Heridas. Rozaduras en los codos

Heridas. Rozaduras en los codos

Las rozaduras son las heridas menos graves, porque suelen ser más superficiales que otras. Se tratan de desprendimientos de las capas superficiales de la piel que dejan al descubierto vasos sanguíneos de pequeño calibre, y como consecuencia producen una pequeña hemorragia capilar.

Los codos, así como las rodillas, son los lugares donde más los niños presentan rozaduras, ya que en una caída, son los lugares que los pequeños usan para apoyarse. Para tratar este tipo de herida, basta con limpiar bien el local con agua y jabón o agua oxigenada, y luego aplicar una capa de mercromina para evitar que se infecte.