Cuento del Hombre de jengibre con moraleja

Vilma Medina

Cuento del Hombre de jengibre con moraleja

Érase una vez una anciana que preparó una galleta de jengibre con forma de hombre, al abrir el horno para sacarla, ésta salió corriendo. Un pato, un cerdo, un cordero y la anciana corrieron tras él para comerlo pero no le alcanzaron. Finalmente un zorro astuto logró, mediante artimañas, comérselo.

Moraleja: No siempre se gana y siempre habrá alguien más listo que intentará salirse con la suya.

Lee el cuento completo de El Hombre de Jengibre