3. Masajea las piernas del pequeño

3. Masajea las piernas del pequeño

Masaje las piernas de tu bebé, con movimientos de abajo a arriba y de arriba abajo desde los muslos hasta los tobillos. De esta forma favorecerás la circulación sanguínea al tiempo que estimularás su crecimiento óseo.