Jugar con la ducha durante el baño

Jugar con la ducha durante el baño

Si se dispone de una ducha, el bebé pronto aprenderá a manejarla, a regarse él mismo la carita, la cabeza y su pelo, como también a probarse el agua. Le proporcionará mucho placer y diversión. Un estímulo a su tacto y paladar.