Ideas para decorar la pared de la habitación del bebé

Elementos decorativos para las paredes en habitaciones infantiles

Yolanda Corbillón BelloDecoradora

Para decorar las paredes en la habitación del bebé disponemos de una gran variedad de elementos que nos van a facilitar la tarea. El problema viene a la hora de elegir qué vamos a colocar y como disponerlo para que no resulte recargado ni excesivamente 'soso'.

Elementos para decorar la habitación del bebé

Decorar las paredes de la habitación del bebé

Estos son algunos de los elementos decorativos que podemos utilizar en una habitación infantil:

- Cuadros: puedes elegir entre los que ya están realizados o adquirir láminas que luego puedes enmarcar. La temática es muy amplia: animales, figuras infantiles, letras, números… Puedes disponerlos de manera geométrica o de manera asimétrica. Si prefieres hacerte una idea de cómo va a quedar te aconsejo que elabores unas plantillas de papel del tamaño de los cuadros y juegues con ellas. Hay ideas muy originales para realizar cuadros: puedes enmarcar sus primeros calcetines, o alguna prenda de ropita que sea muy especial, incluso la huella de su piececito o su manita.

- Siluetas: las hay de madera o de resina y pueden ser personalizadas. Incluso si te gustan las manualidades puedes decorarlas tu mismo. Los personajes pueden ser animales, niños o niñas representando una profesion, estrellas, mariposas, nubes…También las puedes combinar creando bonitas escenas.

- Vinilos: realizados expresamente para habitaciones de bebé y que pueden estar formados por una lámina que colocarás en la posición elegida o por diferentes figuras que puedes repartir para crear tu propia composición. 

- Murales: hay profesionales dedicados a pintarlos directamente sobre la pared. Eliges la temática y ellos te hacen un dibujo personalizado que seguro harán del dormitorio de tu bebé un lugar único.

- Nombre del bebé: en madera, metacrilato, tela, lana… decorar con el nombre de tu bebé está de moda. Incluso lo puedes realizar tú mismo siguiendo sencillos pasos. Elige los materiales, haz las plantillas y pon manos a la obra. Las letras pueden variar en colores dando movimiento al diseño o acompañarlas de otras figuras que harán que esa pared sea el centro de atención de la habitación de tu bebé.

Como ves las posibilidades son numerosas. ¿Por cuál te decides?