Homeopatía para combatir la enuresis infantil

Cómo tratar la enuresis de los niños con homeopatía

Muchos niños no pueden controlar el pis durante la noche y eso supone algunos problemas familiares. Las familias no saben muy bien cómo hacer frente a la enuresis infantil y se debaten entre buscar un tratamiento médico o esperar que se pase solo. Sin embargo, lo ideal es actuar cuanto antes y la homeopatía puede ayudar a evitar la enuresis.

Tratándose de enfermedades infantiles o de problemas de los niños siempre preferimos buscar tratamientos más naturales, menos agresivos y con menos efectos secundarios que los que nos proponen desde la medicina convencional. Por eso dirigimos la mirada hacia los tratamientos homeopáticos que también pueden tratar la enuresis infantil.

Tratamientos homeopáticos para la enuresis infantil

Niño se tapa en la cama con sábana

Cuesta mucho tiempo y bastante entrenamiento conseguir quitarle el pañal a un niño. Se considera todo un hito en el desarrollo infantil, pero toda la alegría puede venirse abajo cuando descubres un buen día que el niño, de repente, no ha podido controlar el pis mientras dormía. ¿Se trata la enuresis de un problema médico?

En la mayoría de los casos la enuresis infantil tiene un origen psicológico. Así que, mientras se descubren las causas de la incontinencia del niño podemos probar con ciertos remedios homeopáticos como el Cypressus, la Belladona o la Sepia. Hay que tener en cuenta que todos estos tratamientos que nos propone la homeopatía llevan un tiempo antes de comprobar su eficacia.

En cualquier caso, cuando un niño empieza a mostrar síntomas de incontinencia o enuresis hay que llevarlo al pediatra. Será cuando el pediatra descarte un problema médico cuando podemos llevarlo a un especialista en homeopatía para que estudie su caso concreto y pueda encontrar el mejor remedio para la enuresis.

Qué hacer en un caso de enuresis infantil

Es muy importante tratar la enuresis infantil con naturalidad y sin dramatismos. Al fin y al cabo, no deja de ser un problema frecuente entre los niños. Pero tampoco podemos pasarlo por alto, ya que seguramente tenga un origen psicológico. Si ha habido cambios en el entorno familiar, como la llegada de un nuevo hermanito o el niño se enfrenta a una nueva etapa, como el comienzo del colegio, es muy posible que ocurra un episodio de enuresis.

En ningún caso hay que regañar al niño por no haber podido aguantar el pis. Tal vez se trate de un problema de terrores nocturnos o, simplemente, ni se ha dado cuenta. Hablar con el niño y proponerle retos divertidos para que vuelva a controlar la orina, son los métodos más indicados para tratar este problema. Y si la enuresis persiste durante mucho tiempo, puede que el niño necesite ayuda psicológica para encontrar la causa.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com