Consejos de Feng-Shui para bebés

Los beneficios del Feng-Shui en la habitación del bebé

Ana PostigoConsultora de Feng Shui

Ana Postigo, naturópata colegiada y consultora experta en Feng-Shui, en una entrevista concedida en exclusiva a GuiaInfantil.com nos habla de los beneficios del Feng-Shui en la decoración de la habitación del bebé.

El Feng-Shui es una ciencia china con muchísimos años de antigüedad, que ya era usada en los tiempos de los Emperadores chinos para conseguir prosperidad, salud y bienestar. Significa literalmente "viento y agua". Los espacios tienen que tener ambas energías o CHI deben ser armónicos para que todo vaya bien. Es la ciencia de la ubicación, de colocar y disponer los muebles, los colores y las habitaciones de la casa de modo que fluya la energía de forma sinuosa y armónica. Se le llama también la acupuntura del espacio.

La energía del Feng Shui en la habitación del bebé

Feng Shui para habitaciones de bebés

¿Qué beneficios tiene el Feng-Shui para los niños?
Tiene muchos beneficios para los niños, puesto que ellos están representados por el elemento Madera, que es uno de los 5 elementos chinos. La madera tiene que ver con el crecimiento, por lo tanto con los niños. Tener sus habitaciones neutralizadas con Feng-Shui asegura que ese niño va a crecer mejor, más sano y más seguro, sin influir para nada en la propia personalidad del niño. El Feng-Shui no es algo mágico, pero sí ayuda a minimizar los pequeños problemas que ellos pueden tener, y aumenta la energía, que llamamos CHI, para que su vida sea más feliz.

¿Qué colores deben predominar en las paredes y en el mobiliario? ¿Se deben hacer distinciones entre niño o niña?
Los colores neutros son los más adecuados. No podemos confundir colores neutros con tonos pastel. No es lo mismo. Los colores neutros son los colores blanco roto, blanco hilo, color lino, beis clarito o tonos piedra muy claros. Estos son los colores más adecuados para las paredes y el mobiliario. Luego, pueden usarse motivos infantiles para decorar con grecas o dibujos. Poner los típicos colores para niño o niña es más arriesgado, puesto que los colores representan a los 5 elementos chinos y pintar la pared con tonos que no sean neutros es como una especie de lotería. Por otro lado, estos tonos neutros evitan hacer distinciones entre niños y niñas. Una cosa es vestirlos de rosa o de azul y otra tener que decorar sus cuartos igual.

¿Es conveniente situar un sillón de lactancia en la misma habitación del bebé o conviene darle de comer en otro sitio?
El tránsito del útero materno a la vida actual tiene que ser lo más suave posible y, por ello, colocar un sillón de lactancia en el dormitorio del bebé es lo más adecuado, desde el punto de vista del Feng-Shui. Amamantar al bebé en su propio dormitorio es lo mejor. Conviene evitar el salón, la cocina, desde luego, el cuarto de baño. Dar de mamar al bebé su propio dormitorio ayuda a que el bebé esté tranquilo en sus primeros meses de vida.

¿Cómo debemos distribuir los muebles en la habitación del bebé?
La habitación del bebé tiene que ser lo más serena y sencilla posible. Una vez que la cunao el moisés queden bien orientados, pondremos el resto de los muebles auxiliares del modo más práctico y conveniente para los papás y ello dependerá de las características del propio cuarto.

¿Dónde debemos colocar la cuna en la habitación, según el Feng-Shui?
El elemento primordial es la cuna, que tiene que ir siempre con su cabecera hacia una pared sólida. Nunca debe ponerse debajo de una ventana o con los pies del bebé hacia la puerta. A nivel inconsciente, da problemas de inseguridad, que un bebé expresará llorando. La posición ideal es alejarla de la ventana y no colocarla hacia una puerta. El bebé tiene que sentirse protegido. El moisés, cuando es muy chiquitín, es lo más adecuado, ya que en una cuna grande puede estresarse y "perderse" dentro. Ellos están acostumbrados al útero materno y un cuco o un moisés es lo mejor en los primeros meses de vida.

¿Cuáles son los errores más frecuentes que cometemos los padres a la hora de decorar la habitación de los bebés?
Solemos abarrotar la habitación de juguetes, peluches y adornos que nada tienen que ver con la edad del bebé. También pintamos las paredes con tonos chillones o llamativos, que aunque son yang o expansivos, no son necesariamente adecuados para un bebé. Decoramos bajo nuestro prisma, bajo lo que entendemos como decoración infantil, sin tener en cuenta la energía que mueven los bebés.

¿Cómo podemos subsanar estos errores, desde el punto de vista del Feng-Shui?
La habitación del bebé tiene que ser serena e ir adecuándose a la edad cronológica del niño. Cuando va creciendo, hay que ir desprendiéndose de aquellos adornos u objetos que ya no son propios de la edad que tiene, ya que simbólicamente retienen su crecimiento. Lo que podemos hacer y no nos confundiremos, es redecorar la habitación del niño en tonos neutros y con una decoración serena, que no le resta elegancia ni diversión.

Marisol Nuevo.