Enseñar la perseverancia a los niños

Enseñar la perseverancia a los niños

La perseverancia supone un esfuerzo continuo y constante. Supone buscar soluciones a los posibles problemas con los que se irá encontrando el niño con el paso de los años.

Supone un valor fundamental para que consiga todo lo que se proponga y obtenga los resultados más aproximados. Así, los niños tienen que ser perseverantes desde que cuentan con unos pocos meses y tiene que luchar por mantenerse en pie hasta que van al colegio y tienen que estudiar y esforzarse para superar cada curso examen.