños al aire libre, como está mamá osa con sus cachorros.