Celebramos el Día Internacional de la Alfabetización

Resulta una paradoja que mientras en algunas sociedades estamos compitiendo por el acceso a la tecnología más avanzada a velocidad de crucero, existan en el mundo todavía 870 millones de analfabetos, de los cuales 500 millones son mujeres.

A ellos, se suman los 113 millones de niños y niñas que no tienen acceso a la educación. Y es que no saber leer y escribir aumenta las desigualdades sociales, sobre todo las de género, ya que son las mujeres las más perjudicadas de esta ecuación.

¿Basta con saber leer y escribir?

Día Internacional de la Alfabetización

Uno de los grandes desafíos que permanecen todavía a nivel mundial es la alfabetización de las mujeres, marginadas históricamente del acceso a estos conocimientos. Sin embargo, la experiencia ha demostrado que la inversión en la educación de las niñas y la consiguiente capacitación de las mujeres se traduce directamente en una mejor nutrición, salud y rendimiento económico para sus familias, sus comunidades y, por último, para sus países. De hecho, resulta más eficaz incluso que la inversión en educación masculina.

El logro de la alfabetización básica en una sociedad es un objetivo importante. Saber leer y escribir permite a cada uno de los niños y niñas de un país desarrollar un papel importante en la vida social y económica de esa sociedad. Leer y escribir parece una frase sencilla, pero va más allá de esa simplicidad. Significa saber rellenar un formulario, interpretar un artículo de un periódico o usar los números en la vida cotidiana para rellenar un cheque. ¿Qué va a pasar ahora con todos los niños que no aprendan a manejar un ordenador? ¿Será un impedimento para su desarrollo? Un pedagogo brasileño, Paulo Freire, dijo una frase muy elocuente que todos deberíamos tener presente: "la alfabetización es más, mucho más que leer y escribir. Es la habilidad de leer el mundo, es la habilidad de continuar aprendiendo y es la llave de la puerta del conocimiento". Hoy precisamente, que se celebra el Día Internacional de la Alfabetización, desde el año de 1967, es un buen día para recordarlo.

Actualmente, una de cada seis personas no sabe leer ni escribir en el mundo. Por ello, las Naciones Unidas han nombrado a la década 2003-2012 como el "Decenio de la Alfabetización". Así, se considera que cuando más de 90 por ciento de la población adulta de una nación está alfabetizada, se ha alcanzado la alfabetización universal o casi universal y cuando el 70 por ciento de la población ha sido alfabetizada, se considera que el proceso es irreversible, ya que cualquier persona analfabeta sentirá la necesidad de adaptarse al medio en donde predominan las personas alfabetizadas.

Me parece importante también recordar hoy una frase de la UNESCO, que he recogido y que dice así: "un mundo alfabetizado no es simplemente un mundo donde la población sabe leer y escribir, sino donde la educación es uno de los medios por excelencia que sirve para potenciar las capacidades humanas y ponerlas al servicio del progreso y el bien común". Hoy, Día Internacional de la Alfabetización, la UNESCO insta a los gobiernos, instituciones educativas y a la sociedad civil a priorizar y luchar contra el analfabetismo, que es el resultado, en buena medida, de las reestructuraciones económicas de los países que se acompañan de una disminución de gastos por habitante para la educación básica.

Me parece imprescindible continuar con los esfuerzos que se han venido realizando en los últimos 80 años para erradicar el analfabetismo, a partir de una acelerada escolarización para la mayoría de las niñas y los niños en el mundo. Generalmente, los analfabetos son las personas con más carencia de recursos económicos y menos posibilidades de encontrar un trabajo digno para sobrevivir. Estas condiciones aumentan las desigualdades sociales entre la población y disminuyen la calidad de vida de sus habitantes.

Marisol Nuevo.